A Walk Among The Tombstones

Al igual que ha ocurrido con otros actores como Nicolas Cage, Liam Neeson ha virado su carrera hasta convertirse en un género en sí mismo. Parece que el actor, que siempre ha tenido un registro bastante limitado, ha decidido dejar de proponerse nuevos retos profesionales, que le llevaron incluso a protagonizar grandes hitos de la historia del cine como La lista del Schindler para recluirse en ese papel de tipo duro con ganas de dar hostias y buscar venganza desde que protagonizó la película Venganza. Esto no es del todo malo, porque Neeson ha demostrado que se desenvuelve como pez en el agua en este tipo de películas, le basta sólo su carisma para levantar algunos filmes que han acabado por resultar tan divertidos como Sin identidad o Non-Stop (Sin escalas), una completa reinvención a su carrera que a sus más de 60 años de edad ha girado de manera certera hasta un punto nada previsto de convertirse en un auténtico bad-ass.

Y básicamente es lo mismo que hace en Caminando entre las tumbas convertirse de nuevo en un puro y duro bad-ass, uno de esos tipos a los que no querrías molestar. Aquí Neeson da vida a Matt Scuder, el famoso detective de las novelas de Lawrence Block que ya en los años 80 saltó a la gran pantalla en 8 millones de maneras de morir de la mano de Hal Ashby y recreado en aquella ocasión por Jeff Bridges. Aquí Neeson da vida a un policía, que tras una confrontación a principio de los años 90 decide dejar el cuerpo. Años más tarde empezará a trabajar como detective fuera de la ley, aprovechando los conocimientos y contactos que ya tenía de su trabajo anterior y preocupándose más bien poco por cometer actividades que rozan la ilegalidad. Aunque no se encuentre muy predispuesto a ello, pronto encontrará un nuevo trabajo, dar caza a unos peligrosos asesinos antes de que el mal que cometan sea mucho mayor.

A Walk Among The Tombstones

Es una pena lo mal gestionada que está Caminando entre las tumbas, anteriormente hacíamos referencia a otros trabajos de Liam Neeson, y lo divertidas que éstas películas podían llegar a ser, y Caminando entre las tumbas lo tenía todo para haber sido una experiencia tan loca y adictiva como otras de las últimas películas interpretadas por el actor. Su toque de violencia y brutalidad además supondría un divertido plus, ya que ésta es extravagante y estamos realmente poco acostumbradas en este tipo de películas que llegan de Hollywood, casi más propias del cine asiático que del norteamericano. Sin embargo, hay algo que acaba de destrozarla, y es la forma de la que Scott Frank se pierde con lo que está contando, y es que el realizador de la interesante The lookout, da una exquisita formalidad a la película, que simplemente no precede, da la sensación de que se quiere hacer de la película algo mucho más importante y profundo de lo que realmente es, y naufraga, porque es una película que sencillamente no te puedes creer, y no puedes disfrutarla cuando ella misma te obliga hacerlo.

De esta forma se tiran al traste toda el valioso material para lo que debería haber sido una más, pero igual de divertida que otras muchas, película de Liam Neeson repartiendo tortas a diestro y siniestro. Su ausencia de ritmo resulta realmente alarmante, y que una película de desarrollo tan plano, no sólo crea que es capaz de construir algo más serio de lo que es, sino que para mayor mal, acabe aburriendo tanto, es algo sencillamente que no se debería permitir que ocurriese nunca.

A Walk Among The Tombstones

Y sí, Liam Neeson puede ser un género en sí mismo, y un género más divertido además, pero no vale con que el actor busque entre los guiones que recibe a esos personajes que tanto se acostumbran a su perfil, y que al fin y al cabo no dejan de ser todos pequeñas extensiones del Bryan Mills al que dio vida en Venganza, con pequeños detalles que por mucho que se esfuercen en ser distintos, no dejan de ser más que pequeñas variaciones, un encasillamiento, que realmente es positivo. Pero no, no vale con esto, además tiene que dar con creadores que entiendan al Neeson personaje, que ajusten la película a él, que sepan que para que ese tío que te va a moler a palos y que está siempre atormentado por su pasado funcione, debe ser insertado en un escenario imposible, con una narración despreocupada y divertida, que busque siempre el entretenimiento del espectador, y créanme, si algo no es Caminando entre las tumbas es entretenida.

2_estrellas

Ficha técnica:

Título Original: A Walk Among the Tombstones Director: Scott Frank Guión: Scott Frank Música: Carlos Rafael Rivera Fotografía: Mihai Malaimare Jr. Reparto: Liam Neeson, Dan Stevens, Marina Squerciati, Sebastian Roché, Boyd Holbrook, Stephanie Andujar, David Harbour Distribuidora: eOne Spain Fecha de estreno: 31/10/2014