THE JUNGLE BOOK
No es de extrañar que surgiera cierto pánico entre la población cinéfila cuando se anunció la producción de una versión en imagen real de El libro de la selva. Fueron dos motivos los encargados de que todos esperásemos la película sin demasiadas ganas, simplemente con la curiosidad que lleva implícita el estreno de cualquier proyecto de Walt Disney. El primero de ellos no fue otro que el nombre del encargado de llevar a cabo esta revisión del clásico animado, Jon Favreau, un director cuyas cualidades han sido cuestionadas en no pocas ocasiones. El segundo tiene que ver con los resultados y la acogida de las cintas animadas convertidas en ficción de carne y hueso, que en el mejor de los casos han sido recibidas de forma templada. Pero, como ya se encargaron de dejarnos bien claro las primeras opiniones que llegaban desde el otro lado del charco, El libro de la selva es una muy buena película.
 
El logro más reseñable de Favreau, y por consiguiente del equipo de CGI al completo, es haber creado una obra visualmente impactante, capaz de transmitir a partir del sobresaliente trabajo digital una sensación de realismo nunca antes vista; pero todo ello sin descuidar la historia y el alma de la obra de Reitherman, que encuentra en esta versión un sentido homenaje con personalidad más allá de lo visual. Digamos que Favreau no se limita a revisitar la película de 1967 y acompañarla de un acabado visual excelso, sino que también aporta oscuridad, emoción y una dimensión mayor en lo que a la aventura se refiere. Esta El libro de la selva no deja de ser una película comercial de aventuras, por lo que sufre algunos vicios comunes del blockbuster moderno; sin embargo, no hay pegas con la entidad suficiente para desmerecer las virtudes de esta espectacular, trepidante y conmovedora aventura. Hay algunas decisiones que no me convencen, como un momento en el que se utiliza de forma un tanto arbitraria la visión subjetiva de Mowgli. Pero todo lo que pueda ser usado como algo negativo son pequeñeces; nada estropea el resultado de tan lograda producción, que a buen seguro logrará multitud de premios técnicos a lo largo del año.
 
THE JUNGLE BOOK
Por encima de la historia, que a pesar de conservar algunas escenas y canciones de la animada es mucho más rica y profunda, se encuentran todos sus personajes, que aquí adquieren un protagonismo que se echaba en falta en la original. Baloo se convierte en el rey de la función desde su aparición en pantalla, sobre todo gracias unas líneas de diálogo tronchantes. Así, nos encontramos ante una película que no pierde el encanto y la simpleza que caracterizaba a la del 67, y que, a su vez, aporta una visión mucho más oscura y adulta del mismo entramado, aunque desarrollando más ciertos aspectos -y modificando un poco el hilo argumental- que multiplican exponencialmente la parte emotiva. El libro de la selva se construye a través de un sinfín de escenas para la memoria, especialmente aquéllas en las que se nos va presentando a los diferentes personajes. Todas las apariciones tienen algo especial, y ese toque no se puede dar únicamente mediante la técnica, pues requiere de una comprensión de la historia y los personajes (y de su público potencial, que no es precisamente limitado) que permitan calar hondo y evitar la superficialidad que normalmente se adueña de estos productos. 
 
Jon Favreau ya nos ha sorprendido a unos pocos con este precioso y espectacular homenaje a El libro de la selva, pero estoy convencido de que sorprenderá a cuantos se animen a verla. Además, debemos dar por hecho que servirá para animar a otros cineastas a hacer las cosas bien, lo cual conllevará, cómo no, una sobreproducción de versiones digitales de clásicos animados. Si los resultados son tan buenos como los de esta película, por aquí no habrá inconveniente alguno en disfrutar con las que vengan. Y es que es un trabajo que cuida por igual todos los aspectos, realizado con un mimo que se traduce en un verdadero deleite (para los ojos, pero también para el corazón) cinematográfico. No os podéis perder ni siquiera los créditos finales, pues son una inequívoca demostración de creatividad.
 
3.5_estrellas
 
 

Ficha técnica:

Título original: The Jungle Book Director: Jon Favreau Guión: Justin Marks Música: John Debney  Fotografía: Bill Pope Reparto: Neel Sethi, Bill Murray, Ben Kingsley, Idris Elba, Lupita Nyong’o, Scarlett Johansson, Giancarlo Esposito, Christopher Walken, Garry Shandling Distribuidora: Walt Disney Pictures Fecha de estreno: 15/04/16