Dicen que lo bueno dura poco, pero también que lo bueno en pequeñas dosis se saborea mejor. Ese es el caso de la Americana, este fin de semana hemos podido disfrutar de la selección del mejor cine independiente del panorama. Unas películas buenas y otras no tan buenas pero que aportan puntos de vista diferente al cine en general y a los espectadores en particular. La segunda edición de la Americana ya ha llegado a su fin, y el éxito ha vuelto a ser notable, la organización y las ganas hacen que un festival tan pequeño se convierta en un gran evento cinéfilo. Pero antes de concluir, ayer tuvimos sesión triple en el Festival: Faults, Wild Canaries y Selma. Reinando la diversidad de nuevo. 

Faults

descarga

Faults es una película que ya tuvo una buena aceptación en el Festival de Sitges en 2014. Aparte de llevar con ella cierta polémica por el tema que trata, Faults también tuvo la suerte -o la desgracia- de acarrear con la anécdota del Festival, alguien quiso tener sus 15 minutos de fama siendo el bufón de la sala. De todas formas, la película corresponde con la ópera prima de Riley Stearns, cónyuge de su actriz protagonista, Mary Elizabeth Winstead. Narra la historia de Claire, una joven que se halla abducida por una secta llamada Faults. Sus padres, preocupados por su hija, hacen todo lo posible para recuperarla. Finalmente, recurren a un experto del tema, Ansel Roth. Toda la acción se concentra en el debate entre Claire y Ansel, cada uno defendiendo sus respectivos ideales.

La película está sujeta a un bajo presupuesto, pero esto no supone ningún hándicap para su desarrollo. Faults sabe cómo beneficiarse de lo que tiene, cuenta con un dueto protagonista que se encuentra en su estado de gracia y un buen uso de los espacios. La acción se concentra mayormente en una habitación contigua creando un ambiente claustrofóbico muy propicio para el despliegue del film. Sin unas grandes pretensiones Faults consigue mantener la tensión en todo momento y va ganando fuerza conforme avanza, justo cuando tiene todas las papeletas de fracasar se alza apoyándose en todas sus ventajas y sale airosa con su desenlace. Una película que a la vista está -y así lo pudimos palpar en la sala- que no dejará indiferente a nadie. Y en los méritos de Riley Stearns también debería encontrarse el causar molestia e incordiar al espectador.

Wild Canaries

wcScooby

Esta vez, Wild Canaries era la encargada de ser la comedia del día. Con un estilo totalmente opuesto a la comedia dramática que vimos en el día anterior, Buzzard. En Wild Canaries Noah y Barry son una pareja prometida de unos treinta años que aún se encuentran buscando el sentido de sus vidas, Barry está a punto de iniciar un negocio con su mejor amiga pero el negocio de Noah, donde trabaja con su ex-novia, se desmorona. Y las aspiraciones de Noah son pocas. Pero algo agitará sus vidas cuando su vecina anciana muere. Barry empieza a preguntarse si realmente ha sido una muerte natural.

Wild Canaries es una de esas películas que si hubiera visto alguna tarde en casa por casualidad la hubiera juzgado de ridícula y simplista. Pero todo cambia en una sala de cine abarrotada, las risas se contagian y miras hacia otro lado en las partes más criticables. Wild Canaries se disfruta si no se mira bajo la visión crítica, hay que desprenderse de todos los prejuicios y ver sus buenas intenciones, hacer pasar un buen rato. Aún así, Wild Canaries, siendo una parodia de ella misma, comete uno de los fallos que más me molestan últimamente, tratarnos como individuos incapaces de pensar por nosotros mismos. Lawrence Michael Levine (director y guionista) se dirige  a un público extremadamente relajado, tanto que mastica por nosotros en su final. Propiciando que no haya opción a que la película nos acompañe fuera de la sala sino que permanezca en ella hasta su próxima proyección.

Selma

SELMA0

El Festival no podía acabar de una manera más idónea, terminando a pocas horas de la ceremonia de los Oscar, Selma ha sido la película en cerrar esta segunda edición. Dirigida por Ava DuVernay, y también escrita en colaboración con Paul Webb. Selma acoge la lucha de Martin Luther King Jr. por conseguir el derecho a voto para la gente de color. Una avivada lucha por los derechos civiles, la película se centra en la marcha desde Selma a Montgomery, que se convirtió en una de las manifestaciones más importantes consiguiendo que el presidente Johnson aprobara la ley sobre el derecho a voto.

Las películas que narran sucesos históricos suelen resultar poco atractivas en un primer momento. Por eso considero que el valor de este tipo de films se halla en la manera en la cual se enfoque la historia y cómo se enfoque, sobre todo, sin caer en burdas manipulaciones. En este caso Selma sorprende gratamente, tiene la habilidad de no querer abarcar más allá de lo que se puede, se concentra en un hecho histórico concreto y, no siendo una biografía de Martin Luther King, consigue ser un gran reflejo del personaje. La película cuenta con una precisa dirección por parte de Ava DuVernay que relata manteniéndose firme en el diámetro de la objetividad. Una cabal narración acompañada de una adecuada banda sonora que la engrandece. Selma es una de esas cintas que recuerdan la necesidad de concienciación hacia situaciones pasadas que nos llevan a donde nos encontramos hoy.