El Caso Fischer – Un intenso duelo de psicología y locura

A algunos se nos escapan muchas cosas acontecidas en la historia, y este ha sido mi caso con esta película. Pese a mi pasión y curiosidad sobre la etapa de la guerra fría entre EEUU y la URSS, jamás había oído hablar de este mítico duelo que captó la atención del mundo. Quizás influya que no sé absolutamente nada de ajedrez, pero lo cierto es que de cine sí que tengo una idea, y El Caso Fischer no decepciona.

La película del director Edward Zwick, famoso por El Último Samurái, Diamante de Sangre y Tiempos de Gloria, sirve como un biopic del enigmático y extraño Bobby Fischer, uno de los mayores prodigios del mundo del ajedrez, cuyo encuentro con su rival soviético Boris Spassky en plena guerra fría captó la atención del mundo, en especial de las dos naciones enfrentadas entre sí. Si bien me encontraba reticente al inicio de la película, pues todo el relato sobre su etapa de la infancia y adolescencia no me despertaba ningún interés, el film va creciendo en mí poco a poco, hasta ganarse mi atención absoluta. Esto es gracias a una serie de factores que determinan a El Caso Fischer como una película a tener en cuenta, ya sea por el guion, el ritmo acompañado de una selección musical desbordante (y con mucho significado) o por un duelo interpretativo en el tramo final muy interesante.

El Caso Fischer – Un intenso duelo de psicología y locura

Mis expectativas no estaban bajas precisamente al entrar a ver la película, y no por su actor o por su director, o siquiera por la temática, sino por estar Steven Knight detrás del guion. El creador de Peaky Blinders, director de Locke y guionista de Promesas del Este no me ha decepcionado en ninguna de las obras anteriormente mencionadas, y este no ha sido tampoco el caso. Ha dotado a los diálogos y sucesión de situaciones de una credibilidad total, lo cual es peligroso al retratar una celebridad, y más cuando esta supuso una victoria para los americanos en una etapa tan importante como esa, en una producción americana. El dibujo de los personajes es magnífico, y consigue mostrar a Bobby Fischer como alguien a quién la paranoia le va consumiendo, pero cuyo intelecto para su obsesión con el ajedrez no decae, es más, todo el duelo final entre ambos jugadores es apasionante, sobre todo las representaciones de los primeros 3 juegos, donde consigue que hasta a nosotros nos moleste el ruido de una cámara grabando. No todo el mérito se lo atribuiremos a Steven Knight, pues Edward Zwick sabe dónde colocar la cámara en cada momento, siempre cerca del protagonista, usando la poca distancia focal y los aires a su favor para intentar inmiscuirnos en sus pensamientos. No todo es bueno, pues se peca de algo que suelen pecar la mayoría de biopics, y es el uso de “falsas imágenes de archivo”, que en más de un momento son innecesarias y te pueden sacar de contexto. La música juega también un papel importante, pues no solo sirve para situarnos en las décadas de los 50,60 y 70, sino que ensalza la figura que se tenía en USA de un jugador de ajedrez como si fuese una verdadera estrella del rock. Por último, hay que destacar el trabajo de Tobey Maguire y Liev Schreiber en los papeles de Bobby Fischer y Boris Spassky respectivamente, poniendo especial énfasis en el primero por su gran trabajo a la hora de representar a la perfección el delirio, la obsesión, y las peculiaridades del popular jugador de ajedrez, nunca sobrepasando la barrera del histrionismo, la cual era muy fácil de romper en este caso. Por su lado, Liev Schreiber gana protagonismo hacia la segunda mitad del film, y encarna la pasividad, tranquilidad, templanza y fuerza de Spassky al detalle.

El Caso Fischer consigue a la perfección ensalzar un duelo psicológico que traspasó el tablero de ajedrez, y a pesar de una parte inicial conservadora y algunas decisiones de montaje no muy acertadas, el número de buenas decisiones ganan, y hacen de la película una muy disfrutable y muy interesante.  

 

4_estrellas

Ficha técnica:

Título original: Pawn Sacrifice Director: Edward Zwick Guión: Steven Knight Música: James Newton Howard Fotografía: Bradford Young Reparto:  Tobey Maguire, Michael Stuhlbarg, Peter Sarsgaard, Liev Schreiber, Lily Rabe, Conrad Pla, Seamus Davey-Fitzpatrick, Sophie Nélisse, Robin Weigert, Evelyne Brochu, John Maclaren, Andreas Apergis, Ilia Volok, Alexandre Gorchkov, Aiden Lovekamp Distribuidora: A Contracorriente Films Fecha de estreno:  12/08/2016