ANGIE_THREER

Y por desgracia es así, “querer no es poder”. O, por lo menos, en lo que concierne al fallido intento de Angelina Jolie por crear una película de autor en medio de la vorágine cinematográfica en la que habita el Hollywood actual. Y desde luego esta es el principal hecho que sí hay que agradecer rotundamente a Angelina, pues es un soplo de aire fresco dentro del panorama actual que se crean en las factorías de Los Ángeles. A primera vista, Frente al mar en absoluto parece una película de corte clásico hollywodiense, pues se viste con un tono absolutamente intimista y cercano, clásico dentro del cine de autor europeo.

La cinta expone las idas y venidas, pero sobre todo las idas, de una pareja que se encuentra en una profunda crisis existencial tanto a nivel individual como a nivel conjunto. Ambos deciden huir de los fantasmas de la rutina en un pueblo de postal de la costa Azul francesa, en la que escapar a galopada limpia y golpe de botella de los problemas que les han llevado al exilio del día a día. Él, escritor frustrado que casi ha olvidado el significado de la palabra inspiración. Ella, antigua bailarina que ha olvidado los pasos que le han conducido al estado en el que se encuentra. Y ambos cómplices del olvido mutuo que buscan en cada sorbo de Ginebra o lo que se les ponga por delante.

By The Sea

Si uno suma semejante premisa de historia, una localización tan magnífica, unos secundarios realmente pintorescos y el tono tan intimista arriba mencionado, se puede esperar una auténtica obra de culto. Pero no, por desgracia no es así. Y no es culpa de la directora, pues es imposible no valorar el esfuerzo de la misma por crear una obra redonda, pero, directa, llana y simplemente, hay directores que son capaces de ello y otros que no. Jolie erra completamente en el desarrollo de la cinta. Posee un guion que se teme a sí mismo por si no es capaz de lograr lo que tanto anhela, por lo que la factura final es sencillamente terrible y tediosa. La lástima y la compasión son dos sentimientos que aparecen en cada fotograma hacia la propia película. Abusa tanto de los monosílabos y de la frivolidad entre los personajes que en ella aparecen que da la sensación de estar ante una conversación de ascensor en todo su esplendor durante dos horas.

Frente al mar es una película que se busca constantemente a sí misma, pero que nunca se encuentra. Posee grandes virtudes técnicas y algunos fotogramas que son dignos de un especial de cualquier revista de viajes que se precie, pero esto nunca es suficiente para alcanzar la perfección que tanto busca y se pierde en una continua sucesión de situaciones totalmente inverosímiles que se convierten en un círculo vicioso que se repite en cada acto de la cinta. Jolie bebe como directora del cine de otros grandes clásicos de autor de la misma forma que hacen él y Brad Pitt en cada noche durante su estancia en este maravilloso y desconocido escenario, pero por mucho que se emborrache de dichas películas, directamente no vale para hacer una de ellas. Y no es algo malo, es simplemente algo real y, por desgracia, impotente.

5709_D003_00162_R_CROP

En definitiva, Frente al mar es un intento fallido que demuestra que, a veces, por mucho que un director anhele convertir su cinta en una obra de culto, no todo es posible. Y no es por falta de deseo ni de intención, sino porque en el séptimo arte hay directores y directores, y Jolie deberá aceptar que, por mucho que le pese, quizá nunca se convierta en uno de los que incluyen sus películas en el paraíso de las  inolvidables. O quizá sí, quien sabe. Solo el tiempo no será capaz de decirlo. 

1_estrella

 

Ficha técnica:

Título original: By the Sea Director: Angelina Jolie Guión: Angelina Jolie Música: Gabriel Yared Fotografía: Christian Berger Reparto: Brad Pitt, Angelina Jolie, Mélanie Laurent, Niels Arestrup, Richard Bohringer, Melvil Poupaud Distribuidora: Universal Pictures Fecha de estreno: 11/03/16