LyZ1

Una película sobre el asesinato por parte de los GAL de los etarras José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala es terreno pantanoso. Imagino que su director, Pablo Malo, era consciente de ello al lanzarse a realizarla y era consciente también de que hay que hilar muy fino en una película así para poder mostrar una verdad global y no parcial que por serlo también lo es, aunque sea para unos pocos, pero que en un trabajo de este calibre no puede ser admisible.

Pero esto es España y en España no sabemos hacer cine político, y no por falta de talento sino por falta de interés. Lasa y Zabala es buena muestra de ello. Es evidente que a Pablo Malo le interesaba llegar a cierto público de la manera más emocional posible (y lo consigue) e imagino que consciente de que el “otro” público, también emocional, repudiaría su cinta (también lo consigue)

Porque sigue habiendo dos Españas totalmente incapaces de mirar al pasado y afrontarlo con espíritu crítico, y, Lasa y Zabala, es un involuntario reflejo de ello. Todo aquí huele a manipulación de saldo a veces incluso obscena y, además, a cine cutre.

LyZ3

Un thriller de esta clase ya se ha realizado mil veces en el cine e imagino que nadie esperaría una vuelta de tuerca a un género muy visitado ya por todo tipo de directores, pero el aroma a miniserie de Telecinco que se respira durante todo el metraje es francamente decepcionante. Es una historia a la que se podría haber sacado punta con un desarrollo inteligente apoyado en los personajes, más aún cuando existen protagonistas tan marcadamente opuestos como es el abogado defensor de Lasa y Zabala o los guardias civiles que ejecutaron sus asesinatos y que una visión más a fondo de ellos habría sido extremadamente enriquecedora para el espectador y en general para la película. Una puesta en escena de piloto automático además de hacer totalmente invisible la labor de su director, no ayuda en nada a maquillar el resto de carencias de la película y en general ofrece un resultado muy pobre.

Tampoco ayudan unos actores, encabezados por Unax Ugalde dando vida al abogado de Lasa y Zabala, que en ningún caso destacan y cumplen sin más las exigencias de su guion y de tener que poner una foto de su cara en los títulos de crédito iniciales más cutres que he visto en una película, una suerte de versión muy amateur de los títulos de crédito de True Detective.

LyZ2

Por suerte el mayor acierto de la película, el ritmo, que es condición necesaria para que un thriller funcione (pero no suficiente), y aunque no es un prodigio si consigue mantener el interés por lo que ocurre en la pantalla prácticamente sin altibajos, bien es cierto que una historia tan interesante como esta es difícil que no interese al espectador, pero aún así es de agradecer que se haya optado por hacerla interesante pues de otro modo los 107 minutos que dura podrían haberse hecho eternos.

No obstante este punto positivo no puede limpiar la gran cantidad de aspectos negativos que contiene la película tanto a nivel cinematográfico como a nivel argumental. Y es que si tan sólo se contara la historia desde el punto de vista de los defensores de Lasa y Zabala y desde el punto de vista de la sociedad española, haciendo hincapié en los temores e injusticias de ambos se podría haber tenido una película, al menos, más honesta, una película útil y no un producto prefabricado con el objetivo claro de la manipulación.

Ficha técnica:

Título original: Lasa eta Zabala Director: Pablo Malo Guión: Joanes Urkixo Música: Pascal Gaigne Fotografía: Aitor Mantxola Reparto: Unax Ugalde, Francesc Orella, Oriol Vila, Jon Anza, Cristian Merchan, Ricard Sales, Javier Mora, Iñaki Ardanaz Distribuidora: Barton Films Fecha de estreno: 17/10/2014