Twin Peaks

En abril de 1990, David Lynch y Mark Frost abrieron un nuevo mundo para la televisión, cambiando completamente el contenido de la llamada caja tonta, que hasta entonces estaba regida por series y programas familiares para entretener. Ese mundo nos trasladaba a un lugar mágico, lleno de paisajes agradables, en un lugar en el que pensarías que solo podría haber felicidad entre su gente. Un pueblo especial que lo tenía todo, el olor de los abetos Douglas, la dulce tarta de cereza, el café de RR, unas cascadas que no tenían que envidiar a las del Niágara, sus particulares habitantes, pero….¿Realmente era así? Con la aparición del cadáver de Laura Palmer, cambiaba el comportamiento del pueblo haciendo desaparecer las máscaras que ocultaban el mal que habitaba.

Twin Peaks no era un lugar de luces, sino más bien de sombras, que mostraban el auténtico comportamiento del ser, donde las drogas, la prostitución y el abuso se muestran como los principales desencadenantes de la reencarnación del mal. Todo este mundo perverso salía de la mente de David Lynch con la ayuda de su amigo Mark Frost, y hacía esperar impaciente al espectador cada semana, para conocer quien fue el asesino de Laura Palmer. El objetivo inicial era desconocer el asesino de Laura para centrarse en más en los misterios del pueblo, pero debido a la fuerte presión de los productores de ABC, la serie tuvo que adelantar quién era el asesino en los 10 primeros capítulos de la segunda temporada, tras este capítulo, David Lynch se despediría para centrarse en la realización de Corazón Salvaje, por la que llegó a ganar la Palma de oro en Cannes. En esa segunda mitad de la segunda temporada (la que considero como una tercera temporada), había un cambio de tono, desaparecía el suspense, dando lugar a una ronda de culebrones románticos que introducía nuevos personajes sin demasiado interés. Todo esto cambió en sus cuatros últimos episodios, donde David Lynch volvió a centrarse en la serie para rodar el último episodio, un último episodio que a pesar de dejar a la serie con un final abierto, consiguió crear uno de los mejores momentos que ha dado la televisión, provocando el cierre de la habitación roja en junio de 1991.

Al año siguiente se estrenaba la película El fuego camina conmigo, que relataba los últimos días de vida de Laura Palmer y en la que se destacaban sobre todo sus trapos sucios, repitiendo con una pequeña parte del elenco. La película fue recibida con críticas tibias, seguramente por la gente que esperaba soluciones para algunas preguntas que se quedaron en el aire, pero conforme va pasando el tiempo, esta precuela va ganando más adeptos que la han llevado a convertirse en un título culto.

En 1992, Twin Peaks decía adiós definitivamente, dejándonos un gran vacío en nuestros corazones cinéfilos y seriéfilos. Durante todo este tiempo, se dispararon con frecuencia varios rumores sobre su posible retorno, volver a ver los abetos Douglas, a las tartas de cereza, a El gran hotel del Norte, a los aserradores, a la impecable belleza de sus jóvenes, a los enanos que bailan hablando al revés, a gigantes informadores y a la oscuridad que se cernía sobre el pueblo. 23 años de rumores hasta que el lunes día 6 de octubre de 2014 sucedía lo siguiente:

David Lynch y Mark Frost confirmaban a través de la red social la vuelta de Twin Peaks para 2016 en la cadena Showtime, coincidiendo con los 25 años que le decía Laura Palmer al Agente Cooper en la habitación roja. No será un reboot, ni tampoco un remake, sino una continuación en el presente que nuevos personajes con la misión de despejar algunos misterios. Queda la duda si la mayoría del elenco volverá a reunirse, cosa que quedará en el aire hasta su emisión. Así que en 2016, volveremos a oler los abetos Douglas, a comernos las deliciosas tartas de cereza y adentrarnos de nuevo en la logia negra, pero la pregunta es… ¿La habitación roja ha estado siempre cerrada? Os contestaré: NO.

