Hay veces que el ser humano es demasiado generoso al aplicar cierta terminología sobre algunos productos, que el termino se amplía a unos niveles que no sabemos muy bien dónde está la línea en la que parar. ¿Qué es cine? ¿Debemos llamar cine a cualquier producto audiovisual en el que se cuente una historia de ficción o debemos pedir que a los productos que se les aplica esta terminología tengan un mínimo de calidad cinematográfica? Y ya no es sólo el hecho de saber que termino aplicarles, si no, ¿cuál es su objetivo? ¿Qué busca el ser humano cuando se para a ver ciertos productos? No hace falta irse muy lejos para comprobar el éxito de estas películas, basta con poner la televisión en algunas cadenas de televisión los fines de semana por la tarde para verlas pobladas de thrillers insulsos, aburridos, estúpidos, en lo que lo más agradable de su visionado es jugar a desvelar los mil giros totalmente predecibles y de paso disfrutar con el demencial doblaje que tienen estas películas.

Puedo entender que en esas producciones se haga un desembolso de dinero, sirven para llenar horas de programación, la factura es demasiado cutre como para suponer un gran desembolso de dinero y aunque los resultados de audiencia dudo que sean brutales, a las cadenas que las producen supongo que les saldrán rentables. Lo que soy incapaz de entender es cuando estos productos dan el salto a la gran pantalla ¿Por qué? ¿Por qué se empeñan en llevar historias tan ridículas e innecesarias al cine? ¿Quién se quiere gastar dinero en ver una película así? Desconozco el presupuesto de Sin Rastro, los productores de este tipo de filmes procuran no dar unos datos que si los viéramos seguro que nos resultarían bastante irrisorios, apuesto a que Sin Rastro no bajo de los 15 millones de dólares, todo para que las únicas cosas que la diferencien de cualquier telefilm de sobremesa sea una factura ligeramente más profesional y un puñado de actores de segundo nivel pero cuyas caras sean reconocibles por la audiencia.

Si eres el tipo de persona que paga por ver un producto así me gustaría que me respondieras ¿Por qué? ¿Qué es lo que te atrae de ella? Sin Rastro nos cuenta la historia de una chica que fue secuestrada hace unos cuantos años, fue encerrada en un agujero del que consiguió escapar, el problema es que nadie la cree, ni siquiera la policía, todo resulta ser producto de su imaginación. Cuando llegue a su casa y vea que su hermana no está allí sabrá a ciencia cierta que el culpable es el mismo tipo que la secuestró, volvió a por ella, pero como no estaba se conformó con la hermana. La policía por supuesto no la creerá y creerá que la hermana está simplemente haciendo una escapada, por suerte hay un nuevo policía en la ciudad, bastante apuesto y misterioso que será el único que la crea.

El problema de Gone no es que de tantos giros ridículos que acabe pareciendo una peonza, ni siquiera en lo inverosímil y estúpido que son todas las situaciones que vemos, o unas conversaciones que consiguen sacarte más de una carcajada totalmente involuntaria, ni siquiera el hecho de que la película resulte incluso aburrida. Lo peor de una película como Sin Rastro es que te desvela toda la película a los 15 minutos, y por supuesto que juega a tratar de despistar al personal, y posiblemente ni siquiera sea consciente de lo evidente que resulta y espera que cuando se desvele todo el pastel se sorprenda, algo que por supuesto no sucede.

Pese a lo destructivo que pueda resultar mi comentario, y mi ineptitud a la hora de ver nada positivo en una cinta como ésta, invito a toda la gente que se sienta atraído por la película a que no me haga especial caso, que vaya a verla y luego me lo explique, me explique como un niño pequeño que le ha llevado a gastarse 8 euros (más el probable gasto de palomitas) en una película como ésta. Que me diga si la ha disfrutado y que es lo que ha sacado de ella, incluso si ha sido capaz de sorprenderle, porque yo soy incapaz de entender no ya al espectador que va a verla, si no al tipo que decide que sacar adelante películas como éstas es buena idea. ¿De verdad debemos llamarlos cine? ¿No va siendo hora de inventar un nuevo término?

Título Original: Gone Director: Heitor Dhalia Guión: Allison Burnett Fotografía: Michael Grady Música: David Buckley Interpretes: Amanda Seyfried, Daniel Sunjata, Jennifer Carpenter, Sebastian Stan, Wes Bentley, Nick Searcy, Socratis Otto, Emily Wickersham, Michael Paré Distribuidora: Aurum Fecha de Estreno: 03/08/2012