oscars musica

A nivel personal, aun me pesa la no victoria de Hans Zimmer con Interestellar el año pasado, y aunque este año no ha habido ninguna música original que destacase de una forma tan abundante, sí que nos hemos topado con muy buenas obras. Pero ante todo, este año ha estado marcado por la presencia de dos nombres que hablan por sí solos: John Williams y Ennio Morricone, el retorno de dos de los grandes compositores a la película y estilo (respectivamente) que marcaron su carrera. Analicemos cada una de las nominadas y mencionemos aquellas que deberían estar en la lista.

John Williams por Star Wars: El despertar de la fuerza

1-JJKathy-NO-LOGO

¿Quién no conoce el nombre de John Williams? Pocas cosas se pueden decir ya del genio detrás de las melodías más reconocibles del cine, del que nos ha transportado a mundos inimaginables a través de sus partituras, y del que ha formado parte de nuestra banda sonora personal. Este año era el año del retorno a la gran pantalla de una de las sagas más icónicas de la historia del cine con Star Wars: El despertar de la fuerza. Cómo no, volvía a ser el gran compositor quien estaría detrás de la música original. Es sin duda uno de sus trabajos más destacables, originales y especiales, pues estamos acostumbrados a un Williams que camina mucho por el lado de la fanfarria reconocible. En este episodio VIII, abordamos una música mucho más narrativa y elegante, más suavizada e incluso melancólica por momentos, como si el propio recuerdo de la vuelta a la saga original estuviese también presente en las composiciones junto a la película en sí. Lo mejor de todo esto es la inteligencia que hay detrás de la banda sonora: qué bien medido que está el uso de las melodías reconocibles de la saga, pues no abusa de un fan service sonoro (lo cual hubiese sido lo fácil), y apoya con los leit motiv de la saga los nuevos sonidos que acompañan a estos nuevos personajes y esta nueva trama (a destacar el magnífico Rey’s Theme). El poderío de los temas más épicos junto a la asombrosa representación de los personajes mediante la música hacen de esta obra una de las más perfectas y auténticas de Williams, y la que espero sea ganadora.

Ennio Morricone por Los odiosos ocho

samuel-l-jackson-s-theory-about-hateful-8-mystery

El retorno más emocionante y esperado por todos. El maestro vuelve de nuevo al género con el que más cautivó a todo el mundo, el western, esta vez de la mano de Quentin Tarantino con su última película, Los Odiosos Ocho. La verdad es que no merece mucho la pena pararse y comentar en detalle todo lo que ha hecho grande el genio de Ennio Morricone, su nombre habla por sí solo, al igual que las películas a las que ha prestado su creatividad, y es que Sergio Leone le debe la mitad de su éxito. Para este regreso triunfal, Morricone ha acompañado el guion de Tarantino con una composición más bien oscura y tensa para remarcar los puntos clave de la película, incluso abordando un sonido muy Agatha Christie que casa muy bien con los diálogos. Aun así, me es imposible no encontrarle unos problemas clave. El tema principal, aunque es realmente bueno con un uso del hi hat muy jazzístico, no tiene mucho más protagonismo que al inicio del film. Esto se junta al hecho de que, realmente, hay pocos temas propios (12 temas cortos de entre 1 y 3 minutos a excepción del tema inicial de 7 minutos), y me hace preguntar si realmente la nominación es por cuestión sentimental y por su vuelta al western o realmente por la calidad de la música y su apoyo en la narrativa. Viendo su triunfo en los globos de oro, no me extrañaría verle ganar.

Carter Burwell por Carol

fotos pelicula carol 1

Voy a aprovechar este momento para anunciar mi decepción con la academia por la ausencia de Carol como mejor película del año. Una vez dicho eso, Carter Burwell firma una obra mágica y cautivante en Carol. Si bien no es su único trabajo este año (también le podemos escuchar en Anomalisa), es el más destacable de los dos por la comprensión absoluta y total de las sensaciones que ha de aportar la película de Todd Haynes. El trabajo de Burwell es maravilloso, te transporta de lleno al mundo de ambas protagonistas y te recorre por todo el cuerpo con la misma facilidad que las miradas de ambas te enternecen. El intimismo es algo atemporal, y el compositor lo sabe, aporta la sucesión de notas adecuada para no sonar pomposo junto a la instrumentación propia del jazz de los años 50. Los violines rotos hacen gala de la emotividad, los acordes en piano te transportan a los momentos más agrios, y los cellos acompañan siempre haciendo el papel de la inseguridad social que provocaría el amor entre estas dos mujeres. Preciosista y emotiva, estamos hablando de lo mejor del año en la música cinematográfica.

Thomas Newman por El puente de los espías

7877568,XkjLWY6XzB3v61S65e1g5T8f0ThT8o+ch1+Y2xVTL3lUMRVeLNCAzMZTlGAo4P5PJ3RgGY9JqgNVZqFDW50qtg==

La nueva película de Spielberg quizás no pasa con buena nota para muchos, pero no hay duda de que El Puente de los Espías ha gustado mucho a los académicos, y se ha valido también un sitio entre las nominadas a mejor música original. Thomas Newman, conocido sobre todo por su inconfundible música en American Beauty, apoya la película de una forma muy narrativa y clásica, pero dudo mucho que destaque como una de las mejores de este año, pues la encuentro demasiado básica en su género. Juega muy fácilmente con los sonidos militares y algún momento con más intriga, pero no me acaba de casar muy bien los coros operísticos en según qué momentos, pues convierten escenas como los saltos en el muro de Berlín en algo facilón y poco cercano al espectador. Y aunque tiene un tema tan bueno como Rain, las sensaciones son más bien agridulces. Correcta y bien apoyada con la narrativa a rasgos generales, pero poco atrevida y con algún momento que no casa del todo.

