El cine de la Nouvelle vague en la década de los 50 consiguió que el cine francés se apreciase de otra manera, genios como Truffaut (Los 400 golpes) o Alain Resnais (Hiroshima mon amour, de la que traeré crítica próximamente) marcaron un antes y un después en el celuloide de este país. Con Luc Besson el cine contemporáneo francés también sufriría un cambio. Y a pesar de que su obra está compuesta por filmes galos el toque americano es más que evidente. Probablemente Léon, el profesional sea lo mejor que nos ha podido ofrecer este director, a pesar de tener otras grandes películas en su haber como El gran azul o El quinto elemento.

leon-el-profesional

Léon, el profesional cuenta la historia de Mathilda (Natalie Portman), una niña de doce años que no se lleva nada bien con su familia, excepto con su hermano pequeño. Su padre es contrabandista de droga y hace negocios con el excéntrico Stan (Gary Oldman) es un corrupto agente de la D.E.A. Un día, mientras Mathilda está de compras en un supermercado, Stan mata a su familia. Se refugia entonces en casa de Léon (Jean Reno), un solitario y misterioso vecino que resulta ser un asesino a sueldo y hará un pacto con él: ella se encargará de las tareas domésticas y enseñará a leer a Léon, y éste, a cambio, le enseñará a disparar para poder vengarse de quienes mataron a su hermano.

A través de interpretaciones espectaculares Léon consigue llamar la atención a cualquier espectador. No tiene precio disfrutar de una Natalie Portman que en 1994, en su primera película, ya apuntaba maneras, y que 16 años más tarde se llevaría el Oscar por Cisne negro. Lo más significativo de la película es la relación que Mathilda establece con Léon, extravagante y tierna, violenta y bella. Es una historia sobre el cambio, de cómo una persona puede hacer cambiar tu mundo, y también de venganza. Besson retrató una realidad corrupta de la manera más perspicaz posible (Gary Oldman está sublime), con tiros y explosiones por doquier pero con gran sutileza. Aún así no empalaga, ni se torna superficial. El filme consigue su propósito apoyándose en la calidad de sus protagonistas y logra que cada minuto de metraje valga la pena.

Es una película diferente que por medio del equipo Besson, Portman, Reno y Oldman adquiere una clase incuestionable. Buena fotografía, efectos especiales y ambientación musical.

  • Imprescindible! Yo también le dediqué una entrada. Muy buen comentario!
    Nos vemos,

  • Una que se me escapó de portman… ¡Gracias por la recomendación!^^

    Un saludo, nos vemos!^^

  • Sin dudarlo, la mejor película de Besson.

    Saludos.

  • @Álvaro: Totalmente de acuerdo ;D.

  • La he vuelto a ver este verano y es aún mejor de lo que recordaba, muy buena elección. ¿Qué edad podría tener ahí Natalie? Ya vamos con retraso…

  • @Conchi: Tenía 13 añitos Conchi, su primer papel. Impresionante desde el principio.

  • Anonymous

    muy buen film actoraso

  • @Anónimo: Gracias por tu comentario, “Léon” es una grandísima película con un elenco magnífico.

  • Justo hoy entraba a ver tu blog y… ¡vaya sorpresa! A pesar de que esta entrada lleva ya casi cuatro meses, quisiera comentar sobre León, el Profesional:

    Hace casi un mes que vi este film en YouTube (sí, en el trabajo con turno nocturno)y pues, la verdad, este film cumplió con su objetivo: le tomé su atención y me atrapó. Este film es una de mis favoritas y pues no me arrepiento de haberla visto. La dupla Reno-Portman funcionó de maravillas desde el inicio y hasta el final. También recalco a Stan, pues Gary Oldman le ha dado vida a este villano excéntrico.

    Un anécdota: Este film lo vi gracias a Sting (por Shape of My Heart), en YouTube hay unos vídeoclips del film con la canción de Sting y como vi la secuencia, me dio curiosidad de verla.

    Seguro ya sabrás quien soy, te felicito Bea por todo lo que haces, sigue así ;)

    Saludos!