45años3

45 Años fue ese regalo de navidad artístico que estaba esperando con tantas ganas. Debo admitir que poco sabía de ella al enfrentarme a su visionado. Por una vez en esta vida, agradecí ir con ninguna expectativa, con ninguna información excepto los actores, el director y la sinopsis, sin saber qué me esperaba. Al salir, supe que había visto una gran obra de arte donde los sentimientos, el tiempo, el amor y el dolor se unen para tejer un relato desgarrador, que recuerda a aquel Cassavetes que nos enseñaba esos personajes desnudos ante sus mentiras, sus idas y vueltas, sus recuerdos, sus pasiones, su condición humana a flor de piel captada por la cámara sin juegos baratos para camuflar carencias, sin tratar al espectador como un idiota, sin retorcer hasta la hipérbole esas relaciones personales.

45años2

El director nos sitúa rápido en el contexto de la narración, presentando a los dos personajes, cómo son, su modo de vida, cómo es su relación entre si, consiguiendo en unos pocos minutos que ya nos hayamos familiarizado con esa pareja que lleva 45 años de casados. Una simple carta que avisa que han encontrado el cadáver del amor perdido de juventud del hombre de la pareja altera la vida cotidiana de este matrimonio justo una semana antes de festejar el cuadrigésimo quinto aniversario de bodas. La dolorosa espiral en la que empieza a caer cada uno de ellos se precipita sobre la propia película y sobre el espectador, situándonos en una decadencia que se hace notoria e inevitable a medida que pasa el filme. El dolor de la mujer está presente al ver cómo florecen todos aquellos recuerdos en la mente de su marido, al descubrir el verdadero origen de unos sentimientos que han estado malinterpretados durante toda una vida. El dolor del hombre al ver regresar esos recuerdos tan duros de una pérdida irreparable que no pudo llegar en peor momento, el temor y al mismo tiempo la necesidad de salir del auto-engaño que es su presente. Todos esos sentimientos son transmitidos por Andrew Haigh de manera simple y sin concesiones, mostrando una destreza en los tiempos, en la narración y en el desarrollo de los personajes inesperada.

No es exagerar decir que el derrumbamiento progresivo de la pareja trae recuerdos de grandes películas como Secretos de un Matrimonio de Bergman, Nosotros no envejeceremos juntos de Pialat o de aquella mítica Paris, Texas de Wenders, donde los recuerdos, los secretos y el tiempo jugaban un papel igual de esencial. Cierto es que resulta más simple y minimalista que aquellas películas, sin embargo, 45 años logra llevar al espectador (más de la mano que a empujones) a presenciar una angustiante historia que parte de narrar la historia de este viejo matrimonio a tocar temas universales, relevantes para cualquier ser humano.

45años

El film posee además unas brillantes actuaciones de unos actores que dan todo por adecuarse al papel, adentrarse en la historia, en los sentimientos de esos personajes, lo que ayuda a que, junto con lo ya dicho del guión y la dirección, el filme transmita perfectamente aquellas ideas que comienza a construir desde el primer minuto. En definitiva, 45 Años es una película necesaria, tanto para el panorama cinematográfico actual como para cualquier espectador que desee presenciar un filme que lo adentre en lo más profundo de los sentimientos humanos, en lo más desgarrador de la verdad, en lo más complejo de las relaciones personales.

5_estrellas

Ficha técnica:

Título original: 45 Years Director: Andrew Haigh Guión: Andrew Haigh Música: Varios Fotografía: Lol Crawley Reparto: Charlotte Rampling, Tom Courtenay, Geraldine James, Dolly Wells, David Sibley, Sam Alexander, Richard Cunningham, Rufus Wright, Hannah Chalmers, Camille Ucan Distribuidora: Golem Fecha de estreno: 18/12/15