weone_foto_galeria_9373full-em1zP4Fdgh38zXOM

La meca hollywoodiense debe estar preocupada ante los irregulares, o directamente nefastos, resultados en taquilla de la mayoría de secuelas que han visto la luz este año. Se está hablando mucho del tema, analizando si el público se ha cansado de segundas, terceras y consecutivas partes, o tiene más que ver con la propia calidad del producto ofrecido, constituyendo continuaciones que no aportan demasiado a la entrega primogénita. La falta de ideas en el cine comercial está llevando a los grandes estudios a apostar por lo que ellos creen que es lo seguro, es decir, lo que el público ya conoce. Esta estrategia, que empieza a dar sus signos de agotamiento, nos está dejando anuncios realmente cómicos en modo de segundas partes de películas no especialmente recordadas y que hacen preguntarse a uno si de verdad se encuentra en una situación tan paupérrima la industria cinematográfica estadounidense como para tener que acudir a algo así. En cualquier caso, una de esas secuelas que hacen a uno encogerse de hombros es Ahora me ves 2, el regreso de los maestros del as en la manga.

Ahora me ves, la primera, suponía un pasatiempo agradable y competente que recordaba, por el grupo de personajes y por su carácter de espectáculo, a una especie de Vengadores con magos. Nada realmente memorable en su conjunto, y el final acababa revelando un truco tan inverosímil como barato, pero aun así resultó una película curiosa, salida de la nada y con un fuerte atractivo gracias a su poblado reparto lleno de caras conocidas. Tres años después nos llega su secuela con el objetivo de mantener el espíritu de la original que convenció a tanta gente y, claro, potenciarlo, inyectándole nuevos personajes y buscando trucos que sorprendan al público. Existe ya de primeras un contratiempo inherente en este tipo de películas, las que tienen el foco en los trucos de magia, y es la problemática de estar viendo dichos trucos en la pantalla, barrera que nos aleja de cualquier sorpresa factible. Las personas que, dentro del filme, son espectadores de dichos espectáculos aplauden y se llevan las manos a la cabeza ante lo imposible, mientras nosotros, en la butaca, cruzamos los brazos. Algo que no sería especialmente reprobable si a posteriori dieran explicación a los trucos, pero solo lo cumplen a medias: de algunos dan la solución, mientras que sobre otros (un personaje que cae de espaldas al suelo encharcado y desaparece, por ejemplo) miran hacia otro lado, esperando para que seamos cómplices y no le demos demasiadas vueltas. Al final lo que consiguen es la sensación de estar viendo más una película de superhéroes, de gente que realmente tiene poderes y no una habilidad endemoniada.

weone_foto_galeria_9365full-0A1OKLvwwxx3a3ge

Más allá de ese conflicto, Ahora me ves 2 funciona peor que la original en absolutamente todo. Bajo un inicio prometedor y una secuencia, muy Ocean’s Eleven, que promete aprovechar los diferentes personajes con gracia y dinamismo, la película se va desinflando paulatinamente hasta que no tienes nada a lo que agarrarte. Situar parte de la historia en Macao, “Las Vegas de China”, parece una decisión tomada por razones extra-cinematográficas, dando un paso más en la relación (económica) entre Estados Unidos y China, porque en la propia película no aporta absolutamente nada; es más, solo hay dos personajes asiáticos, apenas salen en un par de escenas y cuentan con una profundidad nula. Tampoco es que el resto estén especialmente trabajados, la verdad: los que ya conocimos en la primera apenas avanzan, y las nuevas incorporaciones, desde el personaje de Lizzy Caplan hasta el de Daniel Radcliffe, no son especialmente memorables. Ni siquiera las interpretaciones de un reparto con muchas tablas consigue levantar el conjunto: Mark Ruffalo parece intentarlo, y tanto Jesse Eisenberg como Dave Franco transmiten el buen rato que aparentan estar pasando, pero más allá nos encontramos mayormente con actores en piloto automático, como Morgan Freeman, Michael Caine o Woody Harrelson.

La sensación final es de un entretenimiento vacío y efectista que no solo no aprovecha las virtudes que ya traía en la maleta gracias a la anterior entrega, sino que las empeora, convirtiendo a Ahora me ves 2 es una secuela mucho peor y totalmente innecesaria. Un truco que les ha salido mal, en definitiva. Y no solo eso: lo van a volver a intentar con una tercera incursión que, esperemos, sepa jugar sus cartas.

2_estrellas

Ficha técnica:

Título original: Now you see me 2 Director: Jon Chu Guión: Ed Solomon, Pete Chiarelli Música: Brian Tyler Fotografía: Peter Deming Reparto: Mark Ruffalo, Woody Harrelson, Jesse Eisenberg, Dave Franco, Morgan Freeman,Michael Caine, Daniel Radcliffe, Lizzy Caplan, Jay Chou Distribuidora: eOne Films Fecha de estreno:  22/07/2016