Cómo decía el propio Festival de Sitges en su perfil de Twitter el pasado 13 de octubre, el fin del mundo no ha llegado, pero sí el del festival. Un festival marcado por grandes películas como Holy Motors, confirmando los pronósticos y alzándose como la mejor película de este festival. Cabe no olvidar otras obras interesantes como The thieves de Choi Dong-hoon o Nameless gangster: the rules of time, la prueba que el cine negro coreano pasa por un buen momento de forma. 

Este año el festival se ha centrado, como no podía ser de otra manera, en el fin del mundo: Aftershock, John dies at the end, War of the worlds: Goliath, Gyo o Bestias del sur salvaje, entre otras, se han sumado a la fiesta para tratar de hacernos creer que el fin del mundo está más cerca de lo que pensamos. O tal vez no. Sea como sea, si el mundo sigue en pie, ya sabemos que en 2013 el Festival de Sitges homenajeará el clásico de terror El exorcista, conmemorando así los 40 años de una película que, tal y como hizo Tiburón (Steven Spielberg, 1975) con los ataques de animales marinos, revolucionó las películas de exorcismos.

La gran alegría del festival ha sido la coronación de Holy Motors de Léos Carax, no sólo como la mejor película, sino que también se ha llevado el premio al mejor director, el de la crítica especializada y el Méliès d’Argent al mejor largometraje fantástico europeo. Un éxito que venía cantado después de su buena acogida en Cannes y de la arriesgada apuesta planteada. Sólo le falta el veredicto del público generalista de los cines. Por otra parte, la decepción fue el penúltimo estreno del festival, la sesión sorpresa con Spring breakers, la nueva película de Harmony Korine, guionista de Kids, dirigida por Larry Clark. Spring breakers se descubrió como un despropósito indie que trata de ser un retrato de la mentalidad cada vez más plana de la juventud actual y se queda (demasiado) en la superficie.

Entre los premios, destacar el Citizen Kane, para el mejor director revelación por Antiviral, Branon Cronenberg, hijo de David Cronenberg. Y de hijos va la cosa, ya que Jennifer Lynch, hija de David Lynch, se llevó el Premio especial del jurado por Chained, su cuarta película tras la fallida Hisss. Chained también se llevó el premio a la mejor interpretación masculina para Vincent D’Onofrio. Y no nos olvidemas de otra de las triunfadoras: Sightseers se llevó el premio al mejor guión y a la mejor interpretación femenina para Alice Lowe.

Entre tanta presentación y premio también ha habido momentos para echar la vista atrás y ponernos nostálgicos: Sitges ha recuperado películas como Acción mutante, de Álex de la Iglesia, Memento, de Christopher Nolan o Phantasm, de Don Coscarelli, entre otras. Pero la que más ha emocionado al público, sin duda, ha sido la proyección restaurada para celebrar los 30 años del estreno de E.T., el extraterrestre, de la mano de Phenomena Experience. Y aprovechando esta efeméride, Dee Wallace, la famosa madre soltera de la película, se ha llevado la María honorífica por su trayectoría, como ella misma definió, de “reina del grito” en el cine de terror, básicamente. 

 

PALMARÉS SITGES 2012: 

SECCIÓN OFICIAL FANTÁSTICO COMPETICIÓN: 

Mejor película: Holy Motors, de Léos Carax. 

Premio especial del jurado: Chained, de Jennifer Lynch.

Mejor dirección: Léos Carax, por Holy Motors.

Mejor interpretación femenina: Alice Lowe, por Sightseers.

Mejor interpretación masculina: Vincent D’Onofrio, por Chained

Mejor guión: Alice Lowe, Steve Oram y Amy Jump, por Sightseers

Mejores efectos especiales: Yee Kwok-leung, Garrett Lam y Ho Kwan-yeung, por The viral factor.

Mejor fotografía: Chankit Chamnivikaipong, por Headshot.

Gran premio del público: Robot & Frank, de Jake Schreier.

Premio José Luis Guarner (de la crítica): Holy Motors, de Léos Carax.

Mención especial del jurado de la crítica: Berberian sound studio, de Peter Strickland. 

Premio Citizen Kane: Brandon Cronenberg, por Antiviral.

Mejor cortometraje (Fotogramas): Elefante, de Pablo Larcuen. 

 

NUEVAS VISIONES: 

Premio nuevas visiones: Rebelle, de Kim Nguyen.

Premio no-ficción: Me @ the Zoo, de Chris Moukarbel y Valerie Veatch. 

Premio pequeño formato: Crazy & Thief, de Cory McAbee. 

 

CASA ASIA: 

Mejor película: Dragon (Wu Xia), de Peter Ho-sun Chan. 

 

ANIMA’T: 

Mejor película: Wolf children, de Mamoru Hosoda. 

Mejor cortometraje: Fuga, de Juan Antonio Espigares.

 

MÉLIÈS D’ARGENT: 

Mejor largometraje: Holy Motors, de Léos Carax.

Mejor cortometraje: Eat, de Moritz Krämer. 

 

SECCIÓN OFICIAL FANTÁSTICO PANORAMA COMPETICIÓN:

Mejor película: Tower Block, de James Nunn y Ronnie Thompson. 

 

BRIGADOON: 

Mejor cortometraje: Zona de caza, de Jordi O. Romero. 

Mención especial: La cruz, de Alberto Evangelio. 

 

CARNET JOVE: 

Mejor película S.O.F. competición: Antiviral, de Brandon Cronenberg.

Mejor película midnight x-treme:  Stitches, de Conor McMahon.

 

SGAE – NUEVA AUTORÍA: 

Mejor dirección: Carles Harillo Magnet, por El mal menor

Mejor guión: Carles Harillo Magnet, por El mal menor

Mejor música original: Gonzalo Perales, por Big red sour apple

Menciones especiales: Stephan Hofmann, por El crimen desorganizado; Javier Sanz y Gisela Remolins, por Desvísteme; Fran Ramírez, por 1H92

 

PREMIOS HONORÍFICOS: 

Gran premio honorífico: Neil Jordan.  

María honorífica: Enrique Cerezo y Dee Wallace. 

Premio Nosferatu: Teresa Gimpera.

Máquina del tiempo: Don Coscarelli, William Lustig, Barbara Steele y Elijah Wood. 

 

Acaba de terminar la 45 edición del Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges y muchos ya tenemos la vista en el del año que viene. Preparados para las sorpresas que nos puedan deparar y con ganas de seguir asustándonos, 40 años más tarde, El exorcista. Hasta el momento, tendremos que mitigar la espera viendo cine.