27037

Parece que el tema zombie se ha convertido en una fuente de recursos inagotable para el cine. Desde que a finales de los años sesenta George A. Romero determinara las características clásicas del zombie cinematográfico tal y como lo conocemos hoy en La noche de los muertos vivientes, muchos cineastas han intentado redefinir a los muertos vivientes dotándoles de alguna particularidad diferenciadora. En este último año, por ejemplo, nos han llegado zombies muy rápidos en Guerra mundial Z y otros con capacidad de amar y razonar en Diario de un zombie adolescente. En ese marco distintivo se encuadra Retornados de Manuel Carballo. En este caso, la plaga zombie que afecta a las personas proviene de una extraña infección, de origen desconocido, pero que se puede controlar gracias a una vacuna que evita su transformación de las personas en zombie y permite su convivencia armónica con el resto de seres humanos. A estas personas se les llama “retornados”.

La protagonista es Kate (Emily Hampshire), una doctora especializada en la enfermedad que esconde que su marido Alex (Kris Holden-Ried) es uno de esos retornados. La crisis tiene lugar cuando el Gobierno anuncia que las reservas de la inyección comienzan a ser escasas y todos los retornados se verán obligados a ser internados para evitar una pandemia hasta que logren sintetizar una proteína para salvarlos. Con esta sinopsis se hace patente la verdadera naturaleza de Retornados. No estamos ante una película de subgénero muertos vivientes per se si no ante un thiller psicológico, con una fuerte historia de amor incluida, que utiliza el macguffin de los zombies para conducir la trama. Que no os engañen: los que vayáis al cine esperando sangre a mansalva, destrucción, miedo o mordiscos a un cerebro, esta no es vuestra película; saldréis muy decepcionados.

1377156681

Retornados explora el miedo intrínseco de sus personajes principales basándose en algunas necesidades básicas de todo ser humano tales como la seguridad, la salud o la necesidad de ser amado. La moraleja se acerca mucho a la respuesta al ¿hasta dónde estarías dispuesto a llegar por salvar la vida de un ser querido?. Kate se convierte en una canalizadora de esos terrores y prácticamente lleva todo el peso de la película. La inclusión de ciertos secundarios provocará conflictos morales, que nos vuelven a llevar a la pregunta que ya hemos citado. Una reflexión profunda y oscura sobre la naturaleza del ser humano en donde los enfermos – los zombies – son discriminados en la sociedad.

Ahora bien, aunque la tercera película de Manuel Carballo esté cargada de crítica social, eso no la convierte en una buena producción y no pasa de un normalito drama / thriller (que ya es más de lo que se puede decir de su anterior trabajo, La posesión de Emma Evans) de ritmo lento, donde nada ni nadie destaca en demasía. Puestos a recalcar una lastra y un punto bastante negativo de la película, nombramos esos flashbacks metidos con calzador sobre la infancia traumática de nuestra protagonista que rompen con la fluidez del relato y lo acercan a los clichés del género de terror, al igual que su intento de final irónico o su “doble final”. Agradecemos, no obstante, la valentía en el cine español de hacer productos de género con personalidad aunque el resultado final no sea del todo de nuestro agrado.

2.5_estrellas

Ficha Técnica:

Título Original: The returned Director: Manuel Carballo Guión: Hatem Khraiche Fotografía: Javier Salmones Música: Jonathan Goldsmith Intérpretes: Emily Hampshire, Kris Holden-Ried, Shawn Doyle, Claudia Bassols, Emily Alatalo, Paulino Nunes, Melina Matthews Distribuidora: Filmax Fecha de Estreno: 15/11/2013