WASP_DAY_15-1085.CR2

Voy a ejercer de hombre irracional por un momento y voy a pedir que Woody Allen no muera nunca. Irrational Man es su última película, y lejos de los filmes que lo llevaron a la fama y que se ganaron el calificativo de obra maestra (incluida la poco valorada Stardust Memories), construye una obra que a pesar de tener rasgos distintivos de su estilo, se constituye más como un Allen que experimenta y juega a sus 79 años y en pleno 2015 que no como un viejo director que intenta rememorar sus clásicos de los setentas y ochentas sin variar una fórmula concreta. A muchos esto les parecerá una lástima, a mi me resulta todo un acierto por su parte.

Irrational Man nos muestra la vida de un profesor de filosofía que acude a una nueva universidad para impartir unas clases de verano. El hombre irracional de Allen en este filme es un tipo que no encuentra razón para existir. Su aspecto es desaliñado, su actitud nihilista y sus clases llenas de misantropía. A pesar de ser adulado por todo su entorno, de todas las mujeres que lo persiguen en todo momento, de una aparentemente nada desdeñable situación económica, los problemas espirituales del personaje magníficamente interpretado por Joaquin Phoenix (“magníficamente interpretado” y “Joaquin Phoenix” ya comienza a ser una perogrullada) son superiores a todos esos insignificantes beneficios. Una de estas tantas mujeres que intentan ganarse el amor de este profesor es el personaje interpretado por Emma Stone, una estudiante que, a pesar de estar en una relación, comienza a enamorarse, sin ofrecer resistencia, de la personalidad depresiva y compleja del personaje de Phoenix.

WASP_DAY_15-0634.CR2

Un hecho fortuito, fruto del azar del que tanto se habla en la película (el contenido filosófico de la película es complejo al mismo tiempo que accesible y perfectamente combinado con un humor que parece mezclar elementos de Allen como también de los hermanos Coen) es el que marcará un punto de inflexión en la historia de la película. Prefiero no nombrar aquí qué sucede ni cómo sucede ni cuándo sucede, pero queda claro que debido a este suceso, el antes deprimido profesor comienza a vislumbrar una vida llena de experiencias trepidantes y paz espiritual, una paz llena de ambigüedad, autoengaño y excusas éticas que no hacen más que complacer a su arrogante ego. Comienza a encontrar razones por las que vale la pena vivir al mismo tiempo que su vida se va tornando cada vez más rocambolesca e inestable. En esta “segunda parte”, la película, que no tenía un rumbo claro y aún así no resultaba ni pesada ni inútil, sino una historia simple pero audaz, se traslada hacia una temática que nos adentra en el thriller, recordando tanto al cine de Hitchcock (no solo por el desarrollo de las situaciones, sino también por ese sutil y oculto estudio de la acción humana, las consecuencias de los principios éticos en circunstancias extremas y cómo afecta el ego a aquellos principios) como a las últimas obras de los Coen, al abordar historias que aparentemente son mínimas pero tienen un gran trasfondo filosófico.

WASP_DAY_01-0599.CR2

Esta comparación con otros directores y películas no quiere decir que el director haya perdido su esencia. Seguimos viendo en el personaje de Phoenix (y también en su relación con Stone) inquietudes, dudas, pensamientos y conclusiones que nos hacen ver que estamos asistiendo a una película de Woody Allen. Al mismo tiempo que eso sucede, se puede vislumbrar que este no es el mismo director de Manhattan, Annie Hall y demás películas por las que todos lo recordamos, sino que, a partir de cambios sutiles, de una deconstrucción de su propio cine, sin estancarse en algo repetitivo (ya no solo para nosotros, sino también para él) y que quizá no funcionaría de la misma manera hoy en día, consigue traernos un filme que, a pesar de no ser ni innovador ni único, no solo resulta extremadamente divertido, sino que también nos hace reflexionar, nos cuenta una historia con un guión que hoy en día muchos querrían para su propia película y sobre todo, no se olvida al salir del cine.

4_estrellas

Ficha técnica:

Título original: Irrational Man Director: Woody Allen Guión: Woody Allen Música: Ramsey Lewis Fotografía: Darius Khondji Reparto: Joaquin Phoenix, Emma Stone, Jamie Blackley, Parker Posey, Ethan Phillips, Julie Ann Dawson, Mark Burzenski, Gary Wilmes, Geoff Schuppert, David Pittu, Steven Howitt, Kaitlyn Bouchard, Ana Marie Proulx, Kate McGonigle, Tamara Hickey Distribuidora: eOne Films Fecha de estreno: 25/09/2015