el_tesoro_7

¿Porqué cuando aparece una película como El Tesoro el público la recibe mirándola por encima del hombre, o peor aún, con total indiferencia, debido a sus buenas intenciones? ¿Porqué muchos críticos han calificado la nueva película de Corneliu Porumboiu de película simpática? El Tesoro (2015, Corneliu Porumboiu) cumple con ambos calificativos; película simpática y bien intencionada, pero muchos consideran que éstos dos adjetivos rebajan el filme a algo poco ambicioso y valioso. Como si hacer una (gran) película sobre el bien, la ética y el valor de las cosas fuera algo fácil y poco válido. La película se centra en Costi, un padre de familia que recibe la inesperada visita de su vecino Adrian, quien le pide desesperadamente 800 euros para que no le embarguen el piso. Costi, cuya situación económica es también precaria (como la mayoría de personajes del cine del “nuevo cine rumano) , se niega a ayudarlo. Pero cuando éste le cuenta a Costi que en la casa de su abuelo hay un valuoso tesoro enterrado, y que si le ayuda a encontrarlo podrán repartirse el botín, éste decide alquilar un detector de metales (propietario incluido) para encontrar el anisado tesoro.

La película parece la mezcla perfecta entre los dos grandes cineastas rumanos actuales – la crítica social de los filmes de Cristian Mungiu y la sátira de Cristi Puiu – y obviamente sigue todos los cánones estilísticos de éste “nuevo cine rumano”: Planos largos que vagan por el espacio desde una posición fija, una puesta en escena austera e incluso sórdida, diálogos mínimos… una estética que retrata una Rumanía estancada en un presente deprimente, triste y cuyo futuro se basa en aprender a conformarse con todo lo que (no) tienen. Es por eso que Porumboiu le otorga tanta importancia a ése tesoro que proviene del pasado, de una Rumanía rica y llena de vida. A veces tenemos que explorar el pasado para saber enfrentarnos al presente.

el_tesoro_6

 

Pero la grandeza del filme reside en el tratamiento de los dos personajes centrales, que encarnan dos caras de una misma moneda, dos visiones de Rumanía, o incluso dos maneras de entender el valor de la vida. Mientras Adrian representa la cara más avariciosa y materialista del ser humano, Costi cree en la riqueza de la verdad y la ética, de la bondad que (a veces) habita en el ser humano, y él mismo parece querer encarnarse en una especie de versión real de Robin Hood, cuento que le lee a su hijo antes de ir a dormir. El protagonista encarna la moraleja de una especie de fábula humana, el valor de un tesoro como figura clásica, no como figura monetaria. La película acaba desembocando en uno de los mejores finales que ha visto un servidor éste año.

Y es que en época de regalos, luces y falsa bondad, no hay mejor regalo que ver un ejemplo de verdadera ética, moral y bondad como “El Tesoro”. Totalmente imprescindible.

Crítica escrita por Joan Pàmies

5_estrellas

Título original: Comoara (The Treasure) Director: Corneliu Porumboiu Guión: Corneliu Porumboiu Fotografía: Tudor Mircea Reparto:  Toma Cuzin, Adrian Purcarescu, Corneliu Cozmei, Cristina Cuzina Toma, Nicodim Toma, Dan Chiriac, Iulia Ciochina Distribuidora: Surtsey Films Fecha de estreno:  16/12/2016