En un año tan precario para el cine como ha resultado ser el 2020 es necesario ensalzar más que nunca esas pocas películas, pequeñas y valientes que deciden entrenarse y hacer su carrera a los Oscars sin que nadie les frene. En un año “normal” y sin pandemias, la ópera prima de Florian Zeller estaría entre las mejores películas del año, pero en el 2020, no es solo una de ellas, es con diferencia la más merecedora del título. El padre es un film mayúsculo que cuenta algo muy sencillo de una forma muy sencilla, pero que resulta tan inquietante como absolutamente magistral. No es una de las pelis del año, es la peli del año.

Tras el éxito en las tablas del legendario West End Londinense, Florian Zeller decidió adaptar al cine su obra El padre, escribiendo el guión y dirigiendo la película. El film narra las secuelas de un avanzando estado de Alzheimer en un octogenario simpático y travieso erudito interpretado por Sir Anthony Hopkins en el momento en el que su abnegada hija (Olivia Colman) se debate entre si seguir atada a él cuidándolo o en intentar vivir su propia vida. Partiendo de estos elementos comunes, su director Florian Zeller teje un durísimo y necesario film en el que juega con un montaje exquisito a poner al espectador como protagonista del relato. En todo momento somos conscientes de que los sucesos que le están ocurriendo a Anthony (Anthony Hopkins) son propiamente suyos, pero la capacidad para empatizar con él y sentirnos parte activa del relato es sencillamente apabullante.

El padre no ha inventado la rueda, la historia que narra es de lo más habitual y conocedora por cualquiera que haya conocido de cerca a alguien que haya sufrido las consecuencias de la enfermedad del Alzheimer, pero se convierte en algo extraordinariamente único por la forma en que narra estos hechos. Es una cinta de un realismo brutal y un ejemplar ejercicio de dirección. La propuesta de Zeller es realmente inmersiva y da como resultado algo brillante. Posiblemente el mejor film que hasta el momento haya reflejado la realidad de esa enfermedad y nos brinda unas interpretaciones asombrosas. Lo que hace Anthony Hopkins es de otro planeta, la interpretación más devastadora vista en años. Aún después de su visionado se te queda alojada en un rincón de tu corazón y no se te va. Pensar en él (literalmente) duele y ni siquiera todos los premios del año me parecen suficientes para premiar lo que hace aquí. Sir Anthony Hopkins ha hecho “historia”.

Estamos ante una película extremadamente sencilla y directa de esas que logran conectar con el público independientemente de sus gustos o preferencias. Es una cinta de esas que sabes que no se olvidarán nunca. Tras su paso por el Festival de Cine de San Sebastián se hizo con el premio del público logrando la nota más alta de toda la edición (8’96/10), su inolvidable montaje ha sido premiado por la Asociación de Críticos de Los Ángeles y está destinada  a ser una de las principales contendientes en los Oscars 2021 en las categorías reina: película, director, actor, actriz secundaria, guión adaptado y montaje. El padre es una bala directa al corazón, sí, pero también una película que definitivamente tenéis que ver y reflexionar.

Título original: The Father  Director:  Florian Zeller Guión: Florian Zeller, Christopher Hampton Fotografía: Ben Smithard Reparto:  Anthony Hopkins, Olivia Colman, Imogen Poots, Rufus Sewell, Olivia Williams, Mark Gatiss, Evie Wray, Ayesha Dharker Distribuidora: A Contracorriente Films Fecha de estreno:  23/12/2020