BR_11_Dwight Aims At Teddy

Cuando vamos a ver una película que trata el tema de la venganza como algo principal es imposible no remitirnos a la trilogía de Park Chan-wook y en concreto, a la grandísima Oldboy. Pero no por ello se necesita establecer comparaciones forzadas e incongruentes. El tema de la venganza suele ser muy recurrente también en los films de acción, suele ser un hilo conductor asequible y maleable para conseguir grandes escenas de acción -que no por ello significa que sean buenas-. En este tipo de películas la venganza funciona como una justificación y no como un relato convincente para el espectador, por mi parte recuerdo pocas historias que mezclando venganza y acción me hayan llegado a convencer sin caer en trivialidades.

Blue Ruin, por suerte, no se queda en esta categoría. Su triunfo en festivales es evidente. En 2013 se hizo con el premio FIPRESCI en Cannes, en el mismo año en Gijón se llevó el de mejor director, y estuvo en la sección oficial de festivales como el de Chicago o Deauville. La narración  de la película se centra en Dwight que, en un primer momento, se nos presenta como un vagabundo que reside en su coche (un pontiac azul con un gran simbolismo en la trama) de manera pacífica. Pero todo cambia cuando de manera imprevista, lee una noticia que hace que se plantee dejar la vida tranquila que lleva para pasar a la acción.

BR_2_Bloody Knife

La gran ventaja de la película y punto de interés indiscutible surge desde el minuto uno de su proyección. Jeremy Saulnier (director, guionista y encargado de la dirección de fotografía) se ocupa de ello. Primero con una escena de unos 10 minutos sin diálogos en la que se nos presenta al personaje de una manera simple pero cabal. Gracias a esta secuencia la inquietud y las preguntas empiezan a surgir para aquellos que observamos desde la butaca. Sin darte cuenta ya estás metido en la trama y además, interesado en ella. A medida que se van resolviendo las preguntas no se pierde el interés, el director consigue afianzarse con el espectador y el único aliciente ya no serán las preguntas planteadas, sino que quieres llegar al final de la película. Solo por esto, Blue Ruin es un film que sabe mantener al espectador en vilo y juega con ese atributo, consciente de que hay alguien detrás observando.

Macon Blair encargado del personaje principal, suena muy creíble y convincente en su interpretación como Dwight. Incluso llega a ser un personaje entrañable para el espectador. Aunque su actitud progresa hacia el egoísmo -porque la venganza siempre surge por intereses egoístas-, y esto tendría que jugar en su contra, Saulnier lo diseña acorde a que sintamos cierta compasión por él, quizás sea por su torpeza que consigue ganarse proximidad. Una especie de Walter White -aunque no tan eficiente-, que realizando acciones infames, acabamos yendo siempre de su parte y deseando que no muera nuestro villano. Esa ambigüedad que se crea y que nos hace conscientes de que si la película se hubiera planteado desde un punto de vista diferente también podríamos haber odiado a nuestro protagonista. Porque, ¿quién ha visto una historia de venganza que acabe bien? Es imposible llegar a un acuerdo en términos de venganza, la venganza acaba generando más venganza y es imparable, pero el ser humano siempre quiere tener la última palabra. Y Dwight, aun siendo un personaje inepto para las armas y el mundo criminal,  luchará por tenerla.

BR_14_Kris Shooting

A parte del gran trabajo que apunta el personaje principal, la película alberga con alguna que otra sorpresa, escenas en las que el humor negro destaca y uno no puede evitar reírse o sorprenderse (ambos tipos de gente en la sala, risas y murmullos de asombro), dependiendo del grado de sensibilidad. La combinación entre ambos géneros queda muy lograda y consistente. Destacable la faceta de Jeremy Saulnier encargado del guión, dirección y  la dirección de fotografía, demuestra que puede con todo y con bastante precisión.

Entonces… ¿Qué le falta a Blue Ruin? Seguramente nada, tiene una buena dirección, buena fotografía, una historia sencilla pero bien trabajada… Un film que se vende tal y como es, un entretenimiento, una historia más… No esperéis salir atónitos por su originalidad, Blue Ruin es una película amena con unos ingredientes que funcionan pero no es una cinta imprescindible. Simplemente para pasar el rato, y eso no es malo.

3_estrellas

Ficha técnica:

Título Original: Blue Ruin (Blueruin) Director: Jeremy Saulnier Guión: Jeremy Saulnier Música: Brooke Blair, Will Blair Fotografía: Jeremy Saulnier Reparto: Macon Blair, Eve Plumb, Devin Ratray, Amy Hargreaves, David W. Thompson, Bonnie Johnson, Stacy Rock, Kevin Kolack Distribuidora: Surtsey Films Fecha de estreno: 31/10/2014