Desde que el iconoclasta de Quentin Tarantino crease la maravillosa Kill bill Vol 1 y Vol 2 (2003/04) a partir de la potentísima y muy cinematográfica imagen de una novia ensangrentada, nada volvió a ser lo que era. Nos regaló una muy poderosa instantánea, que al momento quedó para los anales de la Historia del Cine y por supuesto del género, empoderando a una mujer como pocas veces se había visto antes en el séptimo arte.

Según el mismo director, las dos películas brotaron de su cabeza a partir de ese primer concept art en el que Uma Thurman aparecía llena de sangre luciendo su (antes) radiante vestido de boda. Un relevo que sucedería a Paco Plaza y a su novia zombie Leticia Dolera, en esa sensacional fantasía postmoderna que es Rec 3: Génesis (2012) en la que se clamaba al cielo, motosierra en mano, aquello de: “¡Este es mi día!”. Un concepto que en la recién estrenada Noche de bodas, film que en inglés aparece bajo el título, mucho más apetecible (Ready Or Not), sirve a Tyler Gillett & Matt Bettinelli-Olpin para construir una película entera.

El propio Guillermo del Toro anticipó que Noche de bodas era una de sus películas favoritas de este año y tras su paso por el Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges, nos ha quedado claro a todos el porqué. La prácticamente recién llegada Samara Weaving interpreta a una mujer que en la noche de bodas, minutos después de contraer matrimonio con su millonario marido, es arrastrada a un diabólico juego por su excéntrica familia política. Unos herederos de una legendaria casa de juegos de mesa y el azar, harán que la joven juegue a una mortal versión del escondite en la que ella es la única presa y toda la familia los desquiciados cazadores. El concepto que a priori no daría para poco más que un curioso cortometraje, funciona como una estimulante película de digno entretenimiento gore que mezcla lo fantástico y la comedia negra enalteciendo a su talentosa protagonista como única protagonista de un relato gótico que le viene como anillo al dedo.

Noche de bodas se puede ver de dos maneras: la primera como un ejercicio de cine de género descrito y la segunda como un perturbador retrato de la oscura burguesía que en sus ratos libres siente la necesidad de poner a prueba su nivel de psicopatía como entretenimiento para evitar el aztio diario.

Ambas opciones, igualmente válidas sirven para que el espectador se lo pase realmente bien asistiendo a un banquete de bodas que no olvidará nunca. Porque a veces el buen cine de género no es más que eso, una sólida premisa que se ve reafirmada y francamente bien rodada durante hora y media en la que una mujer patea el culo a su odiosa familia política.

Título original: Ready or not Director: Tyler Gillett, Matt Bettinelli-Olpin Guión: Guy Busick, Ryan Murphy Música: Brian Tyler Fotografía: Brett Jutkiewicz Reparto:  Samara Weaving, Andie MacDowell, Mark O’Brien, Adam Brody, Henry Czerny, Nicky Guadagni, Melanie Scrofano, Kristian Bruun, Elyse Levesque, John Ralston Distribuidora: 20th Century Fox Fecha de estreno:  11/10/2019