THE_CONGRESS_Still01_©Bridgit_Folman_Film_Gang_hi

El Congreso de Ari Folman (Vals con Bashir) se estrenó a nivel mundial en 2013 pero no ha sido hasta ahora cuando ha llegado a las pantallas españolas.

Argumentalmente, en la película nos encontramos dos bloques diferenciados pero unidos por una idea común: la evolución. El primer bloque empieza con la protagonista, Robin Wright, interpretándose a sí misma en un intento por recuperar su carrera cinematográfica. El agente de Robin, interpretado por Harvey Keitel, se pone en contacto con ella para ofrecerle lo que parece ser una gran oportunidad en una carrera venida a menos con los años. Robin decide acudir a la reunión con el estudio, para descubrir que lo que le ofrecen no es más que la oportunidad de que la digitalicen, de que la escaneen y así recrearla virtualmente, para contar con su yo digital como actriz en su lugar y para siempre.

Es en este momento cuando el director nos propone una interesante reflexión sobre el futuro del cine y el uso de la tecnología digital actual. Es cierto que ya a día de hoy esto se ha llevado a cabo en algunos proyectos, pero lo que El Congreso plantea va más allá de lo que se ha conseguido. Nos plantea una cruda evolución del mundo del celuloide hacía un cine plagado de avatares realistas que a la industria les sería más fácil de usar y controlar. Es única la escena donde Al, el representante de Robin, habla con ella explicándole cómo llegó a convertirse en Agente. Harvey Keitel le roba total y absolutamente el protagonismo a Robin Wright, cada frase es ejecutada a la perfección.

El Congreso sigue con un segundo bloque, después de una elipsis de 20 años, donde podemos ver como no solo ha cambiado el mundo del cine sino también la misma sociedad. La realidad ha dejado de ser tal y como la conocemos y el mundo virtual se ha convertido en un lugar donde refugiarse, en una utopía maravillosa donde todos podemos llegar a ser quien queramos.

EL_CONGRESO_46

De nuevo la película se convierte en una reflexión, ahora sobre el futuro de las comunidades virtuales, donde existe la posibilidad de reinventarnos, de convertirnos en todo aquello que queramos ser sin estar limitados por nada, ni por la edad, belleza o conocimiento.

En El Congreso, Ari Folman da un paso más que Hideo Nakata en Chatroom, no se nos plantea estos mundos virtuales como algo temporal, sino como una sustitución de la autentica realidad, casi como en Matrix.

Es en este segundo bloque donde la película gana en belleza plástica, la utilización de la animación para mostrarnos esa otra realidad, el mundo virtual, nos traslada a otra dimensión extraña, alucinógena en muchos momentos. Pero al mismo tiempo que la película gana en ese aspecto, la densidad de la historia se convierte en un lastre para el espectador, siendo muy confusa en algunos momentos.

En conclusión, El Congreso es una bellísima y densa reflexión sobre hacia dónde podría estar dirigiéndose nuestra sociedad, una sociedad donde cada día tienen más peso la tecnología, las redes sociales y las comunidades virtuales, donde es fácil olvidar quienes somos.

Ficha técnica:

Título original: The Congress Director: Ari Folman Guión: Ari Folman Música: Max Richter Fotografía: Michal Englert Reparto: Robin Wright Penn, Harvey Keitel, Danny Huston, Paul Giamatti, Frances Fisher, Kodi Smit-McPhee, Michael Landes, Sami Gayle, Matthew Wolf Distribuidora: Golem Fecha de estreno: 29/08/2014