LM_02573.CR2

En Love & Mercy encontramos representada la vida de Brian Wilson en dos etapas, una en su apogeo como cantante de la famosa banda Beach Boys y otra basada en el transcurso de su vida años después. La película está protagonizada por Paul Dano interpretando a Brian Wilson en su juventud y por John Cusack, quien da vida a Brian Wilson años después de su carrera en la banda.

La película resulta gratificante desde el primer minuto, donde se muestran unas imágenes con aspecto sesentero que nos sumerge en la época. La música es un punto clave en la película, como se puede prever, y sorprendentemente no decepciona. Las canciones de los Beach Boys se mueven de manera natural y rítmica dentro de los fotogramas y tanto la banda sonora de Atticus Ross como la proveniente del grupo de Brian Wilson funcionan para acompañar el drama biográfico sin resultar inútil ni prescindible en ningún momento.

La representación de los problemas mentales que comienza a sufrir Brian Wilson en su juventud y que están en su momento más crítico cuando interviene Cusack se muestra cuidada, sin denotar un morbo exacerbado ni simplificar los sucesos ocurridos. Los recursos musicales y visuales de Love & Mercy solo refuerzan, sin acabar en hipérbole ni manipulación de sentimientos, las acciones del protagonista, su sufrimiento y su pasión. Sigue cometiendo errores que se cometen usualmente en los biopics, como el atropello de escenas, los baches en ciertos momentos de la película para después verse rotos por sucesos que se desarrollan poco e importan mucho, pero aquí eso, si está, está de manera que las virtudes que tiene el film lo ocultan.

love-and-mercy-toronto-film-festival

Quizá todos estos puntos me resultan chocantes porque la persona que aquí escribe ha tenido enfrentamientos con biopics que han resultado en catástrofe. Una mente maravillosa o La teoría del todo pueden servir de ejemplos de películas que son biográficas y han de lidiar con un protagonista que sufre por una enfermedad. En aquellas este factor está tratado de manera brusca, morbosa y apoyadas por unos recursos audiovisuales (música, planos, etc.) que solo consiguen perjudicar la transmisión de sentimientos que provoca la película y que lleva lo que debería ser una visión realista de la vida de una persona a un evento melodramático que juega con el espectador como si fuese éste de papel.

En Love & Mercy encontramos el camino que Eastwood inició con J. Edgar“, donde se tratan los eventos dramáticos de la vida narrada desde un punto que busca ser más cercano a la realidad sin reírse del espectador al recrearse en los problemas del protagonista (sin ser la película sobre Brian Wilson tan fría como la de Eastwood) y que también retoma los caminos abiertos por Milos Forman en Amadeus, donde a pesar de la imprecisión histórica de lo relatado, el drama y la música se conjuntan para ir de la mano sin estorbarse el uno al otro y confluir en una historia épica de envidia y genialidad. En Love & Mercy encontramos también una historia sobre genialidad, donde un genio ve truncado su camino por su propia ambición, por su entorno, por gente que lo desprecia y solo intenta aprovecharse de su persona y por una enfermedad que se acrecienta debido a todos estos factores. Quizá en cierto momento podamos sentir que, pese a no ser del todo un defecto, tiene demasiado que contar y los tiempos tiemblan al encontrarse con semejante historia, sin embargo, creo que el resultado final resulta efectivo, pese a ciertos momentos donde la intensidad decae bastante.

descarga

Pero sin duda el aspecto a destacar por sobre todos los demás deberían ser las actuaciones. Ésta acaba por ser, como muchas películas de esta índole, un desfile de habilidades interpretativas. Lo que aquí no sucede, y también es otro aspecto que se ha de agradecer, es que estas actuaciones no interrumpen ni desvían la atención de lo que es la historia y la inmersión en la mente del protagonista.

Love & Mercy es un biopic que sin ser una obra maestra, conoce sus posibilidades y la fuerza de su historia, utilizando todo lo que puede utilizar sin romper esas posibilidades ni creerse más de lo que es. Nos acerca a la música de un genio como es Brian Wilson y consigue una inteligente inmersión en una época como los sesentas que, aunque idealizada por el cine y la cultura, siempre nos gusta visitar. Por otra parte, es una oportunidad perfecta para volver a escuchar “Pet Sounds” y las sesiones de estudio del álbum “Smile” al llegar a casa, cosa que recomiendo fervientemente.

3.5_estrellas

Ficha técnica:

Título original: Love & Mercy Director: Bill Pohlad Guión: Oren Moverman, Michael A. Lerner Música: Atticus Ross Fotografía: Robert D. Yeoman Reparto: Paul Dano, John Cusack, Elizabeth Banks, Paul Giamatti, Jake Abel, Joanna Going,Kenny Wormald, Dee Wallace, Erin Darke Distribuidora: Sony Pictures Fecha de estreno: 10/07/2015