DADDY'S HOME

Recuerdo que hace 6 meses cuando empecé a colaborar con La Cabecita, me tocó cubrir el pase de Dale duro, la cual a priori contaba con muchos ingredientes para ser un tostón disfrazado de una película de humor. El resultado tras verla fue que me llevé una agradable sorpresa, ya que si bien no era nada espectacular, era entretenida y hasta divertida. Hago esta referencia porque las similitudes que comparte con Padres por desigual son bastante grandes. Más allá de tener al mismo actor principal (Will Ferrell), buscan hacer reír de la misma manera desenfadada y gamberra. Sin embargo, si bien las dos consiguen su objetivo más básico de la carcajada, en esta ocasión se hace de forma más sutil, abogando menos por el “caca, culo, pedo, pis” y más por la ironía. Una ironía que en la mayoría de las ocasiones está muy forzada, pero que no deja por ello de conseguir su objetivo. No os dejéis engañar por esta afirmación, el humor absurdo es el tópico central y la risa fácil es casi constante. Para que no se me acuse de contradecirme diré que en Dale duro el porcentaje de humor absurdo – ironía es 100% – 0% mientras que en Padres por desigual es 90% – 10%.

La trama invita al humor absurdo, ya que es fácil, sin líos y sin giros inesperados. Todos los elementos se ponen al servicio del humor e incluso los giros de las relaciones personales de los personajes son marcos para potenciar la risa fácil. Un padrastro que sueña con conquistar el amor de sus hijos políticos se encuentra con que el exmarido de su nueva esposa es un galán aventurero con el que difícilmente podrá competir. El intento de mantener la atención de sus hijastros frente al verdadero padre desemboca en un montón de situaciones en las que Brad (Will Ferrell) tendrá que demostrar quién es el verdadero gallo del gallinero. Mención especial merece el personaje de Griff (Hannibal Buress), un contratista que hace las funciones de trickster y cuya sola presencia es en ocasiones suficiente para llevar la risa al público.

DADDY'S HOME

Otra de las grandes victorias de esta película es uno de los métodos de promoción que llevaron a cabo. Hoy en día con internet, la mejor forma de llegar a un número amplio de gente es hacer un vídeo que se convierta en viral. Y esto fue precisamente lo que consiguieron los productores de Padres por desigual. Una de las escenas del filme exigió que el rodaje se llevase a cabo en un estadio de un equipo de la NBA (que en este caso fue el de los Pelicans de Nueva Orleans) durante el descanso de un partido. Pues bien, esta escena, en la que Will Ferrell le da un pelotazo en la cabeza a una cheerleader, se rodó de manera que en un principio la gente no supiera que se trataba de una película. Esto hizo que muchos aficionados grabasen el momento y lo difundiesen a través de las redes sociales. En seguida ese vídeo fue compartido por miles de personas y cuando se descubrió que se trataba de una escena de un largometraje ya había llegado a millones de usuarios.

Padres por desigual es una película que se puede ir a ver tanto en familia (por la temática) como con amigos (por el tipo de humor), demostrando que se pueden aunar varios tipos de público en la misma sala. Una buena forma de empezar el año en el cine, salir de la sala con buen sabor de boca, y evitar que se os atraganten las uvas.

3_estrellas

 

Ficha técnica:

Título original: Daddy’s Home Director: Sean Anders, John Morris Guión: Brian Burns, Etan Cohen, Chris Henchy, Adam McKay Música: Michael Andrews  Fotografía: Julio Macat Reparto: Will Ferrell, Mark Wahlberg, Linda Cardellini, Hannibal Buress, Paul Scheer, Cedric Yarbrough, LaMonica Garrett, Jamie Denbo, JoAnna Wortham, Christopher Heskey Distribuidora: Paramount Pictures Fecha de estreno: 01/01/16