Joan Fontaine

Anoche soñó que volvía a Manderley…Apenas una horas después de enterarnos del fallecimiento de Peter O’Toole, nos sobrecoge enterarnos de la muerte de Joan Fontaine a los 96 años de edad. No se han facilitado detalles sobre su muerte.

Joan Fontaine, hermana menor de Olivia de Havilland con la que ha estado enemistada durante toda su vida, nació en Tokyo el 22 de Octubre de 1917.

Joan, decidió seguir los pasos de su hermana Olivia y empezó a actuar sobre los escenarios y en pequeños trabajos en el cine. Al contrario que su hermana, ella no recibió el consentimiento de su madre, que no la dejó utilizar el apellido de la familia y tuvo que usar el apellido Fontaine, que había usado su propia madre cuando también actuó en el teatro.

Dio tumbos por los despachos de Hollywood, trabajando en pequeñas películas hasta que coincidió con el productor David O. Selznick. Con él habló de la novela Rebeca, y el productor la convenció para que realizará una audición para la película que estaban preparando, y que sería también la primera película americana del realizador Alfred Hitchcock. Fue nominada al Oscar por realizar una de las actuaciones más deslumbrantes de la historia, y mantuvo una estrecha relación con el director británico que al siguiente año la llevaría a conseguir el Oscar por Sospecha. Además, dos años después, volvió a ser nominada por tercera y última vez por su papel en La ninfa constante.

En los años sesenta se apartó del cine, y aunque durante las dos décadas siguientes siguió realizando pequeños papeles en televisión, pronto lo dejó también. Joan Fontaine vivía en su mansión en Carmel (California), sin tener relación ni con su hermana, a la que no hablaba desde 1975, ni con sus hijas, con las que también se enemistó al enterarse de que mantenían relación con su tía.

A los 96 años, Manderley vuelve a abrir sus puertas para recibir a una actriz tan maravillosa como Joan Fontaine. Descanse en paz.