AgeD30-021.dng

Como es habitual en muchos países, al traducir el título de la película se hace a peor, como en este caso. The age of Adaline tiene mucho más sentido que hablar de un “secreto” que es rebelado en la sinopsis de la película, en los spots televisivos o a los 10 minutos de película.

Adaline Bowman (Blake Lively) es una chica nacida principios del siglo XX. A sus 29 años, Adaline sufre un accidente que provoca que su cuerpo no pueda envejecer (ahí va el misterio). A partir de entonces se dedica a cambiar de identidad para que no puedan sospechar de ella, y se promete no crear lazos con nadie. Pero en 2014, Adaline conocerá a un chico que hará plantearse esta promesa.

Olvidando ya el mal título, esta película tiene una buena historia como base, pero no está bien tratada en el guión. Los 20 primeros minutos de película vemos a Adaline ir de aquí para allá, y sabemos su historia a través de flashbacks y la voz de un narrador (que parece metido cuando no saben cómo explicar algo con imágenes). Los siguientes 40 minutos parecen de relleno, vemos como Adaline sigue yendo de aquí para allá sin aportar nada a la historia, ni al espectador que empieza a contar cuánto lleva de película.

Y a la hora de película, se nos introduce por primera vez el verdadero conflicto de la trama (aparece el chico). Pero de nuevo se encalla el ritmo, y no vemos más que repeticiones de situaciones entre chica-chico, hasta que otros 30 minutos después aproximadamente, se aclaran y dejan de jugar al ratón y el gato. Y justo, cuando faltan unos 30-40 minutos para el final de la película, aparece el conflicto que sí interesa al espectador y le da verosimilitud a la historia, además de atar algunos cabos de los primeros 40 minutos. Y yo pienso: ¿por qué tan tarde? ¿Por qué explicar algo en 40 minutos, si podría haberse hecho en 20 y de manera más efectiva?

AgeD5-161.dng

El clímax es lo mejor del filme, escenas bien tratadas y que pueden provocar algo de emoción incluso. Pero, cuando se acerca el final, ya volvemos a mirar el reloj y prever que va a suceder.

Y la resolución final es un grandísimo Deus ex machina (con homenaje a El diablo sobre ruedas incluido, ojo), que hace que la mínima credibilidad que había adquirido la película se desvanezca como un relámpago. Y ya para colmo, otro epílogo final que solo provoca que se agrande aún más si cabe ese Deus ex machina (así de grande, sí).

Uno se queda con la sensación de que una historia que podría haber sido muy buena, ha sido totalmente desaprovechada (la de cuestiones triviales que se podrían haber tratado con el tema de la inmortalidad…); además de que no llega el verdadero interés por la historia hasta pasada la primera mitad de película.

La falta de interés no solo está provocada por la distribución de la historia, también los personajes están tratados muy planamente, sin complejidad ni tratamiento psicológico de ellos. Podríamos descartar únicamente a la protagonista, porque vemos su pasado, pero no para crear empatía, solo para explicar cómo ha llegado ahí, por lo tanto, sigue siendo plana.

AgeD23-106.dng

Con un buen reparto, donde Blake Lively destaca con una buena interpretación que no desentona y consigue mantener siempre el registro adecuado; y el resto de reparto con actuaciones correctas (también distinguir a Harrison Ford), exceptuando al actor que interpreta el personaje de Ford cuando es joven, que sobreactúa muchísimo, pareciendo un estereotipo que mezcla a Elvis con Han Solo.

Lee Toland Krieger realiza una dirección bastante mediocre, donde abusa ocasionalmente del ralentí;  y usa irregularmente un narrador omnisciente en los flashbacks, sin otorgarle ningún valor y dando la sensación de que aparece por arte de magia. La fotografía de David Lanzenberg es mediocre también, destacando en las escenas nocturnas, aunque crea ambientes muy cargados en las escenas diurnas. Subrayar el cargante uso del “flare” en muchísimas escenas, que no tiene ningún valor y saca al espectador de la película. La banda sonora de Rob Simonsen es correcta, aunque a veces el uso puede resultar algo cargante. 

En definitiva, una película bastante previsible, con algunas escenas buenas, pero que no valen la pena por el resto de escenas mediocres y su disparatado final. 

2_estrellas

Ficha técnica:

Título original: The Age of Adaline Director: Lee Toland Krieger Guión: Salvador Paskowitz, J. Mills Goodloe Música: Rob Simonsen Fotografía: David Lanzenberg Reparto: Blake Lively, Michiel Huisman, Harrison Ford, Ellen Burstyn, Kathy Baker, Amanda Crew, Richard Harmon, Anjali Jay, Lynda Boyd, Peter J. Gray Distribuidora: eOne Films Fecha de estreno: 31/07/2015