A125C002_141121_R6MU.[1599011-1

El cine de mafias siempre ha estado a la moda, siempre ha sido tendencia, y nunca aburre. Con el paso de los años se ha ido asentando como un género per se, y ha salido de la zona Hollywoodiense para asentarse en la cinematografía global. Ya hace años que el cine argentino es toda una referencia para múltiples géneros, pero han conseguido destacar con películas como El Secreto de sus Ojos o Nueve Reinas, cine noir de alta calidad. Ahora es el turno de El Clan, una correcta película con sus más y sus menos.

Basada en la chocante historia real del Clan Puccio, en la Argentina de los años 80, un padre de familia se dedica a secuestrar y asesinar por encargos para ganar dinero, mientras que los demás miembros de la familia son cómplices, cada uno en mayor o menor medida, y todos disfrutan de los beneficios manchados en sangre. Hay que reconocer el triunfo sobre el nivel de tensión con el que juega Pablo Trapero, pues no es fácil conseguir sorprender en una película la cual te cuentan el final de la trama desde el primer minuto (que no el final de la película, uno magnífico hay que añadir). Bajo una telaraña de engaños, mentiras y concesiones, la ejecución de la película es absolutamente sólida, con momentos realmente asombrosos en lo técnico. El conjunto de ideas narrativas está bien ligado, pero le falta concreción en el resultado final en cuanto a identidad. Para explicarnos mejor, podría decirse que Trapero sabe poner un buen popurrí de narración propia e influencias externas, pero falta que esos dos polos casen a la perfección para alzar la película como una obra personal, y por lo tanto, algo más diferente a la media natural que solemos encontrarnos en el género. No obstante, ese no es motivo para olvidar las grandes bazas de El Clan: un argumento sólido y asombroso, una puesta en escena clásica pero con momentos de lucidez que van un paso más allá, un juego musical muy adecuado para esas secuencias paralelas que se repiten varias veces durante el transcurso del film, y un muy buen juego de diálogos y tensión.

A063C001_141114_R6MU.[1586442-1

No hay que olvidar a los que, por momentos, llevan la cinta a sus espaldas y cargan con ella para que creamos ver al verdadero Clan Puccio en los años 80, Guillermo Francella y Peter Lanzani, quienes plantean una caracterización muy elogiable, explotando al máximo nivel en los compases finales de la película, lo cual confirma a Trapero como un gran director de actores por encima de cualquier otro elemento. Hay que decir que la presencia del primero es enigmática, consiguiendo un trabajo a la altura de sus mejores papeles, y que será, sin duda alguna, recordado como lo mejor de esta nueva candidata a los Óscar y los Goya del cine argentino.

Disfrutable, entretenida y recomendable, pero a pesar de eso simplemente correcta. El Clan de Pablo Trapero cumple con su misión de ofrecer una visión ficcional sobre el caso que conmocionó a la sociedad argentina durante la década de los ochenta, pero no de una forma especial o sorprendente, sino que se limita a narrar los hechos y poner todos aquellos elementos que sabe que van a funcionar. Y aunque lo cierto es que, los momentos más rompedores son muy, muy buenos, no se olvida que podría haber sido mucho más y mejor que lo que se ha plasmado.

3.5_estrellas

Ficha técnica:

Título original: El Clan Director: Pablo Trapero Guión: Pablo Trapero Música: Sebastián Escofet Fotografía: Julián Apezteguia Reparto:  Guillermo Francella, Peter Lanzani, Inés Popovich, Gastón Cocchiarale, Giselle Motta, Franco Masini, Antonia Bengoechea, Gabo Correa Distribuidora: Warner Bros. Pictures Fecha de estreno: 13/11/15