35

En cierto sentido, es realmente loable lo que se viene haciendo en el cine de nuestro país en los últimos años. Me refiero al hecho de rodar películas con muy poquito, con una estética minimalista y un presupuesto bajísimo. Películas como La herida o Stockholm, o la reciente ganadora del Festival de Málaga, 10.000 km. Demuestran que se puede hacer muy buen cine con muy pocos medios. Del Festival de Málaga nos llega también Purgatorio, una película rodada en 10 días, en un piso, con pocos actores y con un presupuesto muy bajo, otra de esas cintas minimalistas de las que veníamos hablando. Lo que diferencia a Purgatorio de las películas antes mencionadas es, evidentemente, que la de Pau Teixidor es una obra de género, a caballo entre el thriller psicológico y el terror. La otra gran diferencia es que, al contrario que esos tres ejemplos de los que hemos hablado, Purgatorio no es una gran película, por desgracia.

La ópera prima de Pau Teixidor nos sitúa en medio de una casa, un piso al que una joven pareja acaba de mudarse. Al poco tiempo el marido tiene que salir por asuntos de trabajo y la chica se queda sola en casa, aunque por poco tiempo, pues la vecina de arriba le encargará cuidar unas horas de su hijo Daniel. La actitud de Daniel es de pasotismo al principio, pero luego empieza a comportarse de manera extraña diciendo que hay otro niño en la casa.

marinoscandurra 00024

Ante este, aparentemente, poco original argumento, Teixidor dirige con muy buen pulso un thriller psicológico oscuro e inquietante, pero que no provoca el pánico deseado. Es uno de sus puntos más flojos, la película consigue inquietar y provocar algún sobresalto pero no aterroriza de la manera que Teixidor promete. Está claro que Purgatorio no es una película de terror puro, pero el film necesitaba esa dosis de miedo real que finalmente no termina de cuajar. Inquieta y asusta alguna que otra vez, pero la sensación de verdadero terror es mínima.

El trabajo de Oona Chaplin en su primer papel protagonista resulta bastante convincente. Sabe llevar bien las riendas de la película y regala una actuación bastante buena. Tampoco desentona para nada el joven Sergi Méndez como ese niño tan inquietante que logra sacar de quicio al espectador. El resto del escaso reparto apenas son personajes puramente testimoniales, se podría decir que Purgatorio es una película de dos actores, Chaplin y Méndez.

El guión de Purgatorio, firmado por Luis Moreno, es claramente lo que la hace simple, insulsa y olvidable. Durante los dos primeros tercios de la película simplemente vemos una sucesión de sobresaltos, de portazos y cortes de luz y a la pobre Oona Chaplin desquiciada con Sergi Méndez. Lo que viene siendo el guión estándar de una película de terror mala y repetitiva. Solo en su último tramo la película adquiere una temática puramente sobrenatural que, más que mejorarla, deja un poco estupefacto. La idea en sí es buena, pero parece que Teixidor tarda demasiado en mostrar sus cartas y cuando llega el clímax da la sensación que ya no era necesario sacar lo que verdaderamente llevaba dentro Purgatorio. Un fallo de planteamiento del guión a todas luces.

Además se puede notar una cierta metáfora que juega con el título de la película. En un edificio solitario en el que la protagonista sube y baja de piso, pero vive en el medio. Baja a ese parking solitario que podría ser el infierno, mientras que todo lo que hay encima podría ser el cielo. Ella vive en medio de esos dos escenarios, simbolizando ese purgatorio donde la religión cristiana dice que los que no merecen ir ni al cielo ni al infierno deben purgar sus pecados. Es una gran idea, pero Pau Teixidor no termina de explotarla del todo y parece que queda en el aire, una pena.

094931

Purgatorio es una apuesta cinematográfica admirable. Hacer una película en 10 días y con un presupuesto tan bajo es algo muy loable, y más cuando el resultado no es del todo malo. Y es que Purgatorio no es, en el fondo, una mala película. No aporta absolutamente nada y se olvida con facilidad, es cierto, pero a pesar de ello no termina de ser un bodrio. Es un thriller interesante e inquietante que entretiene bastante, pero no acaba de ser redondo. Un mal uso del guión y la simpleza del mismo es lo que más lastra a la película presentada hace una semana en Málaga. Purgatorio se erige en un principio como una propuesta fresca e interesante, pero finalmente naufraga en el mar de la mediocridad de los thrillers psicológicos y películas de terror de bajo presupuesto. Nunca un título estuvo mejor elegido, la película de Pau Teixidor no es ni buena ni mala, ni cielo ni infierno. Simplemente es Purgatorio

2.5_estrellas

Ficha técnica:

Título original: Purgatorio Director: Pau Teixidor Guión: Luis Moreno Fotografía: Jon D. Domínguez Reparto: Oona Chaplin, Ana Fernández, Andrés Gertrudix, Sergi Méndez Distribuidora: Virtual Contenidos Fecha de estreno: 04/04/2014