Desde que echara el cierre en 1991, Twin Peaks siempre ha estado entre nosotros, como un ente espiritual que ha estado flotando desde siempre en el mundo de la televisión, influenciando a numerosas series, y llegando a construir una atmósfera común o episodios enteros homenajeando a Twin Peaks con la música de Angelo Badalamenti, las montañas, y la señal más identificativa de todas, la habitación roja. No solo ha estado flotando en la televisión, sino también en videojuegos, que gracias a la serie han llegado a crear nuevos desarrolladores que a día de hoy, se han convertido en los mejores del medio como Sam Lake, creador de la trilogía Max Payne.

En este artículo, vamos a reunir todos los homenajes posibles que Twin Peaks ha influido en la cultura pop, algunos son muy conocidos y otros sin embargo son desconocidos para la mayoría de los mortales. Así que, si quieres entrarte en la habitación roja, sigue leyendo este artículo.

Series

1990 – Doctor en Alaska

Doctor en Alaska nacía en el mismo año que Twin Peaks, allí un joven doctor desempañará su cargo en un remoto pueblo llamado Cicely en Alaska, pintoresco, estrafalario y surrealista, al igual que la serie de David Lynch, contaba con una tenebrosidad inferior, donde el buenrrollismo estaba en el orden del día.

1991 – Barrio Sésamo

El programa más célebre para los niños tuvo su particular homenaje dentro del apartado Monsterpierce Theater, presentando por el monstruo de las galletas como si se tratase de La dimensión desconocida y en la que se presentaban parodias de películas y series como Yo, Claudio, Los 400 golpes o 12 hombres sin piedad. La parodia tenía como título Twin Beaks, donde el agente Cookie investiga el misterio de porqué el pueblo se llama Twin Beaks donde The Log Bird y David Finch no se lo pueden resolver.

1992 – El pato Darwing

Esta serie secuela de Patoaventuras realizó su particular homenaje en un capítulo llamado Twin Beaks, mismo nombre que el de la parodia de de Barrio Sesamo, y  no quedaba exenta de algunos homenajes realmente identificadores como una música muy parecida a la de Badalamenti, las cascadas, las montañas, el RR y un cadáver envuelto de plástico como Laura Palmer.

1995 – 1997  Los Simpson

La serie de Matt Groening sobre la famosa familia de Springfield ha sido siempre una referencia en homenajes hacia algunas películas o series y Twin Peaks no podría ser menos. No solo sale en un episodio, sino que sale en dos. El primero fue en El saxo de Lisa, donde Homer se encuentra viendo Twin Peaks en la televisión y el segundo ¿Quién disparó al Sr. Burns?, que casualmente es otra referencia hacia la serie Dallas (y su célebre episodio ¿Quién disparó a J.R.?), en el que el Jefe Wiggum sueña con la habitación roja para unir las piezas.  Otra curiosidad viene en el caso del doblaje, porque Carlos Revilla (la voz de Homer Simpson en España) dobló en Twin Peaks a Benjamin Horne mientras que Pedro Sempson (antiguo doblador de Burns) hizo lo propio con el Dr. Will Hayword.



2010 – Fringe

Fringe fue una serie producida por J. J. Abrams con influencias que bebían directamente de Expediente X y Twin Peaks. En algunos episodios se pueden ver varios guiños, pero hay uno especial con el nombre Northwest Passage ¿Le suena a alguien? Si eres fan de Twin Peaks querido lector, lo sabrás de sobra, pero si no, os explico. Northwest Passage era el nombre provisional de la serie antes de cambiar a Twin Peaks.

