Ya se ha cumplido la primera semana del Festival de Cannes 2013. Durante estos primeros días hemos visto trabajos inmensos, muy prometedores, de realizadores como Kore-eda, Farhadi o los hermanos Coen. En lo que resta de edición veremos los nuevos trabajos de otros grandes como Payne, Polanski o Jarmusch. En séptimo día de Festival dejó muy buen sabor de boca, y todo fue gracias a los filmes del italiano Paolo Sorrentino y del americano Steven Soderbergh. Comenzamos el repaso de la jornada con éste último.

El hombre de la retirada eterna (y por lo visto en la rueda de prensa del Festival dijo que eso de retirarse… Como que no. Que sólo pensaba darse un tiempo), presentaba en la ciudad francesa el telefilme titulado Behind The Candelabra, el que parece que será su último filme. Un drama biográfico sobre la homosexualidad protagonizado por Michael Douglas y Matt Damon que se estrenará esta misma semana en la prestigiosa cadena de TV HBO. Tras su proyección en Cannes el hype que generaron los primeros adelantos se ha multiplicado por mil. 


La recepción no ha podido ser mejor. La prensa nacional e internacional la ha calificado de “torrencial” y ha alabado especialmente las actuaciones de Douglas y Damon. Carlos Boyero, del diario El País, afirma que “Soderbergh describe con talento el exhibicionismo del lujo delirantemente hortera, la paranoia, el caos mental. Ha elegido a dos actores heterosexuales y prototipos de la virilidad como Michael Douglas y Matt Damon. El trabajo de ambos es excelso”. Luis Martínez, de El Mundo, defiende que “Soderbergh vuelve a jugar al despiste y aplica su pulso, cerebral y analítico, a una historia sencillamente torrencial. Tanto Douglas (sobre todo) como Damon completan dos trabajos tan perfectos que asustan”. E. Rodríguez Marchante, periodista del diario ABC, sostiene que “Soderbergh realiza un fastuoso ejercicio televisivo con notas de estrafalario humanismo”


La opinión de Alejandro G. Calvo, de SensaCine, nos ha sorprendido bastante, ya que el crítico opina que “Behind The Candelabra parece la hermana tonta de Boogie Nights. Eso sí: Michael Douglas este año se lleva el Óscar”. Al menos a Douglas no le excluye nadie de sus críticas positivas. 


El resto de medios se ha derretido en halagos también. Todd McCarthy, de The Hollywood Reporter dice de la cinta lo siguiente: “Con un excelente guión, brillantemente dirigida, inteligente pero nunca aduladora, con una interpretación de Douglas tan buena que a menudo se te olvida que estás viendo a un actor y no al famoso personaje al que interpreta”. Peter Deburge, de Variety, afirma que se trata de “la película más merecedora de la pantalla grande que el director Steven Soderbergh ha hecho desde Che”, refiriéndose al hecho de que el filme no llegue a las salas. Peter Bradshaw le da Behind the Candelabra cinco estrellas sobre cinco: “Como comedia negra, y como retrato de la soledad de una celebridad, lo nuevo de Soderbergh es muy elegante y eficaz, y Damon y Douglas ofrecen unas interpretaciones sumamente entretenidas”. La misma puntuación le da Robbie Collin, de Telegraph: “Este es cine de lujo al lúcido estilo Soderbergh. Su cámara analítica convierte la mansión de Liberace en las Vegas. Es un terrible espejo de la opulencia: un lugar donde la culpa de alguna manera se ha transformado en oro”


Por la red circula que este ha sido de momento el filme más aplaudido de todos los que se han presentado en el Festival.

Behind the Candelabra

Pero el buen cine no quedaba ahí porque aún quedaba la presentación de La grande bellezza, de Paolo Sorrentino. Un realizador del que, a pesar de sus primeros trabajos, muy bien considerados por la crítica, no se esperaba gran cosa. Esta mezcla de drama y comedia en torno al periodismo y con una Roma veraniega dejo anonada a los profesionales que allí se encontraban visionándola. Todos salieron maravillados con el largometraje pero, sobre todo, con la dirección de Sorrentino.

La prensa española es la que se mostró un poco más reticente. Carlos Boyero, manteniéndose en su línea, afirmó que “en La grande bellezza Sorrentino despliega lo peor y lo mejor de su universo. Ganaría si en el montaje hubiera desechado unas cuantas tonterías. En otros momentos existe auténtico poder poético, imágenes hermosas y sugerentes, diálogos y reflexiones que desprenden inteligencia y veracidad”. E. Rodríguez Marchante, continuó en la línea neutral (aunque inclinada hacia el lado positivo) de Boyero: “Con media hora menos de chunda, chunda, La grande belleza sería lo que pretende, aunque hay algún momento felliniano que tienen fuerza y gracia. Servillo recoge un guante tendido por Mastroianni o Gassman y lo llena con genio y estilo propios”. Nando Salvá, de Cinemania, dijo de este filme que es “una versión contemporánea de La dolce vita. Verdaderamente maravillosa”. Y Luis Martínez dijo que se traba de una obra maestra: “No es tanto melancolía como lucidez; no es dolor, es belleza. Sin duda, una obra maestra. Y bella. Profundamente bella. Imposible imaginar que el director de Un lugar donde quedarse podía llegar tan alto. Del de Il divo se podía sospechar”


Los medios internacionales han mostrado unanimidad ante el trabajo de Sorrentino. Deborah Young, de The Hollywood Reporter afirma que “Paolo Sorrentino lo describe todo de una manera agradablemente creativa que atrae al público a través del humor y el exceso”. Jay Weissberg, de Variety dice que se trata de “una abarrotada fiesta cinematográfica a menudo sorprendente que honra a Roma en todo su esplendor y superficialidad”. Bradshaw de The Guardian le da 4/4 y escribe que “esta película se ve y resulta excelente. Pero también hay un exceso de riqueza y de grandilocuencia, y con toda su elegancia sentí que la chispa de la emoción estaba oculta”


Sorrentino ya suena en las primeras quinielas como favorito para el galardón a director… Habrá que esperar un poquito más para averiguarlo.

