Aunque Seis puntos sobre Emma es el primer trabajo largo de Roberto Pérez Toledo es fácil vaticinar que no sólo estamos ante un realizador interesante, sino también ante un cineasta con el corazón roto, sólo hace falta echar la vista atrás a algunos de sus trabajos como cortometrajista para darse cuenta de esta constante. De ese chico despidiéndose en Vuelco, a las fantasías rotas de Nuestro propio Cielo o el “te quiero” no contestado de Los Gritones hasta el caso más evidente en su último trabajo Rotos dónde manda un mensaje claro y es que siempre hay otra persona que nos enseña a romper una relación. En Seis puntos sobre Emma vuelve a haber mucho de lo ya mostrado con anterioridad, la supremacía de las mujeres en el terreno amoroso, el hombre como sexo débil de las relaciones, totalmente prostituido a unos sentimientos que la mujer controla con más frivolidad, una propuesta interesante que no se acaba de decantar nunca por la comedia o el drama y que finalmente hace de esto su hándicap más notable, porque aunque intente huir de ello nos deja la sensación de estar ante una historia ya vista.

Emma (una portentosa Verónica Echegui) tiene dos problemas, el primero apenas tiene importancia, es invidente, nada que le impida vivir una vida completamente normal. El segundo es el que hace de su existencia un problema enorme, es incapaz de amar, su soledad apenas se ve quebrantada por culpa de unas llamadas en las que rehúye de cualquier tipo de implicación, una voz anónima en un teléfono que paga por consolarla. Su única vía de escape es el quedarse embarazada, sobre todo después de que su mejor amiga haya dado a luz, esto la lleva a una obsesión, a encontrar el espermatozoide perfecto, tener un hijo, a alguien que pueda amar, a alguien que la ayude a escapar de estar sola. Por supuesto en su búsqueda, el amor llegará, el profesor de un grupo terapia, y quizá el problema vaya más allá de no poder enamorarse, y sea el de no querer implicarse emocionalmente. Una historia muy interesante, que por desgracia se pierde por manidas historias de rupturas matrimoniales que hacen que la película no acabe por llegar a buen puerto.

Pero por suerte la película no se queda en su historia principal y crea un colorido puzle de personajes secundarios que son los que convierten en los verdaderos protagonistas robando todas sus escenas. Empezando por el grupo de apoyo, dónde una serie de personajes con distintas minusvalías se reúnen para tomarse, al igual que la película, todos sus problemas con mucho humor. Allí las pequeñas historias son las que acaban fascinando por completo al espectador, la de esa lesbiana sorda que conoció a un chico por internet, la del genial Riky, un chico retrasado que se enamora de la única persona del grupo a la que no ve ningún problema visible, o la de una parapléjica que se enamora de un gigoló, una historia en la que posiblemente se debería haber profundizado mucho más por el alto interés que genera sobre el espectador.

Pero si un personaje resulta fascinante en Seis Puntos Sobre Emma es el personaje interpretado por Fernando Tielve (quizá el único de los errores de casting), un enamorado silencioso, viviendo en los espacios oscuros que la ceguera de la protagonista le ofrece, tratando de conquistar un amor que sabe inquebrantable y haciendo cualquier cosa que la pueda llevar hasta ella por rastrero que pueda resultar, aunque se quede en simple venganza cuando no ve que no puede conseguir más. Puede que se refieran a él como bohemio, pero realmente la figura del personaje reside más en la de un espectral caballero del medievo, un completo perdedor luchando por un amor que convierte a todo aquel que se acerca en una persona destruida.

Pese a que sobre todo hacia su recta final Seis puntos sobre Emma se desinfle resultando mucho más típica de lo que en primera instancia pretende ser, no deja de ser una propuesta más que interesante, una película de hombres con corazones rotos en un mundo dominado por una mujer completamente perdida y sí, ciega, cegada completamente, por que quizá sea ese realmente el colmo de un ciego. Roberto Pérez Toledo es otro de esos muchos nombres a tener en cuenta en la larga cartera de cineastas españoles que en estos últimos años están empezando a surgir, salidos de proyectos tan interesantes como NoTodoFilmFest, su ópera prima cumple como tal, pero de cara a nuevos trabajos habrá que exigir sin duda un poco más.

Título Original: Seis puntos sobre Emma Director: Roberto Pérez Toledo Guión: Roberto Pérez Toledo y Peter Andermatt Música: David Cordero Fotografía: Juan Antonio Castaño Interpretes: Verónica Echegui, Álex García, Fernando Tielve, Nacho Aldeguer, Mariam Hernández, Antonio Velázquez, Paloma Soroa Distribuidora: Alta Films Fecha de Estreno: 11/05/2012