Hail, Casar!
 
Viene siendo algo habitual encasillar todas las películas de los hermanos Coen en dos categorías: las serias y las menores. Las denominadas como menores son las comedias, con la excepción de El gran Lebowski, que resulta imposible de clasificar. Es una de las grandes películas de los Coen y a la vez una comedia pura y dura, por lo que ninguno de los grupos se adecúa a sus características. Su última película, ¡Ave, César!, se encuentra indudablemente entre sus obras menores, tanto por sus pretensiones como por el propio resultado. Sin embargo, no debéis asustaros: hablar de película menor de los Coen es, en la mayoría de ocasiones, hablar de un buen o al menos interesante trabajo. El resultado de ¡Ave, César!, aunque damnificado por la irregularidad de la propuesta y el desarrollo argumental de la misma, es brillante como sátira del star system hollywoodiense. Como película, simplemente una menor más de los Coen, por suerte o por desgracia.
 
En el Hollywood de los años 50, Eddie Mannix es un “mediador” que se dedica a arreglar los desaguisados que convierten Capitol Pictures en una casa de locos. Se encarga de supervisar los rodajes de las producciones que se están llevando a cabo, solventando cualquier mínimo error que pueda echar por tierra los planes de la productora. Todo se volverá en su contra cuando un grupo de comunistas que se hace llamar “el futuro” secuestra a la estrella del péplum de lujo que están rodando (George Clooney), ¡Ave, César!, que viene a parodiar un clásico como Ben-Hur, Aunque realmente la película es mucho más (o menos) que su argumento, pues adquieren mucha más importancia las secuencias como entes individuales que como partes de un conjunto que den sentido y cohesionen el arco narrativo.
 
Hail, Caesar!
 
Se está comparando de manera desafortunada esta cinta con Barton Fink, uno de los trabajos más importantes de esta estupenda pareja de cineastas. Si bien es cierto que en ambas obras conviven determinados temas, las intenciones y el tono no podrían diferir más. No obstante, aquí también se realza la figura del guionista (no olvidemos que los hermanos, además de dirigir, escriben todos sus trabajos y los de otros cineastas), aunque desde una perspectiva menos seria y más directa que la del film protagonizado por John Turturro. Realmente, y aun perteneciendo al grupo de las películas menores, es bastante complicado comparar este trabajo con cualquier otro. La única película con la que encuentro puntos en común es Quemar después de leer, siendo además muy parejas en cuanto al resultado.
 
La sátira propuesta funciona igual de buen cuando critica y ridiculiza que cuando homenajea las producciones del Hollywood dorado, y gran parte de culpa la tiene un elenco en el que todos los actores derrochan carisma, desde los que tienen cierto peso argumental hasta los que se pasean por la pantalla a modo de cameo. Destaca por encima de todos un sorprendente y graciosísimo Alden Ehrenreich, haciendo suyas todas las escenas en las que aparece. En este sentido, podríamos decir que ¡Ave, César! cumple satisfactoriamente su objetivo, pues los Coen no pretendían hacer una gran película, sino un divertido trabajo que supiera homenajear grandes superproducciones a la vez que ridiculizar el proceso de rodaje de las mismas. Pero más allá de eso hay una historia que narrar, lo que no hace más que generar continuos altibajos al intercalar escenas brillantes, de esas en las que el sello Coen está más presente que nunca, con otras insustanciales y carentes de chispa. A pesar de ello, el ritmo se mantiene bastante bien y el interés por la cinta no se pierde en ningún momento. Por encima de todo, la película tiene alma; independientemente de que el todo no sea gran cosa, la esencia coeniana nos acompaña durante todo el visionado.
 
2457_TP_00050RV2
 
Sería un completo error esperar de ¡Ave, César! un trabajo a la altura de lo mejor que han parido Joel y Ethan Coen, Aunque todo es cuestión de gustos, la película podría considerarse que tiene un nivel standard dentro de sus obras menores; y eso no es moco de pavo. Una nueva muestra de que los hermanos siguen a un buen nivel, y que consiguen hacer cosas interesantes con muy poco. Bueno, quizá sería más adecuado decir que consiguen hacer cosas interesantes sin pretender volar muy alto, pues contar con este reparto y equipo técnico no es precisamente tener “muy poco”. En cualquier caso, y relacionado con lo que os venía diciendo, es muy complicado encontrar cineastas capaces de mantener el nivel en cada uno de sus trabajos. ¡Ave, César! no es de lo mejor de los Coen, pero sin duda es una película que hay que ver.
 
3_estrellas

Ficha técnica:

Título original: Hail, Caesar! Director: Ethan y Joel Coen Guión: Ethan y Joel Coen Música: Carter Burwell Fotografía: Roger Deakins Reparto: Josh Brolin, George Clooney, Scarlett Johansson, Ralph Fiennes, Tilda Swinton,Channing Tatum, Alden Ehrenreich, Frances McDormand, Jonah Hill, Christopher Lambert, Clancy Brown, Wayne Knight, Dolph Lundgren Distribuidora: Universal Pictures Fecha de estreno: 19/02/16