Vaya por delante que independientemente de sus bazas cinematográficas, Explota, explota es una película que se estrena en el momento idóneo para desconectar, pasarlo bien y bailar. Una cinta con muy buenas intenciones que se propone ayudarnos a superar uno de los momentos más grises que la memoria histórica reciente recuerde. Ahora bien ¿es una buena película? Lo que sí tengo claro es que es un musical con el que gran parte de la audiencia conectará y se lo pasará realmente bien, porque esta cinta es una fiesta a la que estás invitado y que se celebrará con o sin tí.

Explota, explota  tiene muy buenas intenciones y es un entretenimiento ameno, y disfrutable en función de tus exigencias cinematográficas, pero que luce como un especial de casi dos horas de ‘Noche de fiesta’ con algún que otro temazo de Raffaella Carrà. Pues a diferencia de como ocurría con la genial Mamma Mía! (Phyllida Lloyd, 2008) en donde las canciones sí establecían un hilo narrativo que le iba como un guante, aquí en ocasiones los temas de la genial Carrà, parecen como encajados a la fuerza en momentos concretos de una trama más irregular que regular.

Raffaela Carrà supuso un lúdico y muy sexy vehículo para establecer una transición del franquismo al destape en la televisión y cultura popular de nuestro país. Un país gris que empezó a llenarse de color y purpurina a cada movimiento hiperbólico de esa imponente rubia venida desde Italia. Y es ahí con diferencia, donde la película debut de Nacho Álvarez asesta su mejor golpe, realizando un interesante y simpático análisis de la censura en TVE en tiempos del franquismo y de cómo con ánimo y júbilo afortunadamente empezamos a celebrar la vida sin medidas ni censuras.

Explota, explota tiene los elementos adecuados para suscitar fervor entre el gran público. Es una cinta que invita a celebrar la vida y a despelucarse, y ya solo por eso tiene mi beneplácito. Pero en honor a la verdad, siento que este material en manos de un director más maduro hubiera sido un escándalo y una película fenómeno exactamente igual que ocurrió con la sensacional El otro lado de la cama (Emilio Martínez-Lázaro, 2002) y su muy superior secuela Los dos lados de la cama, también de Martínez-Lázaro (2005).

La festiva producción con la que ha debutado Nacho Álvarez (hermano del fenomenal director Fede Álvarez) narra la historia de Maria (Ingrid Garcia Jonsson) que acaba de dejar plantado a su novio en el altar en Roma y se pilla un avión para volver a su Tierra, Madrid. En donde hará amistad con Amparo (una azafata de facturación interpretada por una enorme Verónica Echegui) y que por casualidades de la vida acabará trabajando en el mayor show musical de TVE, mientras mantiene una relación con el nuevo censor de la televisión de nuestro país. Un conjunto de simpáticas situaciones que darán lugar a encuentros y desencuentros en un Madrid vibrante y ávido de nuevas sensaciones tan necesarias como el amor o la festiva música de Carrà.

El problema principal que presenta Explota, explota es que no está muy bien escrita y a menudo desaprovecha muchas buenas oportunidades de lucirse como una película mucho mejor y bastante menos hortera de lo que acaba siendo. La principal perjudicada de esto es Ingrid Garcia Jonsson quien se deja la piel en una interpretación que no luce lo suficiente por culpa de un guión y una dirección infinitamente mejorables. Aún así, ella defiende un merecido protagonismo con toda la profesionalidad a la que nos tiene acostumbrados. Mientras que la que resulta mejor parada es una encantadora Verónica Echegui que aprovecha al máximo cada una de sus escenas. Un carisma y gracia que la convierten en una sensacional secundaria que debería partir como una de las favoritas al Goya a mejor secundaria de este año. Decir que es lo mejor de la película es quedarse corto. También es necesario recordar la maravillosa función que cumple en este musical una sensacional Natalia Millán, una actriz que necesitamos ver más, mucho más.

Explota, explota en general, gustará al gran público y supondrá (espero) un masivo regreso a las salas, pero siento que este material se merecían un guión y una dirección mucho más espectaculares y vibrantes. Aún así es una cinta que bien merece el precio de su entrada y sobre todo que os mováis hasta el cine.

Título original: Explota, explota Director:  Nacho Álvarez Guión:  Eduardo Navarro, David Esteban Cubero, Nacho Álvarez Música: Roque Baños (Canciones: Raffaella Carrà) Fotografía: Juan Carlos Gómez Reparto:  Ingrid García Jonsson, Verónica Echegui, Fernando Guallar, Pedro Casablanc, Fernando Tejero, Natalia Millán, Giuseppe Maggio, Fran Morcillo, Carlos Hipólito Distribuidora: Universal Pictures Fecha de estreno:  02/10/2020