Desde que tengo uso de razón siempre me gustó observar a la gente, sus comportamientos, problemas y tonterías. soy callado y gusto por las conversaciones sencillas en las que se descubre más de la persona que tienes al rededor. Siempre me causo mucha dificultad desentrañar a una persona que esconde los sentimientos, de cara inamovible y esquivo de cualquier conversación sentimental. Tipo de persona que, al parecer, en USA abundan, y que Nichols sabe captar con maestría. Son (Shannon) fue su primer experimento, en Shotgun Stories, Nichols capta a la perfección la maraña que supone las relaciones humanas, adquiriendo un estilo propio, de fotografía veraz y directa a las retinas que no dejó indiferente a nadie. Un debut esperanzador entre tanta basura que existe en nuestros días. Su confirmación llegaría en 2011 con el film Take Shelter, cinta de bellísima factura en la que, otra vez Shannon, interpreta a Curtis, un obrero que sufre alucinaciones apocalípticas. Aquí el director subraya la importancia de las relaciones interpersonales que se ven afectadas por la locura de su protagonista. Sin duda una obra mayor dentro de lo poco que llevamos de siglo y la confirmación de que con Shannon y Nichols tenemos algo de luz en este cine sombrío, llamado ‘actual’.

Para su tercera película, Nichols, decidió desprenderse de Shannon como actor protagonista y contar con un inmenso McConaughey, rodeándolo acertadamente de grandes secundarios (como ya hiciera con Jessica Chastain en Take Shelter) como son Tye Sheridan, Jacob Lofland, Reese Witherspoon, Sam Shepard. Destaca por encima de todos Tye Sheridan que confirma que si no se desvía puede ser un actor a seguir en el futuro. Mud servirá de trampolín definitivo a  McConaughey que confirma en esta cinta el cambio asombros de registro que empezó con Killer Joe y The Paperman, tres actuaciones notables, sobre todo la que nos compete, que si por mi fuera sería galardonada con muchos premios este año que viene.

En Mud no nos alejamos de las poderosas relaciones personales, pero si nos trasladamos a una orilla del mississippi, donde la vida no es fácil, no te la regalan y no creces en un ambiente de videoconsolas y amables carantoñas paternas. En estas Ellis y Neckbone buscan sin cesar nuevas aventuras, entretenimiento adolescente en medio de un inmenso río. Con una barca como método de transporte buscan un viejo y pequeño navío que encalló con la última riada en lo alto de un árbol. Una vez allí, toman posesión de él hasta que se dan cuenta que alguien ya vive allí, ese alguien se presenta con botas de pico y tacón cristiano, con cigarro en la boca y caña de pescar de juguete en la mano. Mud, el misterioso hombre que espanta a los malos espíritus con un par de cruces en la suela de sus zapatos. Es la presentación de la mejor actuación de McConaughey hasta la fecha y el principio de una larga amistad para los dos mocosos. Estos ayudan a Mud a reconstruir su barco, localizar a la amada de éste (Reese Witherspoon) y madurar por el camino. Por que Mud va de eso, de la capacidad de dos niños de enfrentarse por primera vez a la realidad adulta que se le presentará hasta el resto de sus días. Neckbone, huerfano, vive con su tío (Shannon) y algo más sabe de la vida, e intenta advertir a Ellis de que deberían alejarse de Mud, su situación solo le traerá problemas. Será una aventura que jamás olvidarán y que les dejara marcada una profunda herida que será su método de maduración, de dar paso a la vida adulta, pero de una soberana bofetada en la cara, sin esperarlo y por querer ayudar a su nuevo amigo. Una historia cruel, tan cruda como cálida que sacará del espectador una leve sonrisa de complicidad ante lo que ven sus ojos.

Es una lástima que el cine de autor y el negocio no vayan de la mano, y si lo haga el cine comercial, que a veces es tan mundano. Nichols ha escrito los guiones de las tres películas que ha realizado y eso no solo lo cataloga como un genial director, si no como un genial realizador de buen cine, de cine con carácter y autoridad que sobrepasa el cáliz sobornado de la industria del cine. Bravo por Nichols, ya esperamos con ansias su siguiente trabajo.

Título Original: Mud Director: Jeff Nichols Guión: Jeff Nichols Fotografía: Adam Stones Música: David Wingo Intérpretes: Matthew McConaughey, Tye Sheridan, Jacob Lofland, Reese Witherspoon, Sam Shepard, Ray McKinnon, Paul Sparks, Bonnie Sturdivant, Sarah Paulson, Michael Shannon, Joe Don Baker, Stuart Greer Distribuidora: Vértigo  Fecha de Estreno: 30/08/2013