Señores y señoritas, olvídense de los scouts de Wes Anderson, del nuevo Spider-Man o (incluso) del próximo Batman, estamos ante la verdadera, nunca mejor dicho, película del verano.

Es difícil encontrarte con una película que cambie tu forma de pensar sin ser manipuladora, sin mentirte, sin hacerte sentir como un tonto cuando acaba la proyección, si lo consigue, estamos ante una película veraz, real, sentida…

Y si además esa película esta llena de fuerza y, sobre todo, te llena de fuerza y vitalidad estamos ante una película redonda, perfecta o, al menos, casi.

Pero la realidad está llena de sombras, de tristezas, y de preocupaciones.

Estamos ante una película que, tras un envoltorio innovador, un falso documental hecho como nunca antes, tras una burda comedia,  tras un marketing poderoso y tras una gran polémica, de las mayores que se recuerdan en el cine español, es ante todo un drama de emociones, una película muy incómoda. Precisamente lo es, porque funciona como un espejo. Un espejo de nuestra realidad.

A nadie le gusta verse reflejado.

Porque “Carmina o Revienta” puede ser un cómic de viñetas destartaladas pero veraces, un cuadro de arte rural, pero sobre todo es un espejo. De la verdad.

La película comienza con sangre y llanto (no os asusteís, sí, es una comedia). Con Carmina Barrios, personaje y actriz que sostiene una gran parte del peso de la cinta, en su cocina, a altas horas de la madrugada hablando ante cámara sobre todo un poco. Todos podríamos ser Carmina, cambiando el escenario y el contexto, hablando para nosotros mismos o ante un espejo en vez de ante una cámara.

Mientras “la Carmina” nos cuenta sus desventuras, obsesiones y deseos, vamos viendo escenas que o bien nos presentan a cada personaje secundario, o bien nos muestra situaciones ¿ficticias? de lo más rocambolescas y locas.

Personajes secundarios, la hija “Ni-Ni”  (Ni estudia – ni trabaja), una excepcional María León; el padre borracho, Paco Casaus y la amiga mitómana Ana Mª García. Hay otro personaje, el de Basilio, que crea una de las escenas más bellas y emocionantes del largometraje, o mediometraje si lo preferís decir así, ya qué tiene un metraje bastante reducido (70′), suficiente por otra parte .

Todos hablan de manera directa, sin tapujos. Todo en esta película es directo, sin tapujos, burdo, quizá escatológico, incluso. (Aunque a mí no me lo pareció tanto).

Cuando una película de satisface a pesar de ser tremendamente incómodo, esa película es muy grande.

“Carmina o revienta” te plantea dilemas, preguntas, ¿reír o llorar?. Te hace pensar desde la cotidianidad, pensar desde lo sencillo, precisamente, pensar en lo más sencillo.

Carmina habla, tú escuchas, escuchas porque quieres, porque sientes que debes. Discrepas a veces, pero acatas. Y luego reflexionas y dices: – Hice bien.

La muerte, Carmina habla hasta de la muerte. Y todo hilado de manera fina por un casi inapreciable pero existente argumento en clave de semi-thriller. Un robo de… ¡jamones!, volviendo a demostrar que el film es un espejo, esta vez de España (concretamente de Andalucía), que destaca otra faceta, la astucia, del personaje de una madre, no coraje, simplemente una madre de familia, que se encarga de sacar adelante ésta como ninguna pero, al mismo tiempo, como todas.

Vivir para morir, pero por el camino reír, llorar, sufrir, lo que sea, pero disfrutando de cada momento. “Carmina o Revienta”, por si no os habíais dado cuenta, presenta una intensa moraleja, tópica quizá, pero de nuevo, gratificante.

La realidad y la ficción no tienen fronteras en esta película. La apuesta más arriesgada del cine español de los últimos años.

Paco León arriesga y triunfa. Un nuevo método de estreno. La mejor campaña de Marketing es, a parte de un nombre conocido y mucha publicidad, una polémica que llegue a todos los medios. ¿No os acordáis del éxito en España de “El árbol de la vida” a pesar de los casos en los que el público huía en estampida de las salas?. Sinceramente, el boicot que los exhibidores han hecho a la cinta no les ha favorecido nada, al contrario.

Pero la pregunta es, ¿Por qué no abrir la mente?. No, “Carmina o Revienta” no hubiese sido un éxito en taquilla si sólo se hubiese estrenado en salas. Hay cintas para todos, y para todo. No pretendamos gustar a todo el mundo ni satisfacer a todos los sectores.

Dicho esto, estamos ante la película (y la actriz) con más fuerza del cine español de este 2012. ¡Y que viva la Carmina!

Título Original: Carmina o Revienta Director: Paco León Guión: Paco León Fotografía: Juan González Guerrero Música: Pony Bravo Interpretes: Carmina Barrios, María León, Paco Casaus, Ana Mª García Distribuidora: Jaleo Films / Andy Joke Fecha de Estreno: 5/07/2012