actriz de reparto

Si la categoría a Mejor Actriz este año no ha quedado exenta de importancia, la de Mejor Actriz Secundaria no iba a ser menos. Este año la categoría presenta al menos 3 datos muy curiosos, el primero: en la 89 Edición de los Oscars ha coincidido que las 5 actrices nominadas en la categoría de reparto están nominadas por películas que también están presentes en la categoría reina, la de Mejor Película.

El segundo dato curioso es que no sabemos si con la intención de dejar atrás la polémica de los Oscar So White del año pasado o porque realmente se ha dado así, la Academia ha decidido escoger a 5 actrices de reparto entre las que se encuentran 3 de origen afroamericano y 2 norteamericanas. Un dato histórico, que cuanto menos llama la atención de todos aquellos que hasta hace nada tildaban a los Oscars de racistas (chínchate Jada Pinkett-Smith).  Y en tercer lugar, el  último dato que también ha estado dando de que hablar en la categoría ha sido la evidente estrategia de Universal Pictures de colocar a Viola Davis por Fences a competir en la categoría de reparto, cuando es más que evidente que su papel pertenece al quinteto de protagonistas.  Un claro ejemplo de jugada de “asegurarnos el premio”, algo de lo que os puede dar una clase magistral el estudio después de colarnos el año pasado a Alicia Vikander como secundaria, categoría en la que ganó y que todos sabemos (incluso ella) que no era merecido ya que jugaba con la clara ventaja de ser otra protagonista fuera de su real categoría.

Dicho esto vamos a pasar a comentar a cada una de las cinco nominadas y a sopesar sus posibilidades reales de cara a la ceremonia de mañana.

davis

La todoterreno Viola Davis ya lo dejó claro hace años con su primera nominación por La Duda (2008), “vengo para quedarme y quiero un Oscar”. Desde entonces no ha parado de trabajar, consiguió su segunda nominación, esta como protagonista por Criadas y Señoras (2011), ha ganado el SAG , el Globo de Oro y el Emmy tanto por su trabajo en cine como por la serie de la que es absoluta protagonista Cómo Defender a un Asesino,  que la ha convertido en una estrella mundial.

Este año es su año, lo ha ganado prácticamente todo gracias a la inteligente estrategia de su estudio de hacerla competir en una categoría en la que tiene la clara ventaja de salir más que todas y tener más momentos que todas básicamente porque es protagonista y no secundaria.  Su papel es el de una abnegada esposa de los años ’50 que hace todo lo que tiene que hacer (y más) para hacer feliz al hombre al que está casada, un ex jugador de béisbol frustrado con el mundo.

Este papel es un papel muy ligado a ella que conoce perfectamente, después de haberlo interpretado años atrás en Broadway, en una obra que le valió el honor de ganar el premio Tony. Razón por la que si consigue alzarse con el Oscar mañana, se convertirá en una de las prestigiosas pocas actrices en engrosar la escueta lista de ganadoras de la triple corona de la interpretación: Oscar, Tony y Emmy.

Más allá de cualquier reconocimiento, su interpretación es tan perfecta y desgarradora como cabe esperar de esta actriz que ha nacido para el bello oficio de la interpretación.

Naomie Harris por Moonlight

harris

La actriz británica ha sabido hacer lo necesario para llegar hoy en día a ser la actriz respetada que es. Supo aprovechar el barco de Los Piratas del Caribe para formar parte de una franquicia revienta taquillas y hacerse popular, motivo por el que aceptó ser mujer florero como la nueva Mony Penny en la saga de 007 y ahora que la gente sabe quién es realiza su primera memorable interpretación en una de las mejores y más bellas películas de este año.

Su personaje en Moonlight es sobre el papel un personaje de Oscar. Interpreta a la alcohólica y drogadicta madre del protagonista a lo largo de tres periodos de tiempo diferentes, otorgando a cada época un matiz diferente como resultado lógico del paso del tiempo y de la evolución del personaje. Un trabajo muy bien construido, que la permite brillar en más de una ocasión en una cinta que es realmente una obra de arte.

Nicole Kidman por Lion

lion2

A Nicole Kidman nadie le regalado nunca nada, más bien al contrario. Más de una década ha pasado ya desde que iluminase al mundo como Virginia Woolf en una interpretación pluscuamperfecta que le valió su primer y único Oscar hasta el momento. Por medio han pasado trabajos increíbles en cintas que por una razón u otra nunca llegaban hasta la terna de nominadas, con la única de excepción de su desgarradora interpretación en Rabbit Hole (2010) que hizo que el mundo recordase que más allá de algún que otro innecesario retoque de estética, ella era y es una de las mejores y más bellas actrices del mundo. Algo que a día de hoy demuestra incesantemente arriesgando en películas independientes y aprendiendo de trabajar con directores de autor que le dan la posibilidad de hacer cosas tan bonitas como lo que hace en Lion.

Su papel como la madre adoptiva del joven protagonista de Lion, nos ha robado el corazón por completo. Ella es la luz y la bondad personificada en una cinta que habla sobre lo inmensa que es la capacidad de amar de algunos extraordinarios seres humanos. Sus posibilidades de cara a ganar su segunda estatuilla lamentablemente no son nada reales, ya que hace mucho tiempo por diferentes motivos, esta categoría ya tenia una clara ganadora. Pero merece la pena recordar a nuestros lectores que su papel en Lion da lugar a el mejor monólogo de las actrices nominadas este año tanto a protagonistas como a secundarias. Su momento cuando le explica a Dev Patel las verdaderas razones de su adopción, son con poco uno de los momentos más bellos y lacrimógenos de toda la carrera de este año.

Octavia Spencer por Figuras Ocultas

octavia-spencer-hf-4958

Otra singularidad que encierra esta categoría pertenece a Octavia Spencer, que es la única actriz de color que tras ganar el Oscar en esta misma categoría por Criadas y Señoras (2011), ha vuelta a ser nominada. Algo que no había ocurrido nunca en la historia de la Academia.

En Figuras Ocultas interpreta un papel real, basado en una de las tres mujeres que estuvieron detrás de la carrera espacial que llevo a la NASA a poder hacer viajar al hombre hasta la Luna y regresar sano y salvo. El papel de la matemática Dorothy Vaughan, es un papel poco vistoso y muy contenido pero con mucho carisma. Es con mucha diferencia la componente del quinteto con menos opciones de alzarse con la estatuilla, ya que como ha ocurrido en otros ejemplos, la nominación aquí ejerce como un reconocimiento más que suficiente.

Michelle Williams por Manchester frente al mar

manchester_by_the_sea_Enfilme_4794v

Justo antes de que la decisión de mandar a Viola Davis a competir como protagonista fuese oficial, si había una clara favorita a ganar en esta categoría ella era Michel Williams.

La preciosa actriz que en su día debutó como la sensual Jen Lindley en aquella maravilla de serie adolescente Dawson Crece, ha ido trabajando más bien poco y escogiendo siempre sus papeles de una forma exquisita, decisión acertada que la ha llevado a estar en la terna de nominadas hasta en 4 ocasiones.

Ha sido la  frágil mujer de un cowboy homosexual, una luchadora madre y esposa de Ryan Gosling en Blue Valantine (2010), y hasta la más mítica rubia del cine Marilyn Monroe, lo ha sido todo y aún así no deja de sorprendernos. Su precisión para abordar el papel por el que está nominada en Manchester frente al mar, literalmente te rompe el corazón en una durísima secuencia que no podréis olvidar en mucho tiempo. Es la secundaria perfecta por definición propia, sabe estar en la película cuando le corresponde y cuando aparece solo tienes ojos para ella.

Michelle Williams aborda uno de los roles más duros y complicados que una mujer pueda interpretar en cine, el de alguien que pierde a sus tres hijos en un accidente doméstico, y su entereza en la construcción del personaje es admirable y desgarradora. Ella junto a Nicole Kidman son las verdaderas ganadoras morales de esta categoría, no se llevarán el Oscar pero se han llevado algo más valioso: los corazones de todos los que hemos visto sus películas.

Ganará: Viola Davis.

Debería ganar: Nicole Kidman o Michelle Williams.

Debería estar nominada: Janelle Monáe por “Figuras Ocultas”.