El cine deportivo ha sido siempre un recurso clásico de lo más socorrido. Pocas temáticas logran emocionar tanto como la superación personal a base constancia y sacrificio, como ocurre con esta disciplina cinematográfica. Un escenario que recuerda mucho al Hollywood clásico y las grandes historias sobre la camaradería y la amistad masculina en las que se desenvuelve sobradamente bien el tándem formado por Christian Bale y Matt Damon, que gracias al buen hacer de James Mangold vuelven a reunirse casi una década después de The Fighter (David O. Russell) con Le Mans 66.

Le Mans 66 descubre la bonita amistad surgida entre el visionario automovilístico Carroll Shelby (Matt Damon) y su descarado piloto de carreras Ken Miles (Christian Bale), cuando estos recibieron el encargo de la casa Ford de construir un bólido diseñado con el único fin de desbancar el liderazgo de la casa Ferrari en los circuitos de carreras más importantes del mundo. James Mangold, artífice de encumbrar al estrellato cinematográfico al X- Men favorito de toda una generación en el film (ya de culto) Logan (2017) demuestra una vez más su impecable pulso narrativo y una elegancia heredera del cine clásico al filmar este trepidante drama deportivo que logrará mantenerte dentro de la historia durante las 2 horas y media de metraje que dura la carrera.

No hay victoria sin esfuerzo y no existe la gloria sin el sacrificio. Esta premisa bien podría resumir la vida y milagros del piloto de carreras Ken Miles al quien le da vida un desatado Christian Bale, en la que es sin duda una de sus mejores interpretaciones (lo que ya es decir). Le Mans 66 sirve como biopic encubierto de esta leyenda de la Fórmula 1 y pone en el centro de la épica historia a un hombre de familia de clase media que sirve como representación del héroe clásico traído la era contemporánea. Una exaltación de valores masculinos no tóxicos con los que el espectador conectará irremediablemente desde el principio hasta su trepidante y desconcertante desenlace. Si eres uno de aquellos (que como yo) desconocía los hechos reales en los que se basa el filme, aconsejo llegar a la película sin ninguna información, pues el espectáculo se disfrutará todavía más. Pero si por el contrario ya conoces los hechos, entonces quizá y solo entonces el impactante final de carrera de Miles dolerá un poquito menos.

El último y encomiable trabajo de James Mangold funciona como una de esas películas que te mantienen entretenido todo el tiempo, pero de esas que se van creciendo poco a poco y van de menos a más. Su segunda hora, en particular, resulta realmente estimulante y te prepara para un desenlace de esos que dejan pegados a la butaca hasta que ves la señal de la meta. Le Mans 66 es una película deliciosa para aquellos seguidores del motor y un excelente drama para los cinéfilos con gusto por lo clásico y todo aquello que “esté bien hecho”.

Una cuidada fotografía, una banda sonoro idónea y un reparto en total estado de gracia logran convertir a Le Mans 66 en una cinta de obligado visionado que muy probablemente estará dentro del ránking de lo mejor de este 2019. Christian Bale estará seguro entre los favoritos al Oscar a la mejor interpretación masculina, lo que servirá de trampolín para que la cinta llegue a un mayor número de público y recuerde una vez más lo muy buen director que es James Mangold.

Título original: Ford v Ferrari  Director: James Mangold Guión: Jason Keller, James Mangold, Jez Butterworth, John-Henry Butterworth Música: Marco Beltrami Fotografía: Phedon Papamichael Reparto: Matt Damon, Christian Bale, Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Noah Jupe, Josh Lucas, Tracy Letts, JJ Feild, Ray McKinnon, Rudolf Martin, Ward Horton, Bridie Latona, Lachlan Buchanan, Distribuidora: 20th Century Fox Fecha de estreno:  15/11/2019