T9_Day_16_1777_jpg_574

Es curioso cómo John Hillcoat ha conseguido en su primer acercamiento al thriller policial aquello que David Ayer ha intentado durante casi toda su carrera. Aunque ahora esté adquiriendo una mayor notoriedad debido a sus acercamientos al cine bélico (Corazones de acero) y al de superhéroes (Escuadrón Suicida), Ayer llevaba más de diez años ubicando sus trabajos en los bajos fondos de Los Ángeles, e intentando realizar lo que podríamos definir como un The Wire castizo, efectista y poco introspectivo. El problema es que siempre le faltaba aquello que Hillcoat ha sido capaz de otorgar a su Triple 9: una atmósfera malsana y sórdida.

En cierto modo, el atractivo de Triple 9 recae en ese aspecto recién mencionado, además de su reparto repleto de estrellas, que se convierte en todo un aliciente. El problema es que, además de resultar excesivamente superficial, es una cinta con algunos personajes incoherentes, ya que nunca se profundiza demasiado en la verdadera motivación de cada uno de ellos. Tampoco existe un estudio sociológico sobre la jerarquía que se establece en estos bajos fondos de Los Ángeles liderados por bandas latinas, a pesar de que algunos miembros de estas terminan siendo condicionantes para el desarrollo del relato.

T9_Day_13_1460_jpg_582

Lo que sí existe en el film es un ligero tratamiento sobre la inestabilidad psicológica en los policías corruptos. El problema es que, a mí parecer, se plantean las cosas de una manera equívoca. Tenemos tres personajes que componen una escala moral: el policía (Casey Affleck), el policía corrupto (Anthony Mackie) y el criminal (Chiwetel Ejiofor). Existe una confrontación entre los dos primeros, pero no entre el primero y el tercero. La justificación de los actos del último está bien definida, por lo que haber creado un duelo explícito entre Affleck y Ejiofor habría dado lugar a momentos tan magnéticos como los vistos en Heat entre Robert de Niro y Al Pacino.

La cinta no arrastra tantos errores como apatías en lo narrativo. Es más un ejercicio formal, de estilo. Triple 9 se mantiene a flote gracias a su atmósfera, como bien mencionaba en el primer párrafo; a su tratamiento seco, duro y realista de la violencia; y a su catálogo de estrellas de primer nivel. Algunos de los intérpretes únicamente aportan presencia gracias a su status consolidado, como Kate Winslet, encarnando a un personaje totalmente unidimensional y vacuo. Otros, como un Woody Harrelson pasadísimo de rosca, parecen disfrutar con su trabajo. En lo que respeta a los demás, sus respectivos roles parecen exigirles que pululen contadas veces por el encuadre, sin quedar bien definida cuál es su aportación, como Gal Gadot o Teresa Palmer.

T9_Day_03_0245_jpg_570

En definitiva, el resultado final puede terminar siendo satisfactorio dependiendo del espectador. Se agradece la autoconsciencia de Hillcoat frente a las limitaciones del material con el que trata, y que nunca recurra a giros de guion efectistas o a florituras narrativas. Aquel que busque una radiografía mucho más profunda, una mirada mucho más crítica de la sociedad en la que habita el artista, siempre podrá visitar las calles de Baltimore de la mano de David Simon en The Wire.

Crítica realizada por Brian Garrido

2.5_estrellas

 

Ficha técnica:

Título original: Triple 9 Director: John Hillcoat Guión: Mark Cook Música: Atticus Ross  Fotografía: Nicolas Karakatsanis Reparto: Casey Affleck, Chiwetel Ejiofor, Anthony Mackie, Aaron Paul, Norman Reedus,Woody Harrelson, Kate Winslet, Clifton Collins Jr., Gal Gadot, Teresa Palmer,Michael Kenneth Williams  Distribuidora: DeAplaneta Fecha de estreno: 06/04/16