Tom Hanks - 1989 - No mataras... al vecino 01

Poco queda ya del Joe Dante que nos maravilló a todos allá por 1984 cuando se estrenó la que sería su mejor película, Gremlins. El paso de los años le ha sentado muy mal, prueba de ello son algunos de sus últimos trabajos, Pequeños guerreros o la infumable Looney Tunes: de nuevo en acción. Con Miedos algunos mantuvimos la esperanza y pensamos que aquel genio del terror ochentero, que se hizo grande con películas como Aullidos o En los límites de la realidad, estaba de vuelta. Falsa alarma, Joe Dante se ha ido y parece que no volverá. Afortunadamente No matarás… al vecino llegó en un momento en el que el director aún nos demostraba por qué recordábamos su nombre.

Esta película de terror cómico llegó a finales de los ochenta intentando aprovechar el tirón de Dante y la juventud de un Tom Hanks que aspiraba a lo más alto. Tom venía de deslumbrar en Big y de trabajar con Brian de Palma en La hoguera de las vanidades y Joe estaba apunto de embarcarse en la secuela de Gremlins, el proyecto llegó en el momento justo, cuando este tipo de cine encantaba en Hollywood.

No matarás… al vecino cuenta la historia de cómo a un típico vecindario norteamericano de los suburbios llegan unos vecinos nuevos a instalarse al lado de la casa de Ray Peterson (Tom Hanks). Pero estos nuevos residentes son realmente extraños: nadie los ha visto y por la noche se pueden escuchar extraños sonidos provenientes del sótano. Lo único que conocen es su apellido: los Klopeks. Un día Walter, un anciano del vecindario, desaparece y todos comienzan a sospechar de ellos. Ray y sus amigos comenzarán una investigación cuanto menos, particular.

no-mataras-al-vecino12

Dante creó una simpática comedia ideal para pasar un rato agradable. Hay escenas verdaderamente desternillantes y es que el trío protagónico liderado por Tom Hanks y completado por Rick Ducommun y Bruce Dern hace las delicias del público. No matarás… al vecino es ese tipo de película que sin ser excesivamente original ni atrayente consigue crear un vinculo familiar entre ella y el espectador, que la convierte en algo irresistible. Quizá la historia peque de previsible pero el director supo dar ese toque siniestro y cómico a un filme que en otras manos podría haber sido totalmente intrascendental. Al final del filme deseas que la locura de esa comunidad de vecinos traspase la pantalla y se haga realidad. Una escena tan sencilla como llamar a la puerta de la tenebrosa casa de los nuevos vecinos se convierte en un espectáculo plagado de torpezas y carcajadas, y así continuamente, No matarás… al vecino tiene la virtud de transformar la simpleza en diversión.

No brilla ni por los aspectos técnicos ni por la particularidad de su guión pero lo cierto es que esta comedia de terror logra con creces distraer y complacer a todo el que la vea. Magnífico Tom Hanks que se echa la película a la espalda y sale victorioso de uno de los muchos desafíos que su posterior carrera le puso de por medio. Buenas interpretaciones acordes a una película cuanto menos, cautivadora.