2010 – Psych

En esta serie cómica estaña protagonizada por un joven con poderes mentales que iba a investigar junto a su amigo un misterioso crimen en el pueblo Dual Spires. Este capítulo cuenta con numerosos guiños además de la presencia de varios actores de Twin Peaks como Sherilyn Fenn, Dana Ashbrook, Sheryl Lee, Robyn Lively, Lenny Von Dohlen y Ray Wise. Además, en castellano conservaron los mismos dobladores de la serie de David Lynch y Mark Frost.

2012 – Gravity Falls

La serie de animación creada por Alex Hirsch para Disney Channel contó con su respectivo homenaje en forma de guiño en el capítulo The Hand that Rocks The Mabel, en el que Dipper se reúne con Li’l Gideon (un nuevo vecino que resulta de lo más extraño con un peinado  familiar al de David Lynch) en un restaurante que emula a la habitación roja.

2013 – Scooby Doo

La tropa de Scooby Doo sigue dando guerra buscando innumerables misterios, no sin contar también un homenaje a Twin Peaks. Sucede en el capítulo 20 de la segunda temporada de Scooby Doo! Mystery Incorpored, donde Scooby Doo (al igual que el jefe Wiggum) sueña con la habitación roja en compañía con el enano dándole pistas para salvar la vida de sus amigos.

Videojuegos

1999 – Silent Hill

Twin Peaks sirvió de inspiración para crear Silent Hill, del japonés Keiichiro Toyama, considerándose el survival horror por excelencia junto a Resident Evil. Silent Hill es un pueblo que cuenta con muchas características de Twin Peaks, convirtiéndola en su doppelgänger en el mundo de las consolas, y que en un guiño bastante curioso, cuenta incluso con una calle llamada Lynch. Para su secuela, otra película de David Lynch ejerció de inspiración, Carretera Perdida, donde algunos hechos están muy bien retratados en el videojuego al igual que el comportamiento de los personajes.

2001 – Max Payne

Max Payne fue el debut de Sam Lake en el mundo de los videojuegos con extraordinarios resultados gracias a la historia de un policía de Nueva York que decide vengarse de la organización Valhalla por el violento asesinato de su mujer y su hija. Es junto a Matrix, el percursor del efecto bala, cuyo uso se incrementó tanto en las películas como en videojuegos a partir de entonces. Al tratarse de una historia de venganza, Lake consigue crear un Nueva York decadente con momentos surrealistas, y es aquí donde llegan las referencias hacia Twin Peaks de manera camuflada.

2010 – Alan Wake

Después de Max Payne, Sam Lake se embarcó en la creación de una nueva aventura protagonizada por un escritor que pierde la inspiración para redactar su nueva novela. El videojuego tuvo varias remodelaciones hasta que se estrenó en 2010 para Xbox 360. Aquí, Lake saca el máximo partido a las referencias de otras series, sobre todo en dos: La dimensión desconocida y Twin Peaks. Las referencias hacia Twin Peaks son más que notables, por no decir que se trataría de uno de sus hijos, porque lo comparten todo, incluso tiene a la señora de la luces, un homenaje hacia Lady Leño.

2011 – Deadly Premonition

Posiblemente estemos ante el videojuego ‘oficial’ de Twin Peaks, o al menos eso ha dicho su creador Swery, fanático de la serie que quería rendir su homenaje con este videojuego. En Deadly Premonition nos adentramos en el pueblo de Greenvale, donde el agente Francis York Morgan tiene que investigar el asesinato de Anna Graham. Cuenta con todos los elementos de Twin Peaks, desde los pinos, hasta sus estrafalarios pueblerinos con su respectiva Lady Leño, que esta vez se caracteriza por llevar una olla. También el agente York tiene a su Diane, que esta vez habla a su amigo originario Zach, temas que van desde los asesinatos cometidos en el pueblo hasta películas de serie B como El ataque de los tomates asesinos o Temblores. Reste videojuego a todo fanático de Twin Peaks si se olvidan de sus gráficos, claro, que no son gran cosa. Pero eso es lo de menos, lo importante es vivirlo desde dentro, ¿no es así Zach? .