La nueva película del Universo Extendido de DC ya está aquí. ¡Shazam! supone un nuevo acierto para la compañía, que está vez ha decidido dejar de lado el espectáculo visual a favor de un guion coherente y capaz de atraer tanto al público como a los fans acérrimos del superhéroe.

Cuando Billy Baston (Asher Angel) grita la palabra ¡Shazam! se convierte en el superhéroe homónimo casi invencible al que encarna Zachary Levi. Pronto, el joven deberá aprender a dominar sus poderes con el fin de luchar contra las letales fuerzas del mal, para ello pondrá a prueba sus habilidades con la insensatez propia de un niño.

Tras el éxito obtenido por Nunca apagues la luz y Anabelle: Creation, DC puso a David F. Sandberg al frente de su último proyecto, el cual parece que no tendrá problemas para romper la taquilla, tal y como sucedió con el Aquaman de James Wan (Saw). ¡Shazam! mantiene en todo momento un tono desenfadado e hilarante; al contrario que sus predecesoras, muestra un estilo más propio del Spiderman de Sam Raimi donde se muestra la mejor versión del superhéroe (y la más cómica), huyendo de las cuestiones filosóficas que supone tener tanto poder. Es un espectáculo familiar dirigido a las nuevas generaciones, pero que conserva el estilo clásico de los cómics: el héroe que debe derrotar al mal y que aprende una valiosa lección por el camino.

Aunque no se exploren en profundidad los traumas del héroe o de su infancia, resultan de gran importancia para comprenderle. Una película que se ha tomado como referente en este sentido, y que incluye un maravilloso guiño a mitad de película, es Big de Penny Marshall. ¡Shazam! habla del valor de la familia, del abandono, de no encontrar tu lugar en el mundo, de todo lo que un niño necesita para avanzar hacia la vida adulta. En esto se asemeja perfectamente a la película protagonizada por Tom Hanks, el resultado es un cuento creíble y encantador que deja escenas memorables.

Tanto Shazam como su némesis, el Doctor Thadeus Sivana (interpretado por un Mark Strong brillante), suponen dos personajes muy contrarios entre sí pero que han crecido sin referentes paternales. Lejos de perpetuar el estereotipo de villano controlador que impera en este tipo de producciones, el Dr. Sivana es un humano con debilidades y miedos cuyo único objetivo es sentirse importante en el mundo. Los enfrentamientos entre Strong y Levi suponen los mejores momentos de acción de toda la película.

¡Shazam! confirma la buena dirección que está tomando DC hacia un entretenimiento de calidad y que no tiene nada que envidiar a las grandes producciones de Marvel. En definitiva, una película divertida plagada de referencias a la cultura geek y al universo heroico que te transportará a la niñez.

Crítica escrita por Miguel Mendoza

Título original: Shazam! Director: David F. Sandberg Guión: Henry Gayden, C.C. Beck, Bill Parker Música: Benjamin Wallfisch Fotografía: Maxime Alexandre Reparto: Zachary Levi, Jack Dylan Grazer, Mark Strong, Asher Angel, Grace Fulton,David J. MacNeil, Michelle Borth, Djimon Hounsou, Adam Brody, Ross Butler Distribuidora: Warner Bros. Pictures