paz vega

Al igual que los Goya y el círculo de escritores cinematográficos, el cine español también cuenta con sus propios premios Razzie denominados Los YoGa, otorgados por el colectico Catacric de críticos catalanes durante más de 26 años. Este año, los grandes protagonistas han sido Paz Vega y Jesús Castro, pero si hay que destacar en uno de ellos sería con la actriz por su aparición en tres películas de Hollywood como Matar al mensajero, Grace de Mónaco y La ignorancia de la sangre. En cuanto a Jesús Castro, se ha llevado el premio a peor actor por El niño y La isla mínima. Otros destacados han sido el premio a peor director por los componentes de Musarañas, Juanfer Andrés y Esteban RoelNoé a la peor película extranjera y Christoph Waltz y Jennifer Lawrence a los peores actores.

Cine extranjero
Peor película: YoGa Réquiem por un leño, a Noé, de Darren Aronofsky.
Peor director: YoGa Pepi, Lucy, Bom y otras chicas de (Luc) Besson, por Lucy.
Peor actor: YoGa Bastardo desencadenado, a Christoph Waltz, por Big eyes y Teorema zero.
Peor actriz: YoGa Más dura será la caída (algo pasa en la nube), a Jennifer Lawrence, por Serena, LosJuegos del hambre: Sinsajo – Parte 1, X-men dias del futuro pasado y La gran estafa americana.

Cine español
Peor película: YoGa En casa de Herrero, guionista de palo, a La ignorancia de la sangre, de Manuel Gómez Pereira.
Peor director: YoGa con De la Iglesia hemos topado, a Juanfer Andrés y Esteban Roel, por Musarañas.
Peor actor: YoGa Actor mínimo a Jesús big eyes Castro, por El niño e Isla mínima.
Peor actriz: YoGa Resacón en la Vega 3, a Paz Vega, por Matar al mensajero, Grace de Mónaco y La ignorancia de la sangre.

Premios especiales
YoGa Los abuelos que saltaron por la ventana y… a Clint Eastwood, Jean Luc Godard y Woody Allen.
YoGa Uno de los nuestros a Andreu Buenafuente por su egotrip en El culo del mundo.
Yoga Cultura morta a TV-3 por sus secretas intenciones con respecto a Ànima, Cinema 3 y Via llibre.
YoGa a Isona Passola por su discurso en los Premis Gaudí, que duró fins L’endemà.