43ce6b2ee18fa52ac20b8324e543afb1

Michael Cimino, que pasó de ser uno de los directores más prometedores del cine con la multipremiada El Cazador a destruir su carrera con la quiebra de United Artists durante el rodaje de La puerta del cielo, ha fallecido a la edad de 77 años.

La noticia ha sido adelantada por el presidente del Festival de Cannes, Thierry Fremaux, expresando su pésame en un tweet:

Cimino nació en la ciudad de Nueva York en 1939. Su padre era editor musical y su madre diseñadora de moda. En su juventud, se fue al estado de Michigan graduándose en la universidad de Yale en 1961, dirigiendo posteriormente algunos anuncios comerciales para Pepsi, Kool Cigarettes y United Airlines. 

Inmerso en el mundo audiovisual, se trasladó a Los Ángeles en 1971 para trabajar en sus primeros guiones, Silent Running, protagonizada por Bruce Dern, y Magnum Force, segunda película de Harry el Sucio. Más tarde, en 1974 se produciría su debut como director en Un botín de 500.000 dólares, película protagonizada por Clint Eastwood y un joven Jeff Bridges que obtuvo su nominación al Oscar.

Con su segundo trabajo, El Cazador, película antibelicista sobre la guerra de Vietnam, llegaría a la cima de toda su carrera tras recibir los elogios de la crítica y público, ganando cinco premios Oscar (Mejor película, Mejor director, Mejor actor de reparto, Mejor sonido y Mejor montaje). Cimino pasó a ser el niño mimado de Hollywood haciendo una de las mayores producciones de Hollywood que le costaría caro a United Artists, La puerta del cielo.

 

El tercer trabajo de Cimino como director, La puerta del cielo, se convirtió en un infierno debido al gran perfeccionismo del cineasta, elevando el coste de producción de la película debido al derribo y construcción de escenarios y la extensión de varios rollos de película llegando a un montaje de 5 horas y 25 minutos a 2 horas y media sin ganarse el favor del público, acabando así las carreras de United Artists y Michael Cimino.

Sin la posibilidad de ganarse la confianza de las productoras, Cimino intentó rehacer su carrera sin éxito con películas de coste moderado como Manhattan Sur, El siciliano, 37 horas desesperadas y Sunchaser. En 2007. se dispararon los rumores sobre una posible transformación a mujer, cosa que desmintió el director refiriéndose como “asesinato personal”.