Jóhann Jóhhanson por Sicario

sicario-2015-movie-review

La última de las nominadas es una de las más sorpresivas de la lista, pues dudaba que llegase a entrar. Y me alegra, ya que es para mí el mejor apartado de la película de Denis Villeneuve. Jóhann Jóhannson, quien ya había trabajado con el director en Prisoners, vuelve a demostrar una vez más su asombroso talento. Pocos compositores se pueden encontrar que hagan un uso tan magnífico de los bajos y bombos distorsionados y las disonancias puntuales de los vientos para crear una atmosfera de ruido controlado y atrapante. En Sicario hace gala de un potencial artístico inmenso y deja boquiabierto a todo el mundo, dejando en evidencia otros aspectos de la película que tampoco son muy destacables per sé. Le da una vuelta de 360 grados a las reglas típicas de la música del cine de acción y lo transforma para crear con sus temas una personalidad propia que apoya a la perfección la narrativa tensional y agobiante de Sicario. Cierto es que no es la única en darle una vuelta de tuerca a la música de acción de este año (Mad Max: Fury Road), pero sí que es la que mejor lo hace, y sería una grata sorpresa ver a Jóhannson llevarse la estatuilla, aunque hay otras mejores que han quedado fuera. Le llegará su momento, tiempo al tiempo.

Los Olvidados:

Junkie XL por Mad Max: Furia en la carretera

maxresdefault (1)

No negaré que estuve muy enfadado cuando no vi la que, para mi es, la mejor Banda Sonora del año entre las nominadas. Al igual que la propia obra maestra de George Miller, Tom Holkenborg (más conocido entre los aficionados a la electrónica como Junkie XL) lo borda de cabo a rabo con un despliegue de epicidad que traspasa nuestro entendimiento del cine de acción. Atrapa en forma de música la locura y carrera constante de la película sin lugar a agotarse, consigue que te lleves al salir del cine un subidón de adrenalina que puedes seguir teniendo cuando escuchas por separado la música de la película. Pero no es solamente su calidad, sino también su inclusión narrativa la que la hace especial. George Miller pareció tenerlo claro: cuando los soldados iban a la guerra se llevaban sus tambores como muestra de amenaza. ¿Por qué no lo pueden hacer unos cuantos chalados con ganas de ir al vallhala mientras saltan entre explosiones y coches rodando? La inclusión de la banda sonora como elemento representado en la carrera infinita de la película bajo un gran camión de tambores y un guitarrista colgado por cuerdas junto a una guitarra que escupe fuego es sin duda algo de lo que el compositor ha sabido darle la vida que se merecía, y ha conseguido mezclar lo diegético con lo interdiegético bajo tambores de guerra, violines evocando a la música del clasicismo con sus pizzicatos y una guitarra distorsionada al máximo. Una de las mejores músicas para cine de los últimos años merecía estar entre las nominadas.

Ryûchi Sakamoto por El renacido

47685

Lo sé, tal y como dije en mi crítica sobre la película no salí nada entusiasmado de verla, pero eso no quita que se merezca el reconocimiento que se merece en uno de sus mejores apartados. Sakamoto es bien conocido por ser uno de los compositores más importantes de los últimos años, y su marca es inmensa en la película de Iñárritu. La desolación y el dolor de esta banda sonora brillan por todos lados y hace caminar este relato de supervivencia por unos lares casi divinos. Hace un muy buen uso del rudo al igual que Jóhannson con Sicario, pero en este caso es mucho más comedido. Pero sin duda alguna, lo mejor de la banda sonora de Sakamoto son los silencios. Los silencios también pueden hacer música, y el compositor japonés lo sabe.

Michael Giacchino por Del revés (Inside Out)

inside-out

Esta sí que es una de las sorpresas más agrias en las nominaciones, pues Giacchino está magnífico en la flamante nueva obra maestra de Pixar, Inside Out. Incluso es, posiblemente, de lo mejor que ha hecho jamás el compositor. Original, apasionada, divertida y muy, muy bien medida con el guion. Tiene todo lo que hace que Inside Out sea lo que es en su guion y lo maquilla de guitarras acústicas (o incluso ukeleles), instrumentos juguetones y melodías muy variadas que dan personalidad a todos los personajes. Magnifica lo que ya de por sí funciona para que puedas visualizar incluso los mismo que vemos en pantalla en tu propia cabeza, como si de verdad existiesen todos esos sentimientos en forma física dentro de tu cerebro, y esa es la muestra de la magia creada por la música de la película.

Ganará: Ennio Morricone por The Hateful Eight (el factor nostalgia será el triunfador).

Debería ganar: John Williams por Star Wars: El Despertar de la Fuerza o Carter Burwell por Carol.

El quinteto debería ser:

John Williams por Star Wars: El Despertar de la fuerza

Junkie XL por Mad Max: Fury Road

Michael Giacchino por Inside Out

Ryûchi Sakamoto por El Renacido

Carter Burwell por Carol