La Grande Bellezza

Tres fueron los filmes proyectados en la Sección Una cierta mirada. Como siempre, poco nos llega de ellas. La canadiense Sarah préfère la course, el drama sobre el atletismo de Chloé Robichaud tuvo una buena acogida pero tampoco entusiasmó. Carlos Elorza dijo en Twitter que “a pesar de algunas cosas que me han chirriado, decididamente una directora a seguir”. Sin duda un debut por todo lo alto”

El filme erótico Les salauds, de Claire Denis, no ha convencido a gran parte de la crítica especializada. David Rooney, de The Hollywood Reporter afirma que “mientras que los partidario del estilo elíptico de la directora encontrarán muchas cosas para reforzar su predisposición, los otros se distanciarán de este drama sobre la venganza, que es a la vez implacablemente severo e innecesariamente difícil de seguir”. Xan Brooks, del diario británico The Guardian, tampoco se ha andado con rodeos: “Tuve la sensación de que el enfoque minucioso de Denis era poco más que un acto de encubrimiento, que su verdadera historia era floja y de mal gusto y que su elaborado estilo era precisamente eso”


En las redes sociales hubo quien se mostró más optimista en sus valoraciones sobre esta cinta. Violeta Kovacsics dijo que Les salauds es “una adaptación muy libre de Santuario de Faulkner”. Enrique Lavigne apuntó que la proyección terminó sin aplausos “pero no porque fuera Les salauds fuera mala sino por lo extremadamente duras que son sus 2 últimos minutos. Imborrable Denis”. La página cinentransit dijo que “Les salauds de C.Denis es adictiva, sexual y esquiva. No es perfecta, pero su final es tan brillante como el de Beau Travail”. Ricardo Aldarondo, de El diario Vasco, dijo lo siguiente: “Hipnótica y malsana Les salauds de Denis. Bien”


La proyección de Les salauds contó con la presencia de Beatrice Dalle, Kylie Minogue, Catherine Deneuve, Costa Gavras y Leos Carax entre otros. ¡Todo un lujo!

Les salauds

Y terminamos con un filme latinoamericano: la argentina Wakolda, de Lucía Puenzo. Una nueva película sobre la figura el médico alemán Josef Mengele. Gregorio Belinchón, de El País, afirma que Alex Brendemühl compone desde la gelidez y un cierto encanto un Mengele terrorífico. Brendemühl y Puenzo crean un canto helado al terror”. Luis Martínez defiende la cinta con estas palabras: “Brillante interpretación de Brendemühl en la piel del nazi (Mengele). Propone mostrar la más inmensa de las monstruosidades a través de la más cercana de las inquietudes. Brillante y siniestra”

Ricardo Aldarondo afirmó en su perfil de Twitter que Wakolda era “narrativa convencional para amplio público y buen pulso. Nazis en Bariloche en 1960”. María Guerra de Cadena Ser, dijo del filme argentino que se trataba de algo “magnífico e inquietante”, y siguió: Alex Brendemühl compone un gélido y creíble Mengele en la Argentina de los años 60″.

Wakolda

Esto ha sido todo por hoy. Mañana os traeré las opiniones sobre el nuevo trabajo de Nicolas Winding Refn, que ha decepcionado muchísimo a todos los asistentes. Aquí las fotos de la séptima jornada del Festival:

Adrien Brody y Lara Lieto
Agnès Varda
Aishwarya Rai
Alec Baldwin y su mujer
Alec Baldwin y James Toback
Alec Baldwin e Hilaria Thomas
Alex Brendemühl y Lucia Puenzo
Behind the Candelabra
Behind the Candelabra
Behind the Candelabra
Catherine Deneuve
Chiara Mastroianni
Dita Von Teese
Homeland (Né quelque part)
Jessica Chastain, Cleopatra
La Grande Bellezza
La Grande Bellezza
La Grande Bellezza
Matt Damon
Michael Douglas y Matt Damon
Michael Douglas y Matt Damon
Michael Douglas
Paolo Sorrentino
Sarah Prefers to Run
Seduced and abandoned
Sharon Stone
Sophie Desmarais
Steven Soderbergh y Michael Douglas
Steven Soderbergh
Tewfik Jallal y Jamel Debbouze
Tewfik Jallal, Julie de Bona y Jamel Debbouze
Thierry Frémaux, Jim Gianopoulos y Jessica Chastain
Toni Servillo y Paolo Sorrentino
Un château en Italie (A castle in Italy)
Un château en Italie (A castle in Italy)
Vincent Lindon
Wakolda
Louis Garrel y Valéria Bruni Tedeschi