Tarde pero llegó, es así.

La mercadotecnia de la industria de Hollywood se ha vuelto muy macarra ante el la obtusa Disney y sus huevos de oro del McDonalds. Las grandes compañías y estudios como Warner, los últimos coletazos de Fox, Paramount y la que nos ocupa, Sony, están haciendo lo posible para llegar a la taquilla ofreciéndole al público obras de más calidad que las que ofrece la compañía del ratón. En otras palabras, están haciendo lo posible por respetar el criterio del espectador, no llamándolo tonto, para resumir.

Bienvenidos a Zombieland, su primera parte fue un producto audiovisual fresquísimo. El metalenguaje, la química entre los actores y un contexto muy bien hilado crearon éxito en un producto original. El director de esta vuelve al universo de las “reglas para sobrevivir” después de gozar de un exitazo internacional con la solvente Venom. Lo malo de esta secuela es lo que han tardado en hacerla pero lo bueno es que ha llegado. Y todo vuelve a su sitio.

La química entre los actores originales Jesse Eisenberg, Woody Harrelson, Emma Stone, Abigail Breslin, los gags, el metalenguaje, los elementos que la hacían fuerte siguen en su sitio pero esta secuela nos ha traído un nuevo bombón, el personaje de Zoey Deutch es la secundaria de oro. La actriz matiza a un personaje totalmente bobalicón de un a forma inteligente, no tiene a lo exagerado, es comedido y sabe cuando rematar. Esto para los cinéfilos y cualquier ciudadano de a pie es un tema de conversación para después de la película. Ahora, si nos queremos poner sesudos hay mucha crítica social y política barnizadas con buen humor. Algo casi insólito en las salas actuales.

Sin duda, el universo de Zombieland puede ser la prima buena de la casi moribunda The Walking Dead. Sus armas e ideas no son pocas para construir un gran producto que nos acompañe regalándonos risas que te acompañen durante mucho tiempo. El buen hacer de esas seis manos de los guionistas Dave Callaham, Rhett Reese y Paul Wernick pueden hacer que la saga siga brillando, tanto en cine como en televisión. Ya que la televisión se ha vuelto un terreno cómodo para cierto tipo de productos arriesgados no extrañaría que el futuro de la saga terminara en alguna gran empresa del streaming como HBO o Amazon. Netflix podría hacer algo interesante con ella pero viendo la direccionalidad que esta tomando la compañía últimamente, es peligroso meterla aquí.

Igualmente, para que esto ocurra, teneis que ir al cine a verla, darle alas para que siga volando. También los espectadores tenemos cierta responsabilidad para con lo que queremos ver y la calidad de la misma. Sin duda, Zombieland: Mata y remata merece nuestro cariño porque vivimos tiempos oscuros y parece que se nos está olvidando que el cine también es un arte que debe invitar a la reflexión mientras nos entretiene.

Zombieland: mata y remata es la película perfecta para verla en una sala de cine.

Ah y por cierto, la escena postcréditos es de las más lúcidas en mucho tiempo. No os vayáis de la sala hasta que termine, no lo van a lamentar, todo lo contrario.

Crítica escrita por Deva H. Reyes

Título original: Zombieland: Double Tap Director: Ruben Fleischer Guión: Dave Callaham, Rhett Reese, Paul Wernick Música: David Sardy Fotografía: Chung Chung-hoon Reparto:  Jesse Eisenberg, Woody Harrelson, Emma Stone, Abigail Breslin, Zoey Deutch, Rosario Dawson, Luke Wilson, Avan Jogia, Bill Murray, Thomas Middleditch Distribuidora: Sony Pictures Fecha de estreno:  18/10/2019