8799_1_1

La vida de dos viejos amigos y compañeros policías se rompe en dos cuando se ven envueltos en un accidente fruto del alcoholismo de uno de ellos. Pasados los años, y de vuelta al presente, la cosa se complica aún más cuando el hijo de uno de ellos presencia un ajuste de cuentas que inmediatamente pone en peligro su vida. De este modo, lo que comienza como un drama de personajes muta a la media hora de película en una suerte de ‘Único Testigo’ suburbano mezclado y agitado con la más clásica buddy-movie, en la que los dos compañeros deben unir sus fuerzas para acabar con los malos de turno.

Lo admito, a la vista de una premisa tan vista como poco original tenía serias dudas sobre lo que iba a ver, las cuales empezaron a confirmarse en la escena en la que el chico presencia el crimen, que tiene lugar en una plaza de toros (si, por lo visto en Francia también hay). No sólo como anti-taurinodeclarado que soy, sino también como cinéfilo con un mínimo gusto, tengo que detenerme en esta secuencia por bochornosa, de un pésimo gusto incomprensible que saca al espectador de la tensión que debería revestir la misma, ¿De verdad había necesidad de mostrar en montaje paralelo toda la ejecución del toro? Por más vueltas que le doy no le encuentro sentido alguno.

384296

No obstante que nadie se alarme, porque una vez pasado este bache la película remonta el vuelo, centrándose en los dos protagonistas y convirtiéndose en la entretenida película de acción que es. A los dos personajes, esto es, a Frank y Simón, los conocemos a través de distintos recursos narrativos más o menos acertados (flashbacks la mayoría de las veces) mediante los cuales se va desgranando ese turbio pasado que los ha colocado donde están ahora. Sin embargo, creo que la película se toma más tiempo del necesario tratando de dotar a los personajes de una complejidad dramática que primero, no necesitan; y segundo, que podría haberse inyectado en la historia de formas mucho más sutiles y elegantes. Además, los personajes son puros estereotipos cuyos rostros hablan por sí solos, es decir, el típico policía retirado por alcoholismo que vuelve a las calles por algún tema personal y tomándose la justicia por su mano. A estas alturas de la película, un personaje así no necesita apenas presentación, y el guion se empeña en hacerlo. Además, los dos actores principales (Vincent LindonGilles Lellouche) aportan la presencia y el carisma requeridos por los personajes, dejando claro en un par de escenas la clase de historia que se va a contar. 

Por otro lado, técnicamente Mea Culpa cumple sorprendentemente bien, gracias en buena medida a la buena mano del francés Fred Cavayé tras las cámaras, aportando el tono y el ritmo adecuados en todo momento (vale, vamos a olvidar la escenita de los toros), llevando el film más allá de lo que su manida fórmula aparenta. Algunas persecuciones y escenas de acción están muy bien rodadas (toda la secuencia que tiene lugar en la discoteca mola mucho), amén de un ejercicio de montaje que calza perfectamente en todo momento. Como detalle realista respecto al uso del sonido: Hacía tiempo que no veía a un personaje sufrir de sordera por disparar en interiores.

En cuanto a la música, creo que lo peor que se puede decir de una banda sonora es que no te acuerdes de ella tras acabar la película. Bueno, pues de Mea Culpa no sólo digo eso, sino que encima está compuesta por el reputado Cliff Martinez (Me encantan sus bandas sonoras para Drive y Sólo Dios perdona), detalle que no conocía hasta que lo vi en los títulos de crédito. En fin, decepción en este aspecto.

2013-12-16_19-13-32_Safe-S2-4217

Con Mea Culpa Cavayé se queda lejos de ofrecer algo fresco u original al cine de acción, pero funciona y entretiene la mayoría del tiempo, dejando algún que otro momento por encima de la media. Se deja ver, que no es poco. 

Ficha técnica:

Título original: Mea culpa Director: Fred Cavayé Guión: Fred Cavayé Música: Cliff Martinez Fotografía: Danny Elsen Reparto: Vincent Lindon, Gilles Lellouche, Nadine Labaki, Gilles Cohen, Max Baissette de Malglaive, Medi Sadoun, Velibor Topic, Cyril Lecomte Distribuidora: A Contracorriente Fecha de estreno: 12/09/2014