El estreno de El destino de Júpiter (Jupiter Ascending) de los Wachowski estaba previsto para octubre de 2014 hasta que Warner decidió volver a rodar escenas adicionales en la ciudad de Bilbao, haciendo que varias personas clavan la voz al cielo, porque si la producción se retrasa, no pinta nada bien.

Pero no pasa nada, porque la veremos en cines el 6 de febrero de 2015 protagonizada por Channing Tatum y Mila Kunis junto a Eddie Redmayne y Sean Bean, cuyo trama se explica de la siguiente manera:

Jupiter Jones (Kunis) nació bajo el cielo de la noche, y las señales apuntaban a que estaba llamada a grandes cosas. Ya mayor, Jupiter sueña con las estrellas, pero se topa con la fría realidad de su trabajo como limpiadora de casas y un sin fin de rupturas problemáticas. Y no empieza a ser consciente del destino que le estaba aguardando hasta que Caine (Tatum), un cazador ex militar genéticamente modificado llega a la Tierra para perseguirla; y es que su firma genética la señala como la continuación en la cadena de una herencia extraordinaria que podría alterar el equilibrio de todo el universo.