Son muchos (nadie a tener en cuenta) los que se han lanzado a criticar lo innecesario de que haya comenzado una oleada de rebots femeninos. Me pregunto ¿Estas mismas personas por contrario no creen que ciertamente es más innecesario ver las mismas sagas de siempre con señores de avanzada edad tratando de rememorar cuando todavía eran jóvenes? Estos rebots protagonizados por mujeres no se hacen para anular a las películas con estrellas de acción masculinas, se hacen para demostrar que si se da la oportunidad, el resultado puede ser (en muchos casos) tanto o más interesante que el original y Ocean’s 8 es un buen ejemplo de esto.

La franquicia de ladrones de guante blanco que patentó Steven Soderbergh, encandiló al público en 2001, con un sugestivo robo en Las Vegas, en el que todo estaba orquestado al más mínimo detalle. A la película en cuestión, le sucedieron dos divertidas secuelas. Ocean’s Twelve (2004) en la que se unía al robo una sensacional Catherine Zeta – Jones, y la tercera, Ocean’s 13 (2007). En esta última por una decisión que todavía se desconoce, el director consideró apropiado eliminar cualquier rastro de los personajes femeninos (Julia Roberts y Catherine Zeta-Jones) que previamente habían robado la atención del espectador. Esta ausencia se justificaba en la película con la siguiente frase “No están aquí, porque esta no es su guerra”. Bien, no hay más preguntas Señoría. Ha pasado más de una década, pero su turno ha llegado y lo han hecho definitivamente para robar la franquicia.

Ocean’s 8 tiene todos los elementos propios de la saga y aporta un componente de frescura y autoparodia que no veíamos desde Ocean’s 12, algo que la convierte en  el guilty pleasure idóneo para este verano. Su impresionante reparto encabezado por las tres ganadoras del Oscar Sandra Bullock, Cate Blanchett y Anne Hathaway, aportan dinamismo y ritmo a una película de robos con mucho estilo que enaltece a la saga. El objetivo: robar la joya más cara robada nunca, un collar valorado en 150 millones de dólares, que robarán del cuello de una diva del cine (interpretada hilarantemente por Anne Hathaway) durante el baile de la MET gala que celebra el Museo Metropolitano de Arte Moderno de NY. Un vibrante reto y un escenario de escándalo que sirven para dar un divertidísimo repaso a las caras de la alta burguesía norteamericana que dan tanto de qué hablar.

El guión escrito mano a mano por Olivia MilchGary Ross no es perfecto ni mucho menos, pero compensa su falta de perfección con refrescantes gags y una sucesión de escenas muy verosímiles en las que prácticamente todas las estrellas de su impresionante reparto logran brillar con tanta intensidad como irradian los diamantes del collar que se disponen a robar. Aunque sin lugar a ninguna duda es Anne Hathaway la que se roba toda la película. Su participación en el film es mucho más característica de lo que parece. Por un lado parece estar en todo momento riéndose de sí misma y parodiando la imagen que el público se ha creado de ella después de que ganase el Oscar y además viéndola trabajando mano a mano con la encantadora Helena Bonham Carter, para escoger vestido para el baile, es cuanto menos un simpático guiño a ese eterno guilty pleasure que es El diablo viste de Prada (2006).

El resto del reparto formado por Mindy Kaling, Rihanna, Awkwafina,  y Sarah Paulson, tienen sus momentos y cumple con su cometido pero es Sandra, la auténtica jefa del cotarro, quien logra destacar (con permiso de Anne). La dirección y el buen hacer de Gary Ross para estar al frente de un proyecto femenino es excelente y se nota que ya había practicado lo suyo después de la notable Los juegos del hambre (2012). Sabe lo que se hace y no duda en dar rienda suelta a un entretenimiento 100% auténtico y autoconsciente, que funcionan como complemento perfecto del excelente documental The First Monday in May de Andrew Rossi (2016).

Ocean’s 8 proporciona un buen rato de entretenimiento, a la vez que funciona como un muy fiel retrato del mundillo del espectáculo y del show business en Hollywood. Mientras que sin que apenas te des cuenta hace que ellas 8 se roben la franquicia entera sin que eches de menos a ninguno de sus protagonistas (masculinos) anteriores.

Título original: Ocean’s Eight Director: Gary Ross Guion: Olivia Milch, Gary Ross Música: Daniel Pemberton Fotografía: Eigil Bryld Reparto:   Sandra Bullock, Cate Blanchett, Anne Hathaway, Helena Bonham Carter, Mindy Kaling, Rihanna, Awkwafina, Sarah Paulson, Dakota Fanning, Eric West, James Corden Distribuidora: Warner Bros. Pictures