33069

Considerada el mejor largometraje de animación en el Festival de Sitges de 2011, por fin llega a nuestras carteleras Lifi, una gallina tocada del ala, la actualización del cuento del patito feo con toques de En busca del valle encantado, la primera parte concretamente. Lifi es una gallina encerrada en una granja, protagonista de una vida monótona de sólo comer y poner huevos que se pierden arrastrados por unas cintas transportadoras. Hastiada de esta existencia, decide fingir su muerte para escapar. Una vez fuera, recibe la ayuda de Viajante, un pato que la salva del ataque de la comadreja de un sólo ojo. Aquí empieza una relación un tanto compleja, Lifi alberga un secreto amor por Viajante, amor que trasladará al huevo que él y su pareja estaban incubando antes de que la comadreja de un sólo ojo acabara con su vida. A partir de este momento, Lifi se convierte en la madre adoptiva de un patito, con todo lo bueno y lo malo que esto conlleva.

Lifi, una gallina tocada del ala es una película infantil sin concesiones. Tanto te muestran una alegre nutria que ejerce de alcalde y agente inmobiliario del bosque como la muerte, sangre incluida, de Viajante a manos de la comadreja de un sólo ojo o a Lifi encerrada y enferma en una granja de gallinas. Rememora capítulos de algunos clásicos como la muerte de Bambi o la muerte de Mufasa en El rey león. Aunque en este caso es un poco más explícito. Sin embargo, Lifi no consigue transmitir este nivel de emotividad, se queda en la parte superficial adornada con una animación impecable. Esto lastra gran parte de la película, pues se queda en una representación simpática de la vida sin transmitir demasiadas emociones. Uno de los principales problemas de esta frialdad es que es una película demasiado impaciente, el viaje de la gallina desde la granja a la ciénaga y el crecimiento del patito Perejil se desarrolla en capítulos muy breves e impersonales. Ceden gran parte del desarrollo narrativo al capítulo final, camuflando en gran medida la pesadez inicial con una buena clausura. Queda compensado, pero el viaje hasta este punto se hace bastante pesado, a pesar de la participación de simpáticos secundarios como la nutria o el pollo de la granja.

lili-a-la-decouverte-du-monde-sauvage-madangeul-naon-amtak-leafie-a-hen-i-6-g

Probablemente el mayor acierto de la película sea cambiar los protagonistas y pasar de Lifi al punto de vista de Perejil, ocupando éste cada vez más minutos. Este cambio de protagonismo coincide con la duración de los capítulos y pasamos de una protagonista pesada y un tanto ridícula a un protagonista más sólido. El resto de personajes, salvando la nutria y la comadreja de un sólo ojo, son un poco pesados, en especial un grupo de 4 patitos feos y bastante gamberros que se podrían haber obviado sin poner demasiados reparos.

Resumiendo, Lifi es un relato sobre la maternidad, el libre albedrío y el respeto a los animales muy visual que en varios momentos se queda en la superficie. Repleta de referentes, parece un collage de historias clásicas como El patito feo, En busca del valle encantado aderezada con capítulos de Bambi, El libro de la selva o El rey león (esa comadreja parece un cruce entre la pantera Baaguira y el león Scar). Este cóctel acaba resultando en un montón de clásicos actualizados y bastante efectivo, con una animación muy cuidada y técnicamente impecable. Lástima que en gran parte de la película el aspecto técnico sirva como cortina de humo de un guión irregular. 

2.5_estrellas

Ficha técnica:

Título original: Madangeul Naon Amtak Director: Oh Seong-yoon Guión: Kim Eun-jeong-II, Nah Hyeon Yoon Min-hwa Distribuidora: Isaan Fecha de estreno: 12/09/2014