FINDING DORY

Nada más y nada menos que 13 años han pasado ya desde que Disney Pixar firmase bajo la batuta de Andrew Stanton, una de sus mejores películas, con la que  ganó un merecidísimo Oscar a mejor film de animación. 

Buscando a Nemo, Andrew Stanton, fue la  película que nos presentó a un personaje francamente entrañable e inolvidable, la simpática Dory, una pececita que sufría perdidas de memoria a corto plazo y que era la fiel  amiga de Nemo y la auténtica roba planos de una cinta en la que todo, absolutamente todo funcionaba y que ahora vuelve como merecida protagonista, en una película que es posiblemente la mejor secuela hecha jamás por este estudio.

En esta elocuente segunda parte los roles están intercambiados, y Dory ejerce la función de protagonista, mientras que Nemo la de personaje secundario que tratará de encontrar a su amiga tras el inicio de un trascendental y emotivo viaje a los orígenes y a los recuerdos de una Dory que vuelve a robarnos el corazón en cada plano de está fantástica película.

FINDING DORY

A una película de animación se le exigen varias cosas, que entretenga, que sea divertida, que tenga personajes carismáticos y a poder ser tenga algún valor ensalzado en clave de moraleja, para que los críos y los no tan críos , disfruten y además aprendan algo sobre las emociones,pero Buscando a Dory va más allá.

La película sorprende salvando con nota cada una de sus exigencias requeridas  y mostrando en clave de fábula elementos que conforman una necesaria y exquisita educación sensitiva. Que habla sobre los valores y sentimientos humanos y muy en especial sobre la consideración y respeto que debemos tener por el mundo natural que nos rodea que conforma el maravilloso mundo repleto de bellas especies animales, en el que tenemos la suerte de vivir.

Buscando a Dory nos lleva nadando por un mar de sensaciones complejas como son el sentimiento de abandono, de soledad y el irremediable viaje hacia la madurez con el recuerdo de una infancia interrumpida, que te impide avanzar en el camino de llegar a convertirte en la persona que quieres ser. Emociones muy trascendentales que  son abordadas con una sutileza y  profundidad pasmosa, en la piel de un pez que es absolutamente adorable, muy especialmente en los preciosos flashbacks que presenta el film tanto su poderoso y emotivo prólogo, como a lo largo del film.

FINDING DORY

La cinta nos presenta la historia de Dory, dentro de un marco construido en torno a un acuario oceanográfico, en el que el espectador viaja de un lugar a otro viviendo mil y una aventuras y conociendo a carismáticos personajes de la fauna marina. Entre los que destaca Hank, un simpático pulpo que toma aquí prestada la función de roba planos coronándose en hilarantes gags que son sin lugar a ninguna duda uno de los mayores y mejores aciertos de la película.

En definitiva, Buscando a Dory es la perfecta excusa para ir al cine a refrescarse y dejarse sorprender junto los más pequeños de la casa y disfrutar durante 93min como si de nuevo volviésemos a ser niños.

3.5_estrellas

Ficha técnica:

Título original: Finding Dory Director: Andrew Stanton, Angus MacLane Guión: Victoria Strouse Música: Thomas Newman Fotografía: Jeremy Lasky Reparto: Animación Distribuidora: Pixar Animation Studios / Walt Disney Pictures Fecha de estreno: 22/06/16