Amor en su punto_0016

Si hiciésemos un símil entre platos de comida y tipos de película podríamos llegar a varias conclusiones. Por ejemplo, un plato suculento y sabroso, de esos que tanto llenan como un chuletón o un solomillo podría ser en el cine algo así como El padrino. Luego tenemos estas delicatessen como puede ser el caviar, solo aptas para los paladares más exquisitos. ¿El cine de Tarkovsky podría ser caviar, por ejemplo? Luego tenemos la cocina moderna, de sabores exóticos y diferentes. Spring Breakers podría ser uno de estos platos. En otro lado están los platos de comida rápida como son las hamburguesas, manjares que satisfacen a pesar de no contar con un valor nutricional muy elevado (por no decir nulo). Se podrían comparar con los blockbusters más normales y divertidos este tipo de comida. También están aquellas comidas que a pesar de que sabemos que ni estarán buenas ni nos aportará nada, no podemos evitar comer alguna que otra vez. ¿Quién no se ha comido alguna vez un kebab de pinta sospechosa y de sabor poco suculento a altas horas de la madrugada una noche de fiesta? Este kebab podría ser perfectamente una película como After Earth. ¿A qué viene toda esta comparativa entre cine y comida? Pues que la película de la que hablaremos en esta crítica, Amor en su punto, tiene como tema central el mundo de la gastronomía. ¿A qué tipo de comida pertenecería la nueva cinta de Teresa de Pelegrí y Dominic Harari? Es una película que, a pesar de que puede llegar a satisfacer, no llena en ningún momento. Amor en su punto podría ser, qué sé yo, una bolsa de pipas.

Amor en su punto_0021

Dublín es el marco de la historia de amor entre Oliver, crítico gastronómico irlandés, y Bibiana, una española vivaracha y con poca fortuna en sus relaciones amorosas. Lo más acertado de esta comedia romántica es que no llega a aburrir y el sabor de boca que deja no es del todo malo. No obstante, la historia que pretenden contarnos De Pelegrí y Harari no tiene demasiado trasfondo, no acaba de calar y es fácilmente olvidable. No aporta nada nuevo a un género tan repetitivo como es la comedia romántica, a pesar de que no termina de ser tan mala como cabría esperar. Afortunadamente el resultado es bastante mejor que el del anterior film de la dupla De Pelegrí-Harari. Amor en su punto no es tan horrible como Seres queridos, aquella comedia insulsa e insoportable protagonizada por Marián Aguilera y Guillermo Toledo.

En el plano interpretativo, Richard Coyle ofrece una interpretación bastante decente encarnando a Oliver. El inglés se muestra cómodo interpretando a uno de esos galanes graciosetes y algo caraduras que tanto han estigmatizado a actores como Hugh Grant o Richard Gere. Por contra, Leonor Watling no acaba de convencer del todo en su interpretación de Bibiana. La madrileña cumple, pero su personaje resulta demasiado soso y carente de matices por momentos, no termina de enamorar la guapa actriz española en esta cinta. Tanto la dirección como el guión firmados por Teresa de Pelegrí y Dominic Harari resultan bastante estándar para un film del corte de Amor en su punto. Puede que con algo más arriesgado o distinto la película hubiera tenido un resultado más satisfactorio.

Amor en su punto_0010

Amor en su punto no será recordada por ser una gran obra, no es una película que aporte demasiado sobre todo para un público mínimamente exigente. No se pasa mal durante su visionado y tiene alguna que otra cosa bastante decente, pero lo cierto es que después de verla el poso que deja es inexistente. La cinta de De Pelegrí y Harari no se encuentra en esa carta cinematográfica de grandes y exquisitos manjares, más bien en un kiosco donde comprar pipas. No lo decimos de manera despectiva, pero la película es lo que es: una manera sencilla de pasar un rato agradable y hasta divertido, pero nada más, sin aportar absolutamente nada. Básicamente, lo que es comerse una bolsa de pipas. 

Ficha técnica:

Título original: The Food Guide to Love Director: Teresa de Pelegrí, Dominic Harari Guión: Teresa de Pelegrí, Dominic Harari, Eugene O’Brien Música: Ray Harman Fotografía: Andreu Rebés Reparto: Richard Coyle, Leonor Watling, Ginés García Millán, Simon Delaney, Lorcan Cranitch, Bronagh Gallagher, Ger Ryan, David Wilmot Distribuidora: Fox Fecha de estreno: 09/05/2014