_b5a4145

Tres años después de sorprender a propios y extraños con Stockholm, película prácticamente de culto a día de hoy, Rodrigo Sorogoyen estrenó en San Sebastián Que Dios nos perdone, un potente thriller que respira talento y seguridad en cada plano y que terminó por convertirse en uno de los títulos más alabados de la pasada edición del certamen donostiarra y una de las mejores películas españolas en un año que está siendo para enmarcar.  

Que Dios nos perdone es una película dura, áspera y obsesiva, que resulta tan honesta y cruda con sus personajes como con el espectador, rechazando en todo momento cualquier tipo de convencionalismo facilón y sin hacer concesiones en ningún momento. En este sentido, quedan claras las influencias del cine de Fincher con películas como Zodiac o Se7en, las cuales se funden con la sólida y compleja autenticidad de un relato que en todo momento se siente palpable y real, gracias en buena medida a un reparto sublime –Roberto Álamo está increíble- y a un cuidado trabajo de ambientación que resulta ser un acierto mayúsculo de cara al retrato de esa España (Madrid, más concretamente) ahogada en plena crisis económica y de moral que asolaba a la población en pleno auge del movimiento 15-M, coincidiendo además con la visita del Santo Papa en mitad de un agosto asfixiante. Digna de elogio resulta también la labor tras las cámaras de Sorogoyen que, sin hacer alarde de demasiadas florituras visuales, deja algunos momentos y secuencias que quitan el aliento, logrando crear además una atmósfera que se va volviendo más y más opresiva conforme avanza la trama.

_b5a1759

A pesar de ciertos momentos y detalles que resultan poco creíbles a nivel narrativo, Isabel Peña y el propio Sorogoyen componen con mucho gusto e inteligencia un vibrante guion que fluye con mucha autenticidad a través de una historia tan fascinante como sus personajes, sabiendo perfectamente equilibrar la tensión del grueso de la historia con unas acertadísimas pinceladas del drama humano que hay tras la vida de sus protagonistas, dotando a la película de una profundidad tan creíble como cercana.

Sin duda, Que Dios nos perdone es una rara avis dentro del género que no sólo sabe construir un perturbador thriller sino que además sabe completarlo con un drama de personajes heridos y atormentados que da muchísimo empaque a un conjunto que me hace pensar en ella como lo más parecido que tenemos en España a True Detective, con permiso de la magnífica La isla mínima.

4_estrellas

Título original: Que Dios nos perdone Director: Rodrigo Sorogoyen Guión: Isabel Peña, Rodrigo Sorogoyen Música: Olivier Arson Fotografía: Alejandro de Pablo Reparto:  Antonio de la Torre, Roberto Álamo, Mónica López, Luis Zahera, Rocío Muñoz-Cobo, José Luis García Pérez Distribuidora: Warner Bros. Pictures Fecha de estreno:  28/10/2016