Gregory-Brossard-y-Cuca-Escribano

Los tontos y los estúpidos es un film que suscita curiosidad desde el mismo momento en el que leemos el título, queremos saber qué se esconde tras él y la historia que pueda contar.

La película empieza mostrando como un grupo de gente entra a un plató: cámaras, técnicos, los actores, su director… Están allí para rodar en un día una obra llamada Los tontos y los estúpidos. El director (Roberto Álamo) irá dando las indicaciones necesarias al equipo técnico y a los actores para que el guión se vaya reproduciendo en los actores. Los principales personajes de la obra: Miguel, Lourdes, Paula y Mario irán desenlazando sus vidas para dar forma al drama y a la comedia.

La narración se estructura en tres actos, de la misma forma que una obra de teatro: presentación, nudo y desenlace. En el primer acto se nos presentan los personajes y se nos cuenta un poco su situación, se despliegan las líneas. En el nudo la historia se desarrolla cruzando las líneas de los personajes, las vidas de unos y otros se cruzan de una manera u otra, haciendo que se formen dos tramas principales, aunque interconectada entre sí mismas. Y finalmente, las historias de los personajes desembocan en el desenlace, dando final a ambas tramas y a la obra.

h-Nausicaa-cartel

Nos encontramos ante una película muy actoral, donde los actores son la principal fuerza de la cinta. Al estar dentro de un plató, en un espacio cerrado, el director no tiene tampoco mucho espacio para desarrollar más la dirección en general, y se centra más en la dirección de actores. Lo que diferencia esta película de cualquier otra película actoral, es que en esta sabemos que los actores son actores, es decir, vemos como un grupo de actores se dedican a interpretar a unos personajes en una grabación. No solo vemos sus personajes, sino que les vemos a ellos en persona también.

Esta diferencia se marca varias veces en la historia, rompiendo la atmósfera de la historia, ya sea parando entre acto y acto, por un fallo de un actor, de iluminación, o alguna indicación del director. De esta forma hace que el espectador sea consciente de que no solo está presenciando una película, sino que a su misma vez está presenciando la grabación, está presenciando una forma diferente de cine, el metacine. Este metacine provoca que a veces el espectador se distraiga de la historia, y se centre más en el concepto de la grabación.

Esta característica también está incentivada por el uso de recursos minimalistas en un plató. Por ejemplo, Lourdes está de cajera en un supermercado. No vemos el supermercado, ni los estantes de productos, ni la caja registradora. Vemos a Lourdes sentada pasando los productos que alguien le da por debajo del enfoque de la cámara. Oímos el ambiente de supermercado pero no lo vemos. Esto crea una puesta en escena muy teatral. Me gustaría aclarar que esta puesta en escena no era la idea original del director Roberto Castón, pero que tuvo que adaptarla de esta manera por culpa de la falta de presupuesto.

La película contiene otras curiosidades, como el uso del euskera (o vasco), un idioma prácticamente desaparecido en el cine español hoy en día, y que Castón usa como elemento dramático en este film, como nos aclaró en la entrevista. También usó el euskera en su anterior proyecto Ander.

h-josean-cartel

Otra característica que hace a la película más original, si así se le puede llamar, es que las escenas entre acto y acto son en blanco y negro, y mudas. El director se justifica diciendo que lo que crea de esta manera es un contraste entre los actores fuera de escena y en escena. Un servidor interpretó a raíz de este contraste que los actores fuera de escena no tienen tanta vida (color, voz), como cuando interpretan a un personaje. En definitiva la carrera de un actor no son más que un conjunto de personajes interpretados.

El film consigue marcar, a partir de los personajes y la historia desarrollada, una notable diferencia entre ser tonto o ser estúpido, aunque al salir de la sala hubo más de uno que no encontró sentido al título. Espero que a ustedes no les pase eso, y vayan a ver esta recomendable película. Vayan a ver si son tontos, o estúpidos.

Ficha técnica:

Título original: Los tontos y los estúpidos Director: Roberto Castón Guión: Roberto Castón Fotografía: Juan Miguel Azpiroz Reparto: Roberto Álamo, Cuca Escribano, Fidel Betancourt, Aitor Beltrán, Nausicaa Bonnin, Josean Bengoetxea, Lucía Gutiérrez Distribuidora: Splendor Films Fecha de estreno: 03/10/2014