El cine de acción es violencia, pura violencia, intentar reducir esto muchas veces lo que hace es deteriorar un producto cuyo pilar fundamental está en la violencia pura. Y la violencia no gusta, molesta, si algo malo pasa, es ella la culpable siempre, en las películas, en los videojuegos. Pero como dijo Tarantino, la violencia, es sólo otro recurso cinematográfico, él lo comparaba con un número musical, y es que nadie se pone a bailar y a cantar en medio de la calle por que lo haya visto en una película. Walter Hill es violencia pura, no hay normas en su cine, no hay por qué cortarse, por que el espectador que va a ver una película dirigida por Hill quiere ver violencia.  Así, en su vuelta a las pantallas, casi una década después, con Stallone a la cabeza, esta vez huyendo del espíritu nostálgico que está recorriendo a toda la generación de Mercenarios, como se ha podido ver en las últimas películas de Schwarzenegger y Statham, encabeza un thriller más serio de lo habitual, aunque nunca falte la sarna, de aspecto áspero, y un alto contenido violento, que para más inri, se toma en serio así mismo, sin que esto realmente llegue a resultar nunca un gran problema.

Stallone es Jimmy Bobo, un sicario que ha sido contratado para acabar con un tipo, pero nada más acabar el trabajo, su compañero será asesinado y él tendrá que escapar del brutal ataque recibido. En ese momento, Bobo, se unirá a un policía que como él, también busca venganza, para ir desenmarañando la telaraña de esa gente que le ha traicionado en su trabajo, subiendo poco a poco escalones de poder, y usando la fuerza siempre que sea necesario, y cuando no también. Pero las cosas se complicarán cuando, para prevenir la furia de Bobo, secuestren a su hija, obviamente el resultado será justo el opuesto al deseado, y Bobo, en lugar de pararse, hará todo lo posible para acabar con todos.

El título es conciso y lo dice bien claro, quien vaya a ver Una Bala en la Cabeza sabe lo que va a ver, y no va a ser una simple bala en la cabeza, si no que serán muchas, así como brutales palizas y tiros incesantes. Pero la tónica habitual de la exageración, la autoparodia que hemos visto presente en películas como Los Mercenarios o El Último Desafío, aquí desaparece por completo. Hill opta por filmar la violencia de una forma real, mucho más ruda, incluso su épico enfrentamiento final, entre un Jason Momoa, que desfila como un gorila, y aún así es capaz de aportar el carisma suficiente a un villano que está a la altura y un destrozado Stallone, con dos hachas enormes, acaba resultado bastante creíble más allá del chiste inicial. A Hill no le interesa hacer cine sobre caricaturas, si no sobre humanos forzados a ser superhéroes en una situación inverosímil y que como tal lo pasan. Una Bala en la Cabeza es un thriller de formato clásico, pero con mucha herencia también del cine de asiático, del coreano y del hongkonés, su tratamiento de la violencia, y el lado oscuro de todos sus personajes está siempre presente, con una fuerza inusitada.

Afilando la punta, en busca de la resurrección de las buddie movies, con el también destacable trabajo del coreano Sung Kan, la química entre los dos protagonistas es palpable. Funciona a la perfección Stallone, que derrocha carisma, y está radicalmente divertido sin dejar nunca su aspecto de tipo serio, pero capaz de sentenciarte con una silaba saliendo de sus prietos labios. Y los chistes funcionan, abusan por completo de estereotipos raciales, pero lo hacen sin complejo, de manera divertida, recuperando toda la esencia de este cine, dónde al final, el reticente alumno, tiene que admirar al maestro. Una Bala En La Cabeza, es un gran thriller de acción, dónde se conjuntan Walter Hill y Sylvester Stallone para hacer mucho más que un simple divertimento con aroma nostálgico, si no un certero thriller de acción, ameno, entretenido y con momentos en los que el talento es palpable y en el que tenemos violencia por un tubo, para disfrutarla, para divertirnos, y para mostrarnos que no hay complejos en usarla en pantalla como es debido.

Título Original: Bullet to the Head Director: Walter Hill Guión: Alessandro Camon Música: Steve Mazzaro Fotografía: Lloyd Ahern II Interpetes: Sylvester Stallone, Jason Momoa, Christian Slater, Sarah Shahi, Adewale Akinnuoye-Agbaje, Sung Kang, Marcus Lyle Brown, Jon Seda Distribuidora: eOne Spain Fecha de Estreno: 22/03/2013