ARMS AND THE DUDES

No hay quizá suficientes palabras para expresar el estupor  que provoca que Todd Phillips (director de la sobrevalorada trilogía de Resacón en Las Vegas, la simpática Salidos de Cuentas, la más que deleznable Viaje de Pirados y esa cosa que nadie, repito nadie quiere recordar llamada Starsky & Hutch), se haya adentrado en un terreno tan serio y controvertido como es el negocio de la industria armamentística en E.E.U.U, a partir de un hecho real publicado en  un artículo de la prestigiosa revista Rolling Stones, y que sorprendentemente ha dado como resultado una buen película.

Si empezamos por asumir (sin que nos moleste) que su director intenta a toda costa conseguir la solemnidad y maestría de Scorsese (sin acercarse en ningún momento) entonces podemos decir acertadamente que estamos ante un film muy entretenido, inteligente y con momentos realmente perspicaces que retratan con tremenda fidelidad a una generación ávida de escrúpulos que solo tiene una misión clara  en la vida: ganar pasta, mucha pasta. Y es que Todd Phillips es ahí donde logra uno de sus mayores aciertos en el film,  en retratar a la perfección a unos jóvenes amigos interpretados por un acertadísimo Jonah Hill, como el instigador de todo el cotarro, y un estupendo Milles Teller, como el narrador y sufridor del relato , en una muy bien escogida primera persona.

WAR DOGS

Phillips hace un notable esfuerzo por narrar una historia adulta y llena de reveces morales, sin perder en ningún momento esa frescura e ironía tan característica de algunos de sus mejores trabajos, (Salidos de Cuentas), que aquí se dejan ver dentro de un guión, quizá algo innecesariamente alargado, pero (todo hay que decirlo) muy bien narrado, que encuentra en su título original War Dogs (Perros de Guerra) el perfecto título para definir todo lo que se cuenta en la cinta.

Por otro lado la cinta hace una reflexión interna sobre como el cine sirve de instrumento  cultural, que influye en las nuevas generaciones como contundente relevo o sustitutivo de la Historia y  de una necesaria educación moral. Logrando un certero y sobrecogedor ejemplo de que el cine, como arte imita a la vida, para posteriormente ser imitado a imagen y semejanza por unos jóvenes que ven en el scarface de El Precio del Poder de Brian de Palma, a su modelo a seguir. Algo que refleja  la motivación de unos personajes, que resume ejemplarmente una de las mejores citas del film “yo también odio a Bush, pero esto no es una cuestión de ser pro-guerra, es cuestión de ser pro-pasta”, un manifiesto que deja claro que por encima de cualquier interés político o moral, está el dinero, aunque eso te acabe arrastrando a hacer cosas que más tarde o más temprano acabaran por pasarte una justa factura.

aatd-fp-032

Juego de armas juega a plantear muy bien sus reflexiones morales a la par que ejecuta un humor sórdido que analiza y caricaturiza algunos de los temas más importantes de la vida de una clásica familia americana, como la lealtad, la amistad o la sinceridad. Elementos muy a tener en cuenta si consideramos que por encima de todo la película no deja de ser una comedia que por irreal y disparatado que parezca, es un rocambolesco hecho real.

El resto del reparto lo completan la cubana de origen español y chica de moda del momento Ana de Armas, que interpreta a la abnegada y moralmente superior esposa de David (Milles Teller), y un Bradley Cooper, que además de ejercer como co-productor del film, se reserva un papel muy destacado, que es sin duda uno de los principales atractivos y reclamos una película a la que no le faltan elementos para justificar su visionado.

Crítica escrita por Adrián Pulido

3_estrellas

 

Ficha técnica:

Título original: War Dogs Director: Todd Phillips Guión: Todd Phillips, Jason Smilovic Música: Cliff Martinez Fotografía: Lawrence Sher Reparto: Miles Teller, Jonah Hill, Ana de Armas, Bradley Cooper, Jeff Pierre, Shaun Toub,Barry Livingston, Brenda Koo, JB Blanc Distribuidora: Warner Bros. Pictures Fecha de estreno:  26/